"Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor"
Gabriel García Márquez

jueves, 17 de julio de 2008

fuera de tiempo

Todos los días a la misma hora, el tedioso ruido del rodaje de acero, me perforaba los oídos. Esa noche no había sido igual. La música sacaba ventaja, un clásico sonando, los acordes se dibujaban como un pentagrama de colores. Primer vagón, segundo asiento y el viaje más largo en cuatro estaciones. Desapareció el impacto visual y la oscuridad abrió camino a un túnel de pensamientos, sueños suspendidos. Hasta que la presencia de ese ser, invadió el espacio de luz. Se detuvo la marcha, vi por primera vez pasar la vida en cinematografía. Al llegar algo de golpe me despertó, todos los sonidos volvieron a la normalidad de la noche. No fue cualquier noche. Como bien dije al comenzar. Cuando abrí mi mano, encontré una pluma, el mensaje ya había sido predestinado.

Afuera de todo tiempo, un cielo estrellado.

martes, 3 de junio de 2008

miedo

Es recurrente en estos últimos días
y camina por mi sangre
como veneno divino.


martes, 13 de mayo de 2008

cambiar la mirada

…así de simple, parece. Pero no lo es. Fueron varios años para salir de la situación. Cuando la herida esta abierta, es difícil mirar, para ubicarse en algún lugar. Se camina por la cuerda floja, tratando de mantener un equilibrio que no es tal. Aunque una vez transitado. La libertad es un desahogo, solamente un desahogo. Ahí se divide el panorama. Dos secuencias. El primer paso esta dado, después vendrá el que nos salvara. Hay que correrse del centro, donde se ha quedado instalado, para comenzar a cambiar la mirada…



viernes, 11 de abril de 2008

barrilete

Las tardes de invierno se prestan para salir a la plaza, caminar bajo ese sol que intenta con mucha ternura, calentar el aire para que no lo dejes solo vagando por la ciudad. Habíamos estado dedicados a armar el barrilete, los colores elegidos fueron, el blanco, azul, amarillo y rojo. Una gran cuota de ansiedad por verlo elevar. Nos fuimos en silencio, imaginándolo, pensando en historias e ilusiones nos despierta, la magia de verlo llegar a lo más alto que pueda del cielo. Escribimos unas palabras en el: paz, amor, libertad. Cuando logramos remontarlo, nos miramos con esas sonrisas que brotan, anchas, imposibles de disimular. El soñando su mundo de fantasía y yo deseando que esos sueños ninguna tormenta los baje. Nada como imaginar el alma en vuelo.


domingo, 9 de marzo de 2008

la balada

Estaba en el centro de la balacera, cuando giro en si mismo, por el reflejo del espejo, vio un amplio panorama, a donde se encontraba, pudo saltar con amplia rapidez…y, despejar…la sangrienta balada que iba matando, uno a uno de los viajantes. Se bajo en el destiempo, sin vacilar. Se prometió, no volver. Siguiendo los acordes de su guitarra. Decidí acompañarlo, empuñando bien al centro.

sábado, 9 de febrero de 2008

el cuadro

No puedo precisar cuando pase el margen de la vigilia, un sueño repentino se apodero, la imagen parecía real. Fue como abrir la puerta a otro mundo, ¡Una sensación de hechizo! se apodero y me llevo en línea recta hacia él. Todo se disipaba a mí alrededor. Me envolvió un misterioso deseo de entrar, cuadro maldito o divino, no logre entender. El, sentado con su mano posado en la rodilla, ojos penetrantes, sentí fuerte el impacto, desee saber que estaba observando, por momentos era su mano, cambiaba bruscamente. Sentí temor, al mismo tiempo me invadía la intriga, callado, decía tantas cosas, que no logre descifrar. ¿Me habrá atrapado? Era un juego de colores, luces y perspectivas, quien sabe. Tome aliento e intente escapar, la imagen quedo registrada en lo mas profundo de mi memoria, a veces siento que me persigue, al girar, solo siento un suspirar. Solo quede mirando mi mano, solo recuerdo, colocar el cuadro en su lugar.