"Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor"
Gabriel García Márquez

viernes, 11 de abril de 2008

barrilete

Las tardes de invierno se prestan para salir a la plaza, caminar bajo ese sol que intenta con mucha ternura, calentar el aire para que no lo dejes solo vagando por la ciudad. Habíamos estado dedicados a armar el barrilete, los colores elegidos fueron, el blanco, azul, amarillo y rojo. Una gran cuota de ansiedad por verlo elevar. Nos fuimos en silencio, imaginándolo, pensando en historias e ilusiones nos despierta, la magia de verlo llegar a lo más alto que pueda del cielo. Escribimos unas palabras en el: paz, amor, libertad. Cuando logramos remontarlo, nos miramos con esas sonrisas que brotan, anchas, imposibles de disimular. El soñando su mundo de fantasía y yo deseando que esos sueños ninguna tormenta los baje. Nada como imaginar el alma en vuelo.


No hay comentarios: