"Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor"
Gabriel García Márquez

sábado, 23 de enero de 2010

endulza mis oidos

Voz que sonríe bienvenidas.
Exordio momentáneo
que acaricia el ánimo.
Blandura, suavidad.
Me espero, mientras te espero.
Señal cómplice que desprende
los deseos de noches encantadas.
Fragancias de jazmín
al amanecer en tus brazos.
Me despierto en el jardín
de tus besos.
En el punto exacto
que nos alegra y completa.
Endulza mis oídos
para que el reloj no deje de latir.


No hay comentarios: