"Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor"
Gabriel García Márquez

lunes, 26 de diciembre de 2011

cruzar

Simona llego con el ultimo suspiro al bar de las causas perdidas. La pesadez del calor de aquella noche le ahogaba. Se sentó tratando de recuperar el cuerpo. Unos cuantos minutos le bastaron para llamar a Laura y pedirle un vaso de agua fresca. El bar era un desierto y era normal en una noche así, que nadie lo frecuentara. Laura se sentó junto a la mesa, mientras Simona bebía casi sin respirar. Una vez que soltó el vaso la miro. Laura le pregunto si se encontraba bien. Simona se echo a llorar y reír al mismo tiempo. Y como pudo le contesto: "creo que si". Si bien no eran amigas, ambas de alguna manera entre desayunos se contaban su vida, con la complicidad de preservar las confesiones.

Esta era otra de esas ocasiones, todo el ambiente era propicio para develar el misterio que revelaban sus ojos. Simona tomo su bolso, le entrego a Laura un sobre. Un manuscrito que había guardado un largo tiempo, celosamente, había estado escondido en el cajón de su escritorio y emanaba un aroma dulce a Jazmín, que se encontraba junto al papel, disecado por el tiempo.

Laura se echo a llorar y reír al mismo tiempo después de leerlo. En ese momento fue Simona quien le acerco un vaso de agua fresca.
Se hizo un silencio, respetuoso, dando paso a que la emoción se acomode.

Laura, respiro profundamente y le dijo: "has tenido el valor de dejar todo atrás, hasta los viejos resentimientos, en este peregrinar, si aceptas, como guía todo aquello que te proporciona el camino, confrontar, perdonar tu propia realidad, nada te será negado"

Simona, la miraba y escuchaba atentamente, Laura había comprendido el mapa del manuscrito.
Mientras el silencio dio paso a la música de fondo.

Se miraron y al unisono se dijeron: " listas para vadear".

"feliz  2012".

domingo, 25 de diciembre de 2011

la niña y el árbol

El era un árbol de verdad, vivía en el jardín que estaba delante de la casa. En la casa donde vivía una pequeña niña. Cuando ella se acerca, lo veía muy alto. Tan alto que imaginaba que sus ramas jugaban con las nubes. No tenia fin, pero si el mejor de los principios. Cada año era adornado por enormes bolas rojas, y al acercarse la noche, lucia de fiesta, brillaba con una delicada majestuosidad, y alguna estrella del cielo, se posaba en lo mas alto de su copa. En las Noches Buenas, el era el guardián, de todos los paquetes de diversos tamaños que se encontraban en su base, esperando ser abiertos. A la hora indicada, cuando sonaban las campanas del reloj, anunciando las doce. Ella sentía que comenzaba el mejor cuento de Navidad, en ese instante, con la magia que se producía al romper el papel que envolvía su regalo.

jueves, 22 de diciembre de 2011

lágrima

El azar le había llevado por el camino
de su memoria y esa manera de olvido
que se adelanta sin pedir permiso.
Tiempo atrás las lágrimas
dejaron de rodar por sus mejillas
marcando la diferencia del silencio.
Sin embargo una intrépida
se soltó deslizándose atrevida
hasta ser atrapada por sus dedos.
Era una oruga sedosa
transformándose
a favor del desatino.
Desplegó unos tenues colores
bailoteo en su mano sostenida
salvaguardando la emoción.
Eran unos versos tristes
convirtiéndose en cuento
quedando a merced de un beso.

martes, 13 de diciembre de 2011

con mi amado hijo caminamos un tango

video
( Tango: "Una Vez" Letra: "Cátulo Castillo" Música: Osvaldo Pugliese")


Cecy camina un tango con su hijo y el resto sueña

Simona camina un tango.
Se enreda el pentagrama en sus pies,
los ruidos de la cotidianidad se intuyen
los pies se alzan sobre el bandoneón
los acentos traicionan las palabras
ya no eres tú
ahora sos vos
ya no sientes
ahora sentís
ya no bebes café
ahora bebés mate.
Siempre sos el mismo bolero, tango.
Siempre sos la misma vos, nostalgia
siempre sobrevivís a todo, vida.
Eres...sos...somos...no más...
bailamos.

Poema de "Eduardo Fonseca Muñoz"


Infinitas gracias  Edu :)

domingo, 11 de diciembre de 2011

lluvia de madrugada

"Cuando siento una necesidad de religión, salgo de noche a pintar las estrellas"
(Vicent Van Gogh)

Espeluzno creciente
guiado por un presentimiento
en cielo abierto.

Nada es imposible
en el verbo que no pronunciare
que no pueda curar.

Caudal de sueños
en lluvia de estrellas
desvelando la madrugada.

Voy a ceder en cada color
en cada rato de razón
entre los pliegues de tu corazón.

Mientras tanto
cuido esos pequeños detalles
que me anuncian.

Conjuro la noche del amanecer
todo en este mundo ido
será propicio para conciliar.

viernes, 9 de diciembre de 2011

des-nuda la noche

"Cuando conozca tu alma, pintare tus ojos"
Amadeo Modigliani

El imaginario
pincel de los deseos
va dibujando
la desnudez de la luna.
Se desprende un reflejo de luz
que conjura la medianoche.
Mis ojos detenidos
se van perdiendo
en la profundidad del horizonte
que me hechiza el alma.

martes, 6 de diciembre de 2011

zimba, el teclado y yo...

Me desperté temprano, esta mañana de martes. Un silencio con ecos se apodera de la alcoba. Me senté frente al ordenador...me quede un rato, así, sin mediar palabras con el teclado, el mouse revisa algunas paginas, el correo y algunas actualizaciones. Zimba esta echado en la mesa delante de la pantalla. -¡Como te explico que esa posición me hace incomodo el lugar, de mis ganas de escribir!- Pienso...mientras lo acaricio. Se advierte muy tranquilo el despertar en la ciudad, un céfiro apacible juega enredado en la cortina de la ventana, el ruido de algún auto se deja escuchar a lo lejos, y; ese pájaro que canta hace el decorado. No se cual es la medida del tiempo. Sigo en la misma actitud, sentada frente al ordenador, sin mediar palabras con el teclado... Reviso las primeras paginas del libro que comenzare a leer "Sauce viejo, mujer dormida", vuelvo a mirar a Zimba, le doy un beso y le suelto:"esa postura me hace incomodo el lugar, entre mis ganas de escribir"...me mira, estira su cuerpo, baja delicadamente hacia mi regazo. Me sonrío...Comprendo que el puede cambiar de postura, pero siempre cerca de mi. Y yo, tendré que aprender a relacionarme con mis ganas de escribir...

sábado, 3 de diciembre de 2011

introspección en clave de olvido

Cuando Simona sueña, el cielo de su cuarto se convierte en un gran paisaje, quien sabe que duende le apercibe de la música e imágenes. Con el cuerpo firme y los brazos extendidos se vio en la parte plana de la montaña, un viento le soplaba el cuerpo, mientras su vestido bailaba al compás. Un respiro profundo le impulso de un salto a volar, el blanco resplandecía de cualquier lugar en perspectiva. En ese vuelo pudo observar, cuantas cosas había reservado su cerebro y que sentimiento despertaba su corazón al nombrarlas, tenia la necesidad de andar libre de pensamiento, se despidió de muchos, guardando solo su resplandor, las soltó al aire deseando que regresen a su lugar de origen, y que su aroma multiplique ese momento en dulce canción, así,  mientras planeaba entre montañas, ríos y mares… Con el soplido de un despertar, abrió los ojos...otra vez en su cama…unos pasos le sirvieron para mojarse la cara, abrir la ventana y sentir la vida renovada.

lunes, 28 de noviembre de 2011

el tango y la vida

Con cariño se lo dedico a Eduardo

entrelazados se miran
ella ocupa el lugar
que el le va cediendo
ella siempre va hacia atrás
el siempre va hacia adelante
ella dibuja una figura sutil
el marca el movimiento

así bailan

el siempre deja que se luzca
ella sabe que el la espera
y en este dos por cuatro
con barridas de algunas lágrimas
y alguna sacadilla a la ilusión
van sincronizando la energía
para que el la sostenga
sin tomarla.
ella
 con una sonrisa 
le roba unos pasos adelante
haciendo un pivot

así se acompañan

disfrutando 
porque es un baile 
tan único como nuestra vida.





Pivot.: la mujer junta las piernas y con el peso en una de ellas hace un giro en distintos grados, depende de la figura que desee hacer, medio ocho adelante o atrás, etc.

sábado, 26 de noviembre de 2011

cuando escribo


me siento aire que atrapa el calor
como remolino busco el fuego
su esplendor me hipnotiza
y me gusta desafiarlo.

me siento aire en aguas masas
como maremoto me agito inquieta
hasta seducirlas de tal manera
que me regalan las olas mas bellas.

me siento aire en la tierra
como terremoto sacudo con fuerza
en mi propio núcleo busco
sacar desde la raíz las palabras.

me siento
aire, fuego, agua, tierra
y mi cielo es un destello apasionado
cuando escribo desde mi lado visceral.


(Virus - superficies de placer)

viernes, 25 de noviembre de 2011

Simona...anda feliz

Eduard Hopper

Simona y el poeta que la acompaña están desayunando el blog: "A mi manera"
Con la preciosa voz de Beatriz Salas y la música que a elegido bellamente Ruth.


¡¡¡Estoy felizmente agradecida!!!

lunes, 21 de noviembre de 2011

Un cuento para seguir soñando...


Eduardo Fonseca Muñoz
desde su maravilloso blog: Segunda Vocal
me ha contado Un cuento chino



¡Gracias! de corazón :)

domingo, 20 de noviembre de 2011

había una vez...


Ella tomo el llamador de ángeles, dulcemente se lo coloco en su cuello. Con el primer paso, comenzó a tintinear, y al traspasar la puerta de entrada, algo cambio...Camino por las calles azules, de su cuento dormido. A los arboles blancos, le obsequio una semilla fluorescente...la luna, fiel compañera, la guió mientras cantaba baladas de amor, bailo alegremente para los corazones, lloro todas las lágrimas de sueños imposibles. Un nuevo aroma a lluvia de la noche, la cubrió cual manto azul y en ese instante comprendió, que había llegado al otro lado del paisaje...Se despidió sin mirar atrás... cada tanto... mágicamente cuando sale el sol, se escucha a lo lejos el tintinear de su sonrisa...


sábado, 19 de noviembre de 2011

retozón

Cuando escucho las teclas del piano
siento arracimarse los sentimientos
enmarcado en el recuerdo
en la fotografía sepia donde veo a mamá.
Y en las noche huérfanas de estrellas
quiero dejar intacto el pasado.
Sin juzgarlo, sin desconfiarlo.
Es un libro abierto de aprendizajes.
Agradezco el agridulce momento
que se ha detenido un instante.
El sueño retorna cuento
se pasea por los recovecos, así
todo lo puedo oler.
Y en un chasquido de dedos
el río me vuelve a besar los pies
por donde navegan vocablos despiertos.
Dejare intacto el recuerdo
sabiendo que no fue en vano
en este presente sagaz
esperarte cada vez…

sábado, 12 de noviembre de 2011

y te pienso...

Escribo…escribo…tomo agua, miro por la ventana, se hace de noche, vuelvo a mirar…me detengo en la luna, te pienso…busco alguna fruta en la heladera, vuelvo a mirar por la ventana…la luna sigue allí…respiro,  la miro, acaricio a Zimba y te pienso. Salgo a caminar, a veces sola, a veces con mi amigo del alma, que me escucha…y yo le hablo, y le hablo, y el me mira, me escucha, me escucha. Me acompañan mis personajes y te pienso… ¿Y porque te pienso?... Paro en la vidrieras, miro carteras y zapatos, a mi amigo le parecen ridículos los de color naranja, yo le digo que me encantan. Me detiene el cielo rasó de algún edificio, y miro su arquitectura, me gusta, y mi amigo mira, y conversamos, caminamos, el me cuida, me comprende y sino, lo intenta o porque me quiere, asiente... Me da su punto de vista y a veces me enoja, pero es mi amigo, y acepto, lo escucho para entender, y me pregunto porque no me enamore de el, y encuentro la respuesta enseguida…es mi amigo tan simple como eso, y hace quince años que somos amigos… y volvemos al punto de siempre, del arte, el es músico, yo lo adoro…el me enseña de Jazz, y me habla de tantos artistas, que yo solo voy reteniendo algunos nombres, pero me deleita escucharlo…y le hablo de mis personajes…y…te pienso…y le cuento que te pienso, y le pregunto si estoy loca, el se ríe, me hace un chiste…y me dice que todos tenemos un poco de loco, el de músico y yo de poeta…y me río, a carcajadas, y le digo que me quiere, eso…y el me mira y me dice, además… y caminamos, y miramos libros por la calle corriente, perdemos horas ahí, cada cual en una punta…y me pierdo en mis pensamientos, y miro todos los libros que me quiero comprar, y mis personajes, y me río…y te pienso. Nos tomamos un café en algún bar…y me acompaña hasta la puerta de casa… Y así otros días, miro por la ventana…Salgo a caminar, me meto en un cine, y escribo, escribo…y te pienso…y me sorprende una lluvia de primavera en medio de la calle y…y te pienso… ¿de que sabor serán tus besos?

miércoles, 9 de noviembre de 2011

inicio

Inició este viaje
¡Aprópiate!
de mi voluntad
¡Muéstrame! 
cada noche una estrella distinta
¡Suéltate!
No quiero preámbulos
Solo el más excitado espacio
entre tu mirada y la mía
¡Calla!
mi voz con tus besos
Que me posea tu lado presente
(todo)
todo se sostiene
en ese punto del día
mientras una brisa
¡palpita! 
nuestros nombres...

domingo, 6 de noviembre de 2011

un nuevo desayuno

Los que conocen a Simona, saben, que le gusta desayunar al menos dos días en la semana, fuera de su casa. Cuanto más desconocido y olvidado el bar, mejor. El ideal es, aquel lugar solitario, tranquilo, y que posea esa intimidad que a ella le gusta. Se mudo, y el nuevo bar, da la sensación cuando se ingresa, que esta detenido en el tiempo. Habitan muchos recuerdos en el, uno muy distinto del otro. Los ladrillos de la pared, están a la vista, prolijamente desalineados, colgados hay unos discos de pasta, cuadros de artistas de cine, y la barra es un mueble de comedor antiguo, en el medio del salón la Rockola. Mezcla rara, pero acogedora. Se sentó frente a la maquina expendedora de música, soltó una moneda y empezó a cantar Rupert Holmes, vaya a saber porque eligió esa música, que además escucha poco, todo da lo mismo en días con sabor a nada. Lo adopto desde hace unos meses, con la misma rutina, pedir el desayuno, soltar una moneda en la maquina expendedora, la música varía según el animo. Una de esas mañanas se dio cuenta, que en la mesa, frente a ella, un hombre la mira disimuladamente tras su libro...presto atención...y si, eso ocurría cada vez, sin saber, si es desde su primera vez. ¡Que importa! pensó. A Simona le intriga porque la mira, sin decir nada... Una mañana, ella, lo sorprendió, fue a su mesa y lo invito a compartir el desayuno, juntos. El accedió con mucho gusto. Desde ese momento se los ve hablando muy animadamente. Me contó Laura, la moza del bar, que lo curioso es escucharlos hablar, hablan en prosa. Y que el,  al despedirse, le regala hermosos besos poéticos, y ella una rebosante sonrisa. "Le llaman el bar de las causas perdidas".

Felizmente agradecida a Beatriz Salas y Ruth, que le han dado a Simona, color y alergia.
:)

jueves, 3 de noviembre de 2011

quebranto

¡Ay quebranto!
Mio…
Despojado de ropas
Ajado de palabras
¡interpreta!
La callada melancolía
que atraviesa el crepúsculo.
¡grita!
sacude…
Se rompe en mil pedazos
y cae cual cristales
en formas de gotas.

Se diseminan hasta…
¡morir!

sábado, 29 de octubre de 2011

el mar

Amo el mar. Su inmensidad. Me gusta detenidamente observarlo, escuchar su música sonora inconfundible. Susurro suave y profundo en mis oídos que va penetrando por cada poro de mi piel, hasta lograr estremecerme. Me sacude de tal manera, que mis ojos se humedecen. Se humedecen hasta la angustia de saberlo tan único, majestuoso e inabarcable. Te va hipnotizando. Cuando penetras en el, sin darte cuenta te envuelve en un manto de caricias, perteneciente a su encanto natural. Al voltear a ver, ya te atrapo, ya le perteneces. Puede hacer contigo lo que le plazca, acariciarte, amarte o sacarte la vida. Y si quiere, con sutil delicadeza, te regala una bella ola que te devuelve a la orilla. Pero una vez que lo evidencias, ya nunca lo puedes olvidar.
Se le parece tanto al amor...

(2009)

lunes, 24 de octubre de 2011

Buenos Aires, mi media París

Veo a través de la imaginación, humedecida, por la emoción que me habilita cada imagen, y la nostalgia donde jamás he estado.

Calles, que bien podría ser cualquier esquina del barrio de San Telmo, la Plaza San Martín, los bosques de Palermo, el Obelisco y la Avenida del Libertador.

¡OH! París, París...parece sonreír desde el amanecer hasta la medianoche de la Torre Eiffel.

¡ Déjame soñar!...que esta ciudad se le parece. Mientras tu te pierdes en la melodía del piano de los años 20, junto a la bella Zelda y Scott Fitzgerald. y Hemingway te habla de muerte y amor...

"Creo que el amor que es verdadero y real, crea una tregua con la muerte. La cobardía viene de no amor o no amar bien, que es lo mismo. Cuando el hombre que es verdadero y valiente, mira cara a cara a la muerte...como los cazadores de rinocerontes que conozco, o Belmonte...que es valiente de verdad. Porque como aman con suficiente pasión apartan a la muerte de su mente. Hasta que vuelve, como hace con todos los hombres. Y es hora de volver hacer el amor de verdad. ¡ Piénselo bien!" 

Con mi pañuelo en mano, no dejo de mirarte, sentada en la butaca, deseando por unos segundos, se apodere el hechizo de la Rosa purpura del Cairo; pero tu te vas con la bella Adriana, sin siquiera advertir mi presencia.

Querido Gil, lo cierto, es esta realidad, nuestra época dorada.

Debo confesarte, que muchas veces desee, ser la protagonista de Jean Austen, y también, de alguna película  de amor...

Buenos Aires, es tan bonita como París.
Y a mi, me gusta caminar bajo la lluvia...

*El fragmento, es textual de la película.
 dedicada a Gil Pender.

viernes, 21 de octubre de 2011

las mariposas de Simona

Habían pronosticado ayer en el noticiero, lluvia torrencial para hoy.  Irónicamente el día destello desde los primeros indicios, sin ninguna pincelada blanca en el cielo.

Simona, despertó sonriente, y mientras se desperezaba, pensaba en salir a caminar, y ya que el sonido había vuelto a su vida, quiso buscar algunas notas dentro suyo.

Después del desayuno se puso su vestido blanco con flores rojas por donde se le vuelan las mariposas, y; hecho a andar.

Pensó en el silencio, ese silencio que calla lo que dice, que se prolonga en el tiempo y no posee retorno, vio su daño invisible, que produce heridas irreversibles.
Pensó en el ruido, ese ruido que provoca el que no habla, el ruido que aturde cuando las palabras no son claras, el ruido direccional, el que confunde y ciega la razón.

Pensó, pensó, pensó…hasta que se puso una mano en el corazón.

Mientras unas notas comenzaron a brotar, de sus pies, de sus manos, de su voz, de su alma… las mariposas fueron las que comenzaron a cantar, hasta que simplemente comprendió.

 “comprendió que un buen lugar es aquel, donde el silencio, no es invisible, es pausa, acompañamiento y sobre todo, habla de nuestra presencia”.

domingo, 16 de octubre de 2011

odinos


Simona, la luna y yo
queremos escuchar un sonido en tanto silencio.
hasta que se despeje...

(Foto: Cecy Octubre 2011/ Tigre)

miércoles, 12 de octubre de 2011

ocho

Nostalgias de chispas en el alborear de lluvia
se refleja en todos los cristales, la luz y mi sonrisa.
Abordo el instante pronunciando ensueño
lisonjeo palabras para que no se escapen.
Inquietud
Deidades que nos protegen
de la locura.
El momento se hace toda poesía e ilusión.
Es la hora de un cielo sin tiempo
calendario sin escusa, predilección.
Indicativo
Tú pones la armonía
mientras tejo complicidad.
Encanto
Provocar un aclarecer en cualquier momento.

sábado, 8 de octubre de 2011

lontananza

Estaban sentados frente a frente, que no es lo mismo que enfrentados. Se miraban desde la lejanía que marcaba la separación de sus asientos, que no es lo mismo que su propio acercamiento. Se oía el canto de las voces de unos pequeños. El sol residía guerrero, sacudido por el viento.

¡que nadan abiertos!
-Dice la chiquilla de pecas
que acarrea una bolsa
con un pecesito inquieto-. 

El aire es un remolino sostenido por la pesadez donde se suspende el día. ¡Así se paseaba la media tarde! Se divisaban con ojos entreabiertos, los que aguardan el jardín tantas veces soñado. Al retorno de unas manos arrebujadas, que acarician, solamente las ganas. Se toman fuerte de sus sillas, las que son delicadamente animadas por esas voces de niños en jóvenes nietos.

lunes, 3 de octubre de 2011

siete

Todo concluye al fin, nada puede escapar, todo tiene un final, todo termina.
Tengo que comprender no es eterna la vida, el llanto y la risa, allí termina.
Todo demuestra que al final de cuenta termino cada día, empiezo cada día.
Pensando en mañana, fracaso hoy.
Vox Dei

Cuando siento que concluyo
seguramente
estoy volviendo a empezar.
Pero no es tan solo algo nuevo.
Es la mezcla de aquello
que llevo y lo que vendrá.
Tomo distancia
mientras me acerco.
Perspectiva.
Respiro.
Cierro mis ojos para sentir
la lluvia
el cielo
la tierra
este viejo y nuevo universo.
Acaricio el momento.
Y mis manos son mis ojos
y mis ojos son mis sentidos
todo es la vida
esa copiosa manía
del andar.



jueves, 29 de septiembre de 2011

quiero un amor


Que sepa distinguir en el brillo de mí mirada
el más tranquilizador motivo de confianza.
Que sepa volar y al volver
la tierra sea reparo verde donde reposar.
Que no le tema al futuro
estaremos ocupados de los presentes.
Que no necesite tiempo completo
porque sabrá leerme en cualquier tiempo.
Que no haya promesas
solo las más tiernas certezas.
Que sus dones naturales sean
los poseedores de mi voluntad.
Que quiera las alas de mi libertad
donde los sueños me llevaran a nombrarle.
Que cada amanecer
sea un motivo nuevo de sonrisas.
Que comprenda mis silencios
que son los respiros de mis palabras exactas.
Que haya siempre un siempre
para recordar cuando caiga el día.

Quiero un amor que ame cuando soy flor y espina también...
(2010)

sábado, 24 de septiembre de 2011

dedo mayor

El dedo mayor de la mano, el dedo del medio o el dedo del corazón, como también es llamado, lo han visto en situaciones comprometidas. Peleas callejeras entre automovilistas, y frente alguna frase poco amigable de alguno de los conductores, el otro con gran elegancia lo eleva mostrándoselo en respuesta. Suele verse a menudo que es usado sin ningún pudor. Puede parecer gracioso o grotesco, o ambas a la vez, cuando miramos la escena desde la vereda de enfrente. Podemos observar los efectos que provoca en otros.

Pero…porque no ver a un simple dedo mayor o del corazón, dulce e inocente.

Este es el caso. El de Simona. Que lo lleva con gran elegancia, como el dedo del corazón, ella seria incapaz de otras interpretaciones. (Eso creo) Esta vez le facilita de gran guía, es su puente entre dos realidades.

Con su dedo corazón, iba Simona tocando todas las paredes a su andar. Ella no se había despertado a la misma hora que su cuerpo. Precisamente no se había despertado y no tenía muchas intenciones de hacerlo. Su dedo pasó a ser de gran importancia por estos días, porque es el único contacto entre el sueño y la realidad. A Simona no le importa ir dormida por la vida. Y a su dedo corazón tampoco le dificulta estar bien despierto, porque como buen dedo, sabe que Simona esta atravesando una sensación especial, y el; es el encargado de cuidarla.

Amigos tengan cuidado, hoy escuche en la radio, una invasión de aromas primaverales que provocan enamoramiento...parece que tiene efectos secundarios y no hay antídoto hasta el momento.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

ella nos acuna


Acuna las palabras
con bellos pensamientos.
Canta a la vida
apreciando el momento.
Tiene los recuerdos
a flor de piel
en su jardín de paraíso.
Nos regala risas a montones
cada viernes para que la recordemos.
Y desde esta lluvia
humildemente te elijo
para gritar al mundo
que vale la pena
contagiarse de alegría
estando contigo.


Con todo cariño Abuela Ciber.

domingo, 18 de septiembre de 2011

seis

Llevo impregnado en la piel
la melancolía de un tango
que llora el desamor.
Un aroma a no me olvides
y los recuerdos de la adolescente que fui.

Llevo las arrugas de una vida
las pecas de mis pecados.
Unos cuantos
adióses-bienvenidas
que me habilitan.
Una libreta de errores
y un pinta-labios que te pronuncia.

Llevo la esperanza de saberte
el nunca haberte hallado
y el mientras tanto.

No me quedan mas esquinas
ni puertas de entrada.
A penas unas piernas que bailan.
La ventana y mis brazos
donde se vislumbra
el universo entero para amarte.

martes, 13 de septiembre de 2011

cinco

Llegó Septiembre
anunciando primaveras.
Con tintes, aromas
y letras sonoras.
Se va arraigando
favoreciendo aires nuevos.
Como una fruta dulce
agua la boca.

Me conquista los sueños.
Donde se detiene tu nombre
callado y audaz.

Se pronuncia y me provoca.

domingo, 11 de septiembre de 2011

hacer tablas

Desde antes de empezar a jugar con muñecas, había descubierto un sin fin de estatuillas chiquitas, en el gran comedor. Gran comedor que solo se usaba para reuniones importantes. Su padre, lo visitaba las tardes de domingos en invierno. En el comedor diario, se encontraban las mismas estatuillas en una caja de madera. Sin previo aviso y sin permiso, los organizaba en ejércitos y jugaba un rato todos los días a la hora de la siesta, sin ser vista. Una tarde de distracción, escucho una voz detrás que le susurro, esa es la torre. Con la cara sonrojada de vergüenza se giro, no pudo contener el susto. Sabia que no pedir permiso, se pagaba muy caro. Se pagaba con la penitencia de suspender el sábado de cine del mes. Pero esta vez, su padre la tomo en brazos y se sentaron en el gran comedor. Le explico cada función de esas estatuillas de mármol. El le enseño a jugar. El la dejaba ganar. Cuando se dio cuenta, ella se empezó a enojar. Hoy recuerda, mientras organiza su ejército de tareas diarias, sin ninguna intención de ganarle al tiempo ni enojarse, pero si, deseando hacer tabla al llegar la noche...

martes, 6 de septiembre de 2011

paleta


Te acercas sigiloso

Dibujo un cielo

Pones la mirada

Pinto palabras

Se hace la noche

Te pienso…

sábado, 3 de septiembre de 2011

el día se volverá a engañar

El día se engaña en el olvido
entre papeles ríspidos
de un aposento descuidado.
A la vista una sutil calma.
Juega a las escondidas
en el ruido confuso de las cosas.
Va formando vueltas la tarde
mientras pasa desapercibida
hasta perderse en la línea
donde marca la tristeza.
Y esa pequeña ilusión se desvanece.
Madrugadas húmedas
que se nublan en el recuerdo.
Lo que se llevo tus manos.
Y el deseo?
Transparente camina inadvertido.
La noche estafa una y otra vez
sorprendiendo al cansancio.
Cae abatido.
Con el golpe certero de la realidad.
Y mañana?
el día se volverá a engañar...

(Sep-2010)


lunes, 29 de agosto de 2011

bailamos en cada encuentro

¡Cuánto amor! Dijo, mientras se sonreía. Vi como sus ojos quedaron suspendidos, vaya a saber en que imagen o fotografía de su propio recuerdo. Espere unos minutos, respetando, ese silencio, ese instante cargado de expectativa. Y le pregunto a Marina, por la magia. Ella sin dejar ese lugar, que parecía tenerla feliz, comienza hablar…

Estábamos con algunas amigas en el bar, cuando llego mi amigo Luis. El muy celestino como es su costumbre, me presento a Mariano. En ese acercamiento, no se, era, es tan agraciado.

Cada cual de momento estaba transitando su separación, con todos los chifletes de la coyuntura. ¡Te imaginas! Nos dimos cuenta de que era mejor irnos de ambos antes de acercarnos. Mariano no estaba en busca de ninguna mujer, ni yo de un hombre.

Éramos tan jóvenes. Nos vimos dos años después.

Dentro del canto bar, apoyada en la pausa de la escalera con Ceni, lo veo llegar. Todo un personaje que me obnubila, nos miramos como recalcándonos. Estalla el glamour y toda la purpurina. La conquista anclada en dos, caricias, todo era tan bonito que me sentía desvariar. Esa noche me dejo en casa y en ese chau, chau, que se hizo otro día, y otros que se multiplicaron en muchos otros. Nos fuimos enredando.

Le guste en todos lados, todos los lados, y en cada lado. Lo cautive con mis olores, olores sexuales, olores de piel, hasta con mis más apetitosos olores intelectuales. Después vino la locura divina, una historia de amor. Las cosas que hacíamos para estar, poseídos por la ansiedad, las ganas, el deseo, en cualquier lado…me conoció en todo mi esplendor de mujer y en los roles de la vida diaria.

Nunca nos dejamos, vivimos apasionadamente muchas historias subidos en una locomotora emocional, recorriendo nuestros propios caminos. No nos parecíamos en nada, mas, nuestras vidas son totalmente opuestas. Y así estábamos…totalmente locos, totalmente enganchados…

Y dieciocho años después…bailamos en cada encuentro.

dicado a mi amiga de la vida, Sandra.

miércoles, 24 de agosto de 2011

cuatro

¿De qué otra forma se puede amenazar que no sea de muerte?
 lo interesante, lo original, sería que alguien lo amenace a uno con la inmortalidad.

Jorge Luis Borges

Ya nada inmortal roza los pensamientos.
Que se quedan eternos, inmaduros.
y amenazan con desbastar lo simple,
lo delicado, lo palpable, y al amor…
Despertare al alba perfumada de sol,
entonare algunas notas que desprendan
la certeza de tocar el suelo.
Y mientras la tarde se duerme en la ventana,
los ojos que miran y guardan
se posan en el horizonte rosa-rojizo.
Y los cabellos al viento son.
Para que despierte la noche de jazmines y café.

viernes, 19 de agosto de 2011

apasionarse

Mis (alas) zapatos de tango
Apasionarse, principalmente es sentir, sentir que se esta vivo. Porque ese vigor que nace frente a la primacía de algo, nos llena de energía. Apasionarse es sentirse intenso, es locura, son ganas. Entra por los poros dándonos placer. Apasionarse es soñar y tener alas, es transpirar tras lo que se desea fervientemente y a veces se siente dolor frente a su ausencia.
Me apasiona e invita a apasionarme cada vez...que me subo a mis alas...


viernes, 12 de agosto de 2011

tres

Guardo algo
en un mundo donde se muestra todo.
Porque así lo exige el más lúdico
de los instintos.

Cuando me asalta el endemoniado
deseo de poseerte.

De un sorbo me toma la noche
fresca, transparente.
Con la mirada poseída
en mis ojos.

Te vas acercando.
Todo sucedió
mientras me derretía sobre tu lengua.
Dulce de leche
 granizado...

viernes, 5 de agosto de 2011

¡Quiero!

Los secretos confesados
en una tarde de domingo.

Susceptible de variaciones en compañía.

El canto de las musas
bailando en nuestras bocas.

Significar el presente indicativo.

La inquietud de nuestras almas
cabalgando ilusiones.

Quiero todo lo que te nombra y me nombra.

Se expanden las gotas de lluvia
mientras me seguís desnudando
sin quitarme la ropa.

Quiero seguir respirando
bajo nuestro universo de encuentro.

Donde encontrarse es amar.


(Dic.2009)

viernes, 29 de julio de 2011

un milagro

El sol legaba su brillo en el vidrio de la ventana por donde miraba la calle, vacía todavía. Cerró sus ojos dejándose seducir, por la tibieza del calor que penetraba en sus mejillas. Se asoma un día distinto, lo sentía en el cuerpo, el cual se embriagaba de disfrutar, lo que por azar le estaba destinado, sin saber todavía. Le dio recreo al reloj y libero el tiempo. Disfruto de la mañana como casi ya, no lo recordaba.

Unos momentos después se dispuso a salir, como todos los días. Ya había dado muchas vueltas de esquina, cruzado algunos puentes, y curvado algunas líneas. Pero nada tenia que ver con la ruta que había diseñado siguiendo su instinto. Al llegar a la esquina se dijo para sus adentros: “¡Será posible que no escuches, que te estoy llamando!”

casi como un milagro...

Simona se saco sus anteojos, se miraron y se estrecharon en un abrazo. Inmenso abrazo, se sentaron en el café de la esquina, y se perdieron en estos años que se extrañaron. Ellos no creen en los milagros, pero creen en los afortunados momentos, que el tiempo hace travesuras y juega con los misterios. La vida se puebla de sonrisas cuando dos amigos se encuentran.

Unos minutos después… ya sonaba las notas de un saxofón en el tango que empezaron a componer…

sábado, 23 de julio de 2011

te propongo


Te propongo.
Conquistar un recuerdo.
Que sea eternamente nuestro.
Un beso anclado a mis costillas
con gusto a uva inquieta de gustarnos.
Que te arranque la sonrisa mas abierta
en tu boca que canta y se hace poesía.
Un sueño despierto de tus brazos
y los enredos de mis piernas.
Y darle la media vuelta con la posibilidad
de querer antojarse cada vez
que el recuerdo roce nuestros labios.

lunes, 18 de julio de 2011

identificarse

Un vacío muy grande sintió. Busco por todos lados y nada, comenzó a revisar que había pasado desde la última vez que la abrió. Todo parecía incoherente, no había rastro de robo alguno. Tampoco ella es una persona que se distraiga de estas cosas. En fin, llego el lunes y ningún lugar decía que ahí estaba. Perder el documento, tarjetas, y todo lo que contenía la billetera, era un dolor de perdida de tiempo. Y sabiéndolo, su angustia crecía. Amaneció tan triste, tan lluvioso como su alma. ¿Era para tanto? ¡No! Claro que no. Era la perdida de la identidad escrita por unos momentos. Pero verse sentada en la estación de policía, con frío y sola, le dio la medida de la realidad. Y desde ese momento se prometió no distraerse más, con realidades de otros. Solo penso que debe ocuparse de la suya, más allá del documento nacional que la identifica.

jueves, 14 de julio de 2011

la misma musa, el único amor

Clarisa estudiaba en la escuela de arte. Todos los años se realizaban las fiestas callejeras, en la cuadra del barrio a puertas del Instituto. Danza, folklore, teatro, fotografía, pintura, y el colorido de la cuadra que vestían la noche, con bailes y algún grupo de rock, que empezaba a dar sus primeras presentaciones.

Gabriel, el hermano de una compañera de Clarisa, estaba en el último año del secundario. Fue invitado, por su amigo Carlos, que estaba de novio con Clarisa y Melina su novia, que estudiaban junto a su hermana en distintos cursos.

Allí se conocieron en medio del destello de la noche, de colores y fuegos, de agua fresca, de ansiedad juvenil.

La efervescencia de la edad, la curiosidad del propio cosquilleo, los dejo inquietos, llevándose esa noche, el deseo de volver a verse, queriendo explorar aquello que no entendían; los reunió en otra fiesta, en otra geografía, ya mas intima. Buscaron entre discos, dibujos y revistas, la posibilidad de quedarse un rato a solas en medio de la fiesta, en medio de novios y amigos. Nada ocurrió y ocurrió todo.

Un año los mantuvo juntos, hicieron todas las travesuras de unos niños que estaban dejando de ser, se amaron en cada lugar que les dejaba el día como dos jóvenes que eran, se cuidaron como si supieran, se olvidaron del mundo, fueron contra el mundo, hicieron un mundo nuevo entre besos e ilusiones.

Y se dejaron como se dejan los niños, los adolescentes que todavía se buscan y se pierden en ese crecer y adolecer.

Gabriel con sus casi 50 años, algunas noches fumando un puro en el jardín de invierno, la recuerda con emoción, sabiendo que fue su musa preferida, la musa que lo acompaño alegre en todos estos años, formando parte de su vida sin que ella lo supiera.

Clarisa lo recuerda como el único hombre, siendo muy joven, que la supo amar con verdadero amor...

domingo, 10 de julio de 2011

dos

Dulce en mi
Ese silencio que prolonga
la manera del amor.
La puerta del cielo encendido
que dibujan los mares.
y todo tu nombre en boca de las musas.
¡Ay! amor...
Lo que mas me duele de ti
es la sonrisa que olvida el decir.

sábado, 9 de julio de 2011

al poeta (cantautor)

No soy de aquí, ni soy de allá
no tengo edad, ni porvenir
y ser feliz es mi color
de identidad.   
  (Facundo Cabral)

Cuando la tarde pintaba
fría de luces y canela.
El viejo winco
empezaba a sonar.
Y mis pies
Pequeños.
Bailaban sin parar.
La imaginación
iba por la arena
hasta hacerme lugar
en las estrellas.
Te escuchaba.
y ya sentía destino.
Cuando con tu única voz
cantabas
que no eras de ningún lugar.

Mi humilde y respetuoso homenaje...

domingo, 3 de julio de 2011

naranja – chocolate

Don Pancho, el mozo del bar, donde Simona desayuna todos los Sábados, esta dando vueltas como un perro en si, no sabiendo que hacer. Le acerco el diario, le calentó nuevamente el café con leche, le llevo un plato con medias lunas recién horneadas, como a ella le gusta. Y nada. Hace mas de dos horas, cincuenta minutos y diez segundos, que mira absorta algo que tiene entre sus manos. No ha probado nada de lo que le ha llevado Don Pancho. Hasta parece que ha entrado en una especie de trance. No se le mueve ni un músculo de la cara, su cuerpo quieto, el único indicio de vida, es el movimiento de sus manos. Por lo visto hoy nada le llama la atención. De repente se levanto, se dirigió hacia el mozo, le puso en la palma de la mano lo que ella tenia. Y le dijo con voz cetrina, es el ultimo que me queda, me contó la anciana vendedora que no lo fabricaran mas. Salio del bar... Don Pancho, se quedo con el caramelo en la mano, mientras la seguía con la mirada, sin saber que decir.


(la foto es de Cecy)
Golosina que voy a extrañar, me acompaña desde niña.
Cuando mi papa me llevaba de la mano al local.
L



domingo, 26 de junio de 2011

uno

Te recuerdo
hoy y mañana.
Te llevo
clavado a mi vida.
Reverberan tus palabras
las que me han vuelto
reticente.
Mas que nunca en el ayer.

lunes, 20 de junio de 2011

el invierno no duerme.

Caminaba por la vereda, siguiendo el dibujo de las baldosas, cuidadosamente de no tropezar con las líneas. Así, como jugando. De golpe un ruido, la inquieto, la asusto y se escondió detrás de un árbol. Se quedo quieta, miro a los lados y no vio a nadie, continuo sorteando baldosas. Otra vez, ese ruido, empezó a caminar más de prisa, porque ya no había árbol donde esconderse. Lo que parecía un ruido, lo sintió más cerca, casi pegadito, como un silbido y comenzó a correr. Cansada de correr delante del silbido, entro a un bar, y siendo tan despistada se encontró frente a frente, con unos ojos, una nariz, una boca y sobre todo una cara totalmente desconocida. Disimuladamente sin poder apartar sus ojos, dio un saltito, saltito pequeño hacia atrás. No le salían las palabras. Él, la miraba sorprendido. Ella se olvido del ruido, del silbido, del árbol y las baldosas. Su cara estaba toda sonrojada. Hasta que pudo respirar y le dijo: tengo frio. El sin dejar de mirarla, y esbozando una sonrisa se dirigió al mozo para pedirle un café. Comenzó a sonar el teléfono…rin, rin, rin...Su sonrisa se iba alejando. Rin, rin, rin

¡Hola Simona! No olvides de abrigarte, mañana empieza el invierno.
Se levanto a cerrar la ventana.

martes, 14 de junio de 2011

corazones trabajando

Desde niña le había atravesado diferentes religiones. En la discusión familiar cada cual tenía distintas posturas. Vio como de a poco se fueron dividiendo, la dejaron vacía de creencia y sobre todo de su hogar. Y a pesar del dolor, todas sus noches hasta hoy, le reza, implora y reclama al dios de los hombres. Que se ocupe de que haya manos buenas y así obrar. Porque la necesidad se sienta en cada rincón, a la intemperie de fríos madrugones, con sus caras maquilladas por la tierra que levanta el viento. Y en sus camas de hojas, el hambre urgente grita en sus panzas. Deporto su egoísmo de recomponer su propia familia, ante la angustia de unos ojos que miran ya sentenciados. Entonces, esto es más que deseo, es imperioso recuperar la fe. ¡Ya! profesa incansablemente, que no se esperen milagros. Se necesita verdaderos corazones trabajando para que no sigan muriendo más familias...

jueves, 9 de junio de 2011

nueva celebracion

(el dibujo es mio)

Me apropio de alguna reminiscencia
y suelto un suspiro al cielo.
¡Que mi ventana se abra
y junto a la luna sean artífices
de una nueva ilusión!
De puntillas y circunspecta
me voy acomodando.
Invocando a la estrella de mí deseo
para renovar la esperanza.
¡Que vivan los sueños
la sonrisa de mis afectos
el abrazo hermanado
de la amistad!
en este nuevo amanecer
y en todos lo que vendrán.

domingo, 5 de junio de 2011

el chico de la foto

¿Quien es el chico de la foto? El es, el que reía y le hacia reír. Le cantaba canciones en la calle, cuando los abrazaba el viento, un viento suave despojado de dudas. La miraba con sus ojos de miel, como miran las almas enamoradas, aunque, su verdadero color, era oscuro. A esa chico se le iluminaba la vida, la piel, con solo escuchar su voz. Y creía que su aliento era lo que necesitaba cada día para vivir. Pero un mal día, el espejo le mostró, que nada es eterno. Y, ¿ella? ella ...tuvo otras vidas.

miércoles, 1 de junio de 2011

realidad

Despertó sobresaltada, desorbitada, pues no sabía qué hora marcaba su reloj despertador, el que nunca sonó. Se metió casi dormida en el baño y comenzó a cantar bajo la ducha, recordando a la Calandria. Cuando reacciono del tiempo. -¡Llegaré tarde!- se reprendía a si misma. Mientras intercala las manos para vestirse rápido: el pantalón, la remera, los zapatos, el suéter, la cartera, los lentes de sol. Tomo el café con dos chorritos de edulcorante y una galletita de agua… ¡Uf! Al fin llamo el ascensor. Se mira al espejo, mientras se maquilla, hace morisquetas: sonrisa, media sonrisa, sonrisa completa y tímida a la vez. Y unas cuantas carcajadas la sorprende. Porque reírse y sentirse payaso de ella misma es el juego que mas le gusta jugar. Este ritual del espejo se repite todas las mañanas cuando se va a trabajar. Intenta tomar esta dosis de alegría cada día. Alegría que suele ser arrebatada, cuando se da de cara con la dura realidad.

jueves, 26 de mayo de 2011

igual me quedo



Mientras te miro.

Por el rabillo que me deja esta noche.

En este cielo, en este instante que se hace momento.

Mientras puedo llorar todas juntas las soledades.

No estés triste.

Es mas que destino.

Veo, como se van apagando las luces, los sonidos,

que son en el paso del tiempo.

Ellos los que saben a maltrecho.

En la marcha de los peregrinos

que fueron arrojados a este entierro.

Y aunque me ahogue el mejor de los silencios.

Y se sienta devastador el cuerpo.

Seguiremos luchando, porque sabemos.

¡Que igual me quedo!



(El dibujo es mio)

sábado, 21 de mayo de 2011

extrañeza

Me recuesto en mi propia extrañeza, buscando mirar mi alma. En estos días donde todo es delicado. La cristalina linea de las causas, van mediando el respirar antes de completar el ciclo. Como un tiempo desconocido me refugio entre las letras. Como agua salada que franquea hasta tocar el cielo. Y; encantadas bañan las mañanas. Viven. Es donde otra vez, se hacen cuerpo, para dar las primeras palabras, mientras los latidos acompañan.




sábado, 14 de mayo de 2011

la Calandria

Ha sido un día bonito, de esos que te regalan las tardes otoñales. Tardes que se visten de primavera y dan ganas de salir por las calles y plazas. Simona, que nada le disgusta más que el frío, aprovecho para dar un largo paseo. Mientras caminaba sobre el crujir de las hojas muertas caídas al piso, algo la sorprendió. ¡Oh! se le escucho exclamar, al ver a una linda calandria posada en el respaldo de un banco. Su imaginación no se hizo esperar, mientras se preguntaba en que se le parece. ¿En las ropas que usara este invierno, apagadas de grises y negros? ¡Lejos de todo el color de su vestido de flores, por donde se le vuelan las mariposas! Se sintió dudosa. Pero tiene la certeza que a ninguna de las dos, les faltara la voz y la creatividad. La calandria miraba a Simona. Mientras, en secreto, le confesaba que este invierno le cantará a todas sus dudas.



sábado, 7 de mayo de 2011

lo perdido

¿Como recobrar lo perdido?
Después del atardecer comienza a sonar otras voces:
La puesta de sol que hoy no pude ver. Un silencio que habla mas de mi. Los escritos que salve en papel. Un frió que de a poco se deja sentir. Mi gato dando vueltas llamando mi atención. Los muertos que no escucho en televisión. Unos libros que hoy no pude abrir. Mi blog con ecos. Un Amado Inmortal que no toco el papel. El día que me has negado. Un dolor. Y unos cuantos vacíos de que me importas. En mi ventana, ella, creciente, sin mostrarse. Un cielo oscuro. Lo perdido esta definitivamente perdido por perdido.
Entonces...un suspiro, mañana seguramente sera otro día.


domingo, 1 de mayo de 2011

Simona, la luna y yo.

Es un Otoño que se le han perdido sus retoños, la tarde cae gris-blancuzca, es un día sin sol. Se respira un sentimiento de largarnos al olvido y una tristeza de sentirse despojado. Entonces, recuerdo el llamador de ángeles, el escaparate y la anciana de mirada profunda. Doy un primer paso y con el caer de alguna que otra lágrima, puedo divisar desde lejos el reflejo de una sonrisa en el propio espejo que quiere nacer. Abrí la puerta y algo ya cambio, han quedado las huellas de mi interior poblada de recuerdos, esos que nada los puede borrar… y volvemos andar, Simona, la luna y yo.

lunes, 25 de abril de 2011

aleaciòn

Se marcaban
con sus dedos
casi deslizándose
por la textura
fina
suave
sudorosa
del contorno visible
mientras el aroma
penetraba
invadía
hervía
en su propia piel
en ambos lados
sincronizada-mente
al unísono del gemido.

martes, 19 de abril de 2011

sabor amor

Un día desnude.
Mis odios.
Mis broncas.
Mis días grises.

En noches oscuras
con lágrimas pesadas
de resonar opacas.

Un día desnude 
los recuerdos
peleados de olvido.

Sacudí sales en tardes lentas
que se fueron marchitando.

Un día desnude una sonrisa
cayendo por tu locura
cabalgando ilusiones
de musas atrevidas.

Un día desnude
esperarte.
Mientras te llevo en cada suspiro
en los ojos de la luna
vestida de silencio.

Un día no se cuando 
ni donde.
Serán tus manos desnudas
las que me llevaran en medio de la noche
a acariciar nuestros sentidos.

lunes, 11 de abril de 2011

sortilegio

Al abrir el libro
se escaparon las mariposas.
El, se tropezó con un montón de palabras.
A ella le dio tanta risa
que se desparramo de cola al piso.
Cuando mire la última página
le faltaba la palabra:
Fin.

martes, 5 de abril de 2011

orfandad

Hay dolores difíciles de escribir
ni siquiera pueden dibujarse
con la sutil linea de una lágrima.

domingo, 27 de marzo de 2011

infinito

Llore

Una mañana
Una tarde
Infinitas noches

Extrañe
Una mañana
Una tarde
Infinitas noches

Ame
un mañana
tarde
infinitas noches.

Olvide
Las mañanas
Las tardes
Infinitas noches.

Y recordé que todo me sabe a vos…

Contame un cuento infinito
de noches soñadas y amaneceres alados.

lunes, 21 de marzo de 2011

el cazador y su presa

El la esperaba sin que ella lo percibiera, o al menos, creía que así era, como el cazador a su presa. Fue midiendo la estrategia día tras día, observaba sus pasos, sus movimientos, su entorno.

Los paisajes se iban tornando diversos, según lo dispusiera la naturaleza, en el bosque tan silencioso, donde todo se escucha. Intensas lluvias, despertaban los amaneceres cristalizados, al dar sus rayos de luz, que bailaban por las copas de los arboles. Tardes naranjas, despidiendo al sol, y sombras agazapadas, esperando la llegada de la majestuosa señora, compañera de los errantes. Noches cubiertas por mantos de estrellas, estilizando las figuras, en un cielo profundo, infinito. El lugar perfecto.

Ella en cada andar, sentía su respiración muy cerca, su olor, su adrenalina. Nunca quiso mirar hacia atrás, no le hacia falta, tampoco sintió miedo. Se sentía ansiosa en la espera, no sabia cuando su cazador la tomaría para siempre.

Llego el día.

El apunto directo a su corazón y ella giro a mirarlo.
Nada se supo después.

La leyenda cuenta, que el cazador esta obsesionado con el corazón de su presa, y al disparar, nunca sospecho, que la bala traspasaría su propio corazón. Es que ella se lo había entregado, tiempo atrás, y el sin saber, lo había guardado junto al suyo…

domingo, 13 de marzo de 2011

sueño

el sueño
llega todas las noches
me besa la frente.
caminamos tranquilos
hasta el amanecer.
ahí donde todo se expande
se expande y sonríe
el sueño
ya no tiene prisa
ni tormentas
a veces...
frío.
(esa causa)
la ventana abierta
donde se escapo el insomnio...

sábado, 1 de enero de 2011

un buen comienzo

Es un atardecer, precioso. En mi ventana sopla un viento, que refresca el calor del verano. Con tranquilidad le doy la bienvenida al nuevo año. Se escucha desde lejos, el resabio del brillo que dejo la noche con sus festejos, mientras atesoro imágenes de un año que recién se ha marchado. Entre mis gotas, entremezcladas, veo la sonrisa contagiosa de mi Principito, el abrazo de mi heredero, como destellos, las charlas con amigas. Las ocupaciones, las obligaciones. Las lágrimas de algunos sueños rotos. Los proyectos que van tomando color. ¡así la vida! Que no esta a la vuelta de la esquina, esta donde la queremos encontrar y como la queremos tomar, aquí y ahora. Siempre presente, mientras la sentimos en la piel, apañada por el corazón, resguardada por la razón de saberse.

Me late un buen comienzo.