"Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor"
Gabriel García Márquez

sábado, 1 de enero de 2011

un buen comienzo

Es un atardecer, precioso. En mi ventana sopla un viento, que refresca el calor del verano. Con tranquilidad le doy la bienvenida al nuevo año. Se escucha desde lejos, el resabio del brillo que dejo la noche con sus festejos, mientras atesoro imágenes de un año que recién se ha marchado. Entre mis gotas, entremezcladas, veo la sonrisa contagiosa de mi Principito, el abrazo de mi heredero, como destellos, las charlas con amigas. Las ocupaciones, las obligaciones. Las lágrimas de algunos sueños rotos. Los proyectos que van tomando color. ¡así la vida! Que no esta a la vuelta de la esquina, esta donde la queremos encontrar y como la queremos tomar, aquí y ahora. Siempre presente, mientras la sentimos en la piel, apañada por el corazón, resguardada por la razón de saberse.

Me late un buen comienzo.

No hay comentarios: