"Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor"
Gabriel García Márquez

lunes, 11 de abril de 2011

sortilegio

Al abrir el libro
se escaparon las mariposas.
El, se tropezó con un montón de palabras.
A ella le dio tanta risa
que se desparramo de cola al piso.
Cuando mire la última página
le faltaba la palabra:
Fin.

No hay comentarios: