"Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor"
Gabriel García Márquez

miércoles, 1 de junio de 2011

realidad

Simona despertó sobresaltada, desorbitada, pues no sabía qué hora marcaba su reloj despertador, el que nunca sonó. Se metió casi dormida en el baño y comenzó a cantar bajo la ducha, recordando a la Calandria. Cuando reacciono del tiempo. -¡Llegaré tarde!- se reprendía a si misma. Mientras intercala las manos para vestirse rápido: el pantalón, la remera, los zapatos, el suéter, la cartera, los lentes de sol. Tomo el café con dos chorritos de edulcorante y una galletita de agua… ¡Uf! Al fin llamo el ascensor. Se mira al espejo, mientras se maquilla, hace morisquetas: sonrisa, media sonrisa, sonrisa completa y tímida a la vez. Y unas cuantas carcajadas la sorprende. Porque reírse y sentirse payaso de ella misma es el juego que mas le gusta jugar. Este ritual del espejo se repite todas las mañanas cuando se va a trabajar. Intenta tomar esta dosis de alegría cada día. Alegría que suele ser arrebatada, cuando se da de cara con la dura realidad.



31 comentarios:

  1. Lamentablemente, hay realidades que pegan fuerte. Pero... no siempre está en nosotros resolverla. Ésa es otra realidad. No te entristezcas por lo que no está a tu alcance remediar. Enviale luz. Sólo eso. Será lo que mejor puedas hacer.
    Besos, amiga del alma tanguera.

    ResponderEliminar
  2. Las morisquetas y las carcajadas me enternecieron.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Cecy! Buenos días aquí en España son las 9, 24.
    Sabes, es maravilloso es despertar así… aunque sea adormilada, canturrear bajo la ducha y recordando la calandria, ¡mirarse en el espejo! ¡Que bueno es mirarse en el espejo, es el reflejo de nuestra alma! Y, aunque sea así a carrerillas, que hermosa es la vida. Ha sido un gusto leer tu entrada. Un abrazo. y se feliz.

    ResponderEliminar
  4. una buena sonrisa reblandece la cruda realidad, la cocina, la transforma en apta para el consumo.

    ResponderEliminar
  5. feliz día...la realidad no debe afearlo

    las 12.30 del mediodía

    ResponderEliminar
  6. Hacer caras frente al espejo cada mañana!...esa sí que es una buena terapia de auto-estimulación optimista! jejejee

    Un abrazo y una sonrisa :)

    ResponderEliminar
  7. Buenaaaas!!
    Muy interesante tu blog!! Sigue así ;) avanzando!!
    Bueno pues ya que ando por tu mente te dejo mi blog por si te gusta leer literatura personal, una literatura optimista y feliciana que te ayudará a cambiar esos pensamientos negativos que puedas tener acerca de la vida, además de poder entretenerte con mis pequeños escritos de microrrelatos, reflexiones, poemas, relatos, debatir sobre la sociedad, hacer peticiones literarias para que yo posteriormente las escriba y por supuesto hacer publicidad de tu blogspot en la pestaña "Aquí tu blog" para compartir con el resto de bloggeros tus inquietudes.

    http://insolitadimension.blogspot.com/

    Únete si resulta de tu agrado y si no pues otra vez será. Gracias ^^

    ResponderEliminar
  8. Algunas veces también recurro a la Gestalt. La terapia del espejo y la risoterapia son de mucha ayuda además de estar al alcance.

    Felizmente siempre se puede una escapar de la realidad social para adentrarse en aquella más humana.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Me imagino ese espejo reflejando las monigotadas. Habrà que pedirle que deje que se las lleve fuera del ascensor para que la realidad que vea sea la buena. No todo es tan malo.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Pero es muy buena terapia esa formar de encarar el día, el cada día...

    A seguir con las morisquetas (me ha encantado la palabrita)!

    Besitos, guapa!
    ;)

    ResponderEliminar
  11. Encantador esa complicidad con el espejo,me encanta por la mañana saludar al que me mira en el espejo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Reirse de uno mismo, una lecciòn que deberìamos aprender para no tomarnos tan en serio...especialmente cuando fuera de la puerta, tenemos que tropezarnos con lo inevitable...

    abrazos

    ResponderEliminar
  13. Al menos tiene la suerte de sentirse alegre cada mañana al despertar. La realidad es otra cosa, algo que, a menudo, se nos va de las manos y nos roba la sonrisa.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  14. La dura realidad forma parte también de este irónico teatro.
    Bueno, muy bueno.
    Besos amiga

    ResponderEliminar
  15. Me llevas a días vividos!!!
    Pero no queda otra, hay que superar el trance y pensar las cosas buenas que tenemos y de ahí revitalizarnos, para cachetear lo poco favorable del día.

    Cariños mil

    ResponderEliminar
  16. Muy buena manera de comenzar la mañana, si no le pones cara a la vida de que nos vamos a reir?.... hay que seguir a lo largo del día poniendo una sonrisa, ser optimista ayuda mucho…

    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Ay de la realidad, que nos obliga cada mañana a salir de ese ascensor.

    ResponderEliminar
  18. cuan necesario ese ritual, cuanta ternura al amanecer.
    besostes cecy, que alegría poder visitarte.

    ResponderEliminar
  19. No importa tu realidad lo que imorta es tu espejo ...y las muecas que en el hacés ....mientras la vida sigue y vos seguis........................... hermosamente poeta!!!

    ResponderEliminar
  20. Que es La portatil?
    La radio a el laptop?
    Veni ensañame el castellano muchachita
    mas besos

    ResponderEliminar
  21. ¡Al menos encontró una buena táctica para balancear el día!

    Yo encontré un buen blog!

    Hola Cecy, el patito flotador me trajo hasta aquí =) me voy a seguir leyendo tus entradas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  22. las rutinas empiezan cuando dejamos de mirarnos al espejo; preguntarnos como vamos? ,que hay? ,que sigue?....viene allí la gran sonrisa y a conseguir mas.....

    ResponderEliminar
  23. Visitandote, dejando cariños y deseos de buen fin de semana!!!

    ResponderEliminar
  24. la risa en el espejo hace trizas a la realidad, por mas dura que sea.
    en serio!
    besos

    ResponderEliminar
  25. Cecy, hay que hacer frente a la realidad aunque nos duela. Besos, cuidate.

    ResponderEliminar
  26. La realidad,a veces,no es tan dura. Saludos y un gusto conocerte

    ResponderEliminar
  27. es la dura realidad, pero como tú dices sonreirle es la gran solución.

    Tomarsela muy en serio, si sería un problema.

    ResponderEliminar
  28. Creo que si todos los días recordasemos algo que nos produce alegría y bienestar afrontaríamos con más ánimo la cruda realidad. Me gusta la idea de pintarse en el espejo del ascensor, mientras ensaya toda clase de muecas con la cara...

    Bonitas palabras para despertarse.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Igual la aplaudo. Las risas y los juegos la hacen diferente de los demas.....aquellos que ya ni siquiera intentan reir o jugar. Un beso.

    ResponderEliminar
  30. La realidad nos suele golpear con demasiada frecuencia.

    Saludos y un abrazo.
    Buen domingo.

    ResponderEliminar
  31. Transitamos por una realidad personal que confronta cada día con una realidad social... y ahí debemos saber conjugar todos los verbos que posibiliten nuestra supervivencia en un mundo de depredadores... los afectivos lo tenemos difícil, muy difícil, la ley de la jungla social nunca nos ha protegido... ergo, es fácil deducir quién legisla, qué son, cómo son y al servicio de quiénes están... pero el ratito de alegría frente al espejo apreciando lo que en verdad somos nos ayuda a no dejar que los depredadores se engullan nuestra personalidad...creo.


    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar