"Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor"
Gabriel García Márquez

lunes, 18 de julio de 2011

identificarse

Un vacío muy grande sintió. Busco por todos lados y nada, comenzó a revisar que había pasado desde la última vez que la abrió. Todo parecía incoherente, no había rastro de robo alguno. Tampoco ella es una persona que se distraiga de estas cosas. En fin, llego el lunes y ningún lugar decía que ahí estaba. Perder el documento, tarjetas, y todo lo que contenía la billetera, era un dolor de perdida de tiempo. Y sabiéndolo, su angustia crecía. Amaneció tan triste, tan lluvioso como su alma. ¿Era para tanto? ¡No! Claro que no. Era la perdida de la identidad escrita por unos momentos. Pero verse sentada en la estación de policía, con frío y sola, le dio la medida de la realidad. Y desde ese momento se prometió no distraerse más, con realidades de otros. Solo penso que debe ocuparse de la suya, más allá del documento nacional que la identifica.

37 comentarios:

Isabel Estercita Lew dijo...

Reconozco ese dolor de pérdida de tiempo, por suerte solo se le ha perdido la identidad escrita y pudo conservar la real

Beijos

Estercita

alma dijo...

...y tenemos varias identidades

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Si... somos mucho, pero mucho más que lo pueda decir ese papel....

Paz&Amor

Isaac

Jose dijo...

Creo que s,i tenemos varias identidades porque tenemos a nuestro alrededor varios niveles de sentimientos que no se pueden tratar todos de la misma forma.

Saludos yodados y por las brisas del mar transportados

Dany dijo...

Es que a veces dejamos de ocuparnos de nosotros mismos. Más allá de los documentos que dicen quienes somos.

el piano huérfano dijo...

Yo lo he perdido y acabo de recuperarlo.
Pero nuestra identidad es lo que somos, y lo que somos capaz de hacer por los demás - para darle a esta vida un sentido, nuestra identidad es nuestro destino, y espero que no se acabe en la policia :)

Wílliam Venegas dijo...

La identidad muchas veces se ve reducida por nuestros deseos e inquietudes.bonita reflexión
saludos!

♥♥♥ M @ r Y ♥♥♥ dijo...

..........|""""""""""""""""""""""""||_
...........|....*Muy Buen..post*....*........|||"|""___
...........|________________ _ |||_|___|)
...........!(@)'(@)""""**!(@)(@)***!(@)'

Horacio dijo...

Coincido con Isabel, menos mal que perdió la identidad escrita.Quizás ni tanto, sólo la formal, no la que cuentan las palabras.

Beso grande

raúl dijo...

siempre es un engorro que le quiten a uno la identidad, pero bueno, otra foto nueva, capturada ahora, distinta a la que se capturó antes, y otra vez la huella, la misma, eso sí, que esa no cambia nunca. es decir, cambiamos el rostro, pero no lo profundo, lo que nos delata. somos cambiantes inalterables.

TORO SALVAJE dijo...

Quizás lo mejor es no preocuparse.
Ni de su realidad ni de la de los otros.

Besos.

TriniReina dijo...

Como cuenta el dicho "la caridad comienza por uno mismo".
Está de lujo el preocuparse por los demás, pero si un@ se deja a si mim@...

Besos

Poetiza dijo...

Cecy, bellas letras que me llevan a reflexionar. Besos, cuidate amiga.

Esilleviana dijo...

Desvincularse de la identidad que nos ofrece el documento nacional, con nuestra foto y el nombre y apellidos en los que nos reconocemos, es ahondar para llegar a conocernos mejor. Un post que hace pensar.

un abrazo

Ana Galindo dijo...

Hay situaciones, que aunque parezcan dramáticas, a veces pueden "rescatarnos" y devolvernos a la realidad.

Muy íntimo, amiga. Me ha gustado mucho. Besos

beker dijo...

Salvaguardar la propia identidad, sentirse seguro consigo mismo debería ser el gran reto de cada uno... para vivir

Abrazos fuertes querida Cecy

San dijo...

Somos más que mil papeles impresos. Que sola sentada en ese banco debio sentirse.
Un beso .

MAGAH dijo...

Ups! me suena a tan real...ya me voy por tel!

Carmen dijo...

Perder un papel, o cualquier documento "importante" es complicado siempre; pero la propia identidad es lo que siempre deberíamos salvaguardar.

Es interesante observar como de un hecho tan normal y natural haces un escrito que lo transforma en algo más allá de lo cotidiano.

Biquiños.

Carmen.

Julio Díaz-Escamilla dijo...

¿Quiénes somos realmente? Lo que somos o lo que atestigua un documento. Ya sé la importancia de los dichos papeles, pero... Damos suma importancia a lo que allí dice y no a lo que somos realmente.
Un abrazo.

Manuel dijo...

Hay personas que pierden su identidad... y deambulan como zombis en la ciudad.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Que estupendas cosas nos dejas.

Saludos y buena tarde!

Ricardo Miñana dijo...

Buena reflexión, a veces necesitamos profundizar para identificarse.
que tengas una feliz semana.
un abrazo.

Daniel dijo...

Pasaba a saludarte
Y desearte un feliz día
Querida Amiga.

Te envío mi abrazo.
Dani..

Alex Gómez dijo...

Hola Cecy...
pasare por tu blog amenudo....
gracias por tu comentarios y visitas
besos

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Y ciertamente
podemos
y debemos
ser felices
ahora..

Paz&Amor

Isaac

Ignacio Santana dijo...

Hola Cecy!!!...muchas gracias por visitar mi blog, es todo un honor para mi, y por darme la oportunidad de conocer tu encantador trabajo.

Un abrazo!!! ;)

Esilleviana dijo...

Gracias por tu visita y comentario. Volar es lo que todos deseamos mientras leemos. Me gustó este piropo en forma de alabanza.

un abrazo

Rafael Castellar das Neves dijo...

Muito bons seus escritos!

Gostei...

[]s

Sergio dijo...

Buena reflexión que refleja la sensación de perder una identidad y el dolor que ello conlleva.
Me gusta tu blog, desde ahora te sigo. Un beso.

juan andrés estrelles dijo...

Realmente hay momentos en los que uno puede llegar a sentir que su vida no es más que un montón de papeles de todo tipo. Papeles que en cierta forma te esclavizan, te condicionan. Diciendo quien y que eres, o que puedes o no hacer. Arrinconando nuestra realidad vital. Un saludo.

Eduardo dijo...

Reonozco mi descuido en cuanto la identidad oficial, al mismo tiempo que admito mi preocupación por conservar la que late en el interior. Me ha gustado mucho tu texto.
Un abrazo

Abuela Ciber dijo...

Reflexivo al maximo lo que compartes.
Cuantas veces dejamos de lado nuestra vida por otros.

Cariños

Claudia Sánchez dijo...

Tal vez deberíamos preocuparnos menos y ocuparnos más, por lo menos de nosotros mismos.
Ojalá fuera todo ficción bonita. Por suerte la marca interior es indeleble, imperdible e inconfundible.
Besitos,

Rubén Amato Psicólogo Social dijo...

Ponerle palabras a la angustia es muy saludable. Hay que estar muy entero dentro de la desesperacion. Admirable.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Esa luz también camina contigo
y en ti...

Paz&Amor

Isaac

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Una pérdida de identidad que invita a la reflexión y al autoanálisis, un tiempo precioso que se escapa de las manos y que nos hace sentir mal.

Bello relato e interesante y profunda reflexión