"Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor"
Gabriel García Márquez

jueves, 29 de septiembre de 2011

quiero un amor


Que sepa distinguir en el brillo de mí mirada
el más tranquilizador motivo de confianza.
Que sepa volar y al volver
la tierra sea reparo verde donde reposar.
Que no le tema al futuro
estaremos ocupados de los presentes.
Que no necesite tiempo completo
porque sabrá leerme en cualquier tiempo.
Que no haya promesas
solo las más tiernas certezas.
Que sus dones naturales sean
los poseedores de mi voluntad.
Que quiera las alas de mi libertad
donde los sueños me llevaran a nombrarle.
Que cada amanecer
sea un motivo nuevo de sonrisas.
Que comprenda mis silencios
que son los respiros de mis palabras exactas.
Que haya siempre un siempre
para recordar cuando caiga el día.

Quiero un amor que ame cuando soy flor y espina también...
(2010)

sábado, 24 de septiembre de 2011

dedo mayor

El dedo mayor de la mano, el dedo del medio o el dedo del corazón, como también es llamado, lo han visto en situaciones comprometidas. Peleas callejeras entre automovilistas, y frente alguna frase poco amigable de alguno de los conductores, el otro con gran elegancia lo eleva mostrándoselo en respuesta. Suele verse a menudo que es usado sin ningún pudor. Puede parecer gracioso o grotesco, o ambas a la vez, cuando miramos la escena desde la vereda de enfrente. Podemos observar los efectos que provoca en otros.

Pero…porque no ver a un simple dedo mayor o del corazón, dulce e inocente.

Este es el caso. El de Simona. Que lo lleva con gran elegancia, como el dedo del corazón, ella seria incapaz de otras interpretaciones. (Eso creo) Esta vez le facilita de gran guía, es su puente entre dos realidades.

Con su dedo corazón, iba Simona tocando todas las paredes a su andar. Ella no se había despertado a la misma hora que su cuerpo. Precisamente no se había despertado y no tenía muchas intenciones de hacerlo. Su dedo pasó a ser de gran importancia por estos días, porque es el único contacto entre el sueño y la realidad. A Simona no le importa ir dormida por la vida. Y a su dedo corazón tampoco le dificulta estar bien despierto, porque como buen dedo, sabe que Simona esta atravesando una sensación especial, y el; es el encargado de cuidarla.

Amigos tengan cuidado, hoy escuche en la radio, una invasión de aromas primaverales que provocan enamoramiento...parece que tiene efectos secundarios y no hay antídoto hasta el momento.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

ella nos acuna


Acuna las palabras
con bellos pensamientos.
Canta a la vida
apreciando el momento.
Tiene los recuerdos
a flor de piel
en su jardín de paraíso.
Nos regala risas a montones
cada viernes para que la recordemos.
Y desde esta lluvia
humildemente te elijo
para gritar al mundo
que vale la pena
contagiarse de alegría
estando contigo.


Con todo cariño Abuela Ciber.

domingo, 18 de septiembre de 2011

seis

Llevo impregnado en la piel
la melancolía de un tango
que llora el desamor.
Un aroma a no me olvides
y los recuerdos de la adolescente que fui.

Llevo las arrugas de una vida
las pecas de mis pecados.
Unos cuantos
adióses-bienvenidas
que me habilitan.
Una libreta de errores
y un pinta-labios que te pronuncia.

Llevo la esperanza de saberte
el nunca haberte hallado
y el mientras tanto.

No me quedan mas esquinas
ni puertas de entrada.
A penas unas piernas que bailan.
La ventana y mis brazos
donde se vislumbra
el universo entero para amarte.

martes, 13 de septiembre de 2011

cinco

Llegó Septiembre
anunciando primaveras.
Con tintes, aromas
y letras sonoras.
Se va arraigando
favoreciendo aires nuevos.
Como una fruta dulce
agua la boca.

Me conquista los sueños.
Donde se detiene tu nombre
callado y audaz.

Se pronuncia y me provoca.

domingo, 11 de septiembre de 2011

hacer tablas

Desde antes de empezar a jugar con muñecas, había descubierto un sin fin de estatuillas chiquitas, en el gran comedor. Gran comedor que solo se usaba para reuniones importantes. Su padre, lo visitaba las tardes de domingos en invierno. En el comedor diario, se encontraban las mismas estatuillas en una caja de madera. Sin previo aviso y sin permiso, los organizaba en ejércitos y jugaba un rato todos los días a la hora de la siesta, sin ser vista. Una tarde de distracción, escucho una voz detrás que le susurro, esa es la torre. Con la cara sonrojada de vergüenza se giro, no pudo contener el susto. Sabia que no pedir permiso, se pagaba muy caro. Se pagaba con la penitencia de suspender el sábado de cine del mes. Pero esta vez, su padre la tomo en brazos y se sentaron en el gran comedor. Le explico cada función de esas estatuillas de mármol. El le enseño a jugar. El la dejaba ganar. Cuando se dio cuenta, ella se empezó a enojar. Hoy recuerda, mientras organiza su ejército de tareas diarias, sin ninguna intención de ganarle al tiempo ni enojarse, pero si, deseando hacer tabla al llegar la noche...

martes, 6 de septiembre de 2011

paleta


Te acercas sigiloso

Dibujo un cielo

Pones la mirada

Pinto palabras

Se hace la noche

Te pienso…

sábado, 3 de septiembre de 2011

el día se volverá a engañar

El día se engaña en el olvido
entre papeles ríspidos
de un aposento descuidado.
A la vista una sutil calma.
Juega a las escondidas
en el ruido confuso de las cosas.
Va formando vueltas la tarde
mientras pasa desapercibida
hasta perderse en la línea
donde marca la tristeza.
Y esa pequeña ilusión se desvanece.
Madrugadas húmedas
que se nublan en el recuerdo.
Lo que se llevo tus manos.
Y el deseo?
Transparente camina inadvertido.
La noche estafa una y otra vez
sorprendiendo al cansancio.
Cae abatido.
Con el golpe certero de la realidad.
Y mañana?
el día se volverá a engañar...

(Sep-2010)