"Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor"
Gabriel García Márquez

viernes, 28 de diciembre de 2012

En Tus Brazos el ultimo viernes del año

Los viernes tienen magia, se despierta listo para soñar. Y hoy es el ultimo viernes del año, se siente distinto. El brillo del día tiene mas fuerza, porque también se convierte en ese ultimo destello que ya se va, ¿y quien sabe como será el próximo? La calle de viernes te sonríe, los arboles dan mas sombra y sus hojas te acarician. Los autos con sus faroles te guiñan un ojo; entonces la vecina para de barrer la vereda, porque pasaste con un viento de cambio que la sorprendió. ¡Es viernes! Y se te ve en la cara. Y te dan ganas de gritar con la euforia de la sangre que te calienta las venas. Con la ilusión de que todo va hacer distinto, que vendrá ese beso ansiado, ese encuentro prometido. El corazón te palpita distinto. ¡Late el viernes! Las horas son ilusionistas de cuantas cosas hoy, pueden mejorar. La esperanza es un sueño compartido que muy dentro te hace mucho ruido.


Es un viernes único y a veces sospecho que se puede. 

Feliz último viernes de 2012.


miércoles, 28 de noviembre de 2012

luz de vela



Simona se acerco al ventanal que mira a la esquina, la sensación de lejanía se clavo en el mismo momento en que la luna alcanzaba su mayor protagonismo. La oscuridad cayó de golpe, el apagón era mas grande de lo que se podía apreciar. 

-Algún mensajero la acaba de colgar - murmuro risueña.

Laura, volvía de buscar una vela que coloco en medio de la mesa en la cual, segundos mas tarde, las dos estarían sentadas.

-De niña -comenzó Laura a contar- la luz se cortaba bastante seguido, Papá tomaba el sol de noche para alumbrarnos. ¡Me gustaba tanto mirar como levemente la llama iba iluminando el comedor! Las formas de los muebles tenían la suavidad de las veladuras de un cuadro. Y alrededor de esa penumbra nos acercábamos, Mamá, la abuela Pepi y mis hermanos. Ese sol artificial tenia magia. Era el despertar de las mas lindas historias; la niñez de la abuela, su querida Italia. También se disfrazaba y cantaba, su voz de soprano se oía con calidez, mientras Mamá al piano la acompañaba.  

El calor del recuerdo hizo silencio entre ambas. Afuera del bar, seguía oscuro y la luna mas alta; adentro, la vela baila con el impulso de una brisa entrometida que llegaba desde la ventana.
Simona, la mira y sonríe, y; con el empujón de un suspiro puso palabras nuevas a un viejo recuerdo.

-En el pueblo donde nací, los apagones se sucedían seguidos. Me acurrucaba en brazos de mi hermana mayor, y ahí, quería quedarme. Había un sentimiento de orfandad, eso creo ahora, tenia temor, creía que la oscuridad se instalaría para siempre, y todo seria sombrío. Una noche de los tantos cortes, alguien apareció con una sabana, disfrazado de fantasma, ¡que podía entender yo! Entre tantas risas y mayores gritos, mientras, sus sombras reflejadas en las paredes parecían aplastarme.

-Vaya broma para una niña pequeña, repuso con firmeza Laura.

-Los odie, tras mi llanto y mas aun de una explicación, inexplicable.

Otro silencio les acaricio las miradas prendidas del titilar de la vela. Hasta que echaron a reír.

-Ay, Simona, ¿no es que la vida es una fiesta?

-¡Si! que venga la luz, así ponemos música en la Rockola.





mas luz en casa de Encarni

miércoles, 21 de noviembre de 2012

arte-paralelo




video





y la culpa la tiene el convocante (jeje)
 mas arte-del bueno...en casa de Gastón




miércoles, 14 de noviembre de 2012

humo detrás del cristal



Todo va sentenciando, lejanos otoños a la vera de una flor. Porfiada ella, insiste, para que no olvides el resplandor de la primavera. Las hojas que han caído, el soplo que te hace tambalear. Sabias las paginas del libro, el que anuncia la tardanza de los buenos finales. Me desvisten de tácticas y habilidad. Solo a veces...como esa flor espina, me prende un pretexto. La más adentrada y celosa excusa. Entonces...¡Me tropiezo contigo!...en los acordes de un tango que llora su pasión; en el arrebato de la madrugada que me saca de las calles frías de una historia de perseguidores y perseguidos; en el circular liquido que agitado se balancea en la copa que brinda; en las musas que siguen cabalgando palabras. ¡Oh, Señor! todo se evapora en el azul intenso de nuestra noche, la que llega sin presencia.
La sangre que desgasta los huesos, los pasos, el respirar como ultimo esfuerzo.
El humo detrás del cristal, no es mas que mi aliento. Lo tiñe, lo evoca. Figúrate tu, el otoño que agoniza inviernos, y yo; a un latido que se inscribe desbocado...





1 de 3 en casa de Neogeminis 


miércoles, 7 de noviembre de 2012

volvemos en seis minutos dijo el director




Unas risitas de cartón despertaron a Simona, tiesa quedo del susto al descubrir que de las sabanas, asomaba un ratón, con un guiño y gesto de silencio, le pidió complicidad. En el sillón, anudadas sus colas estaban de charla muy jocosa Zimba y Tom.

Con mucho cuidado, tomo el teléfono y decidió llamar al trabajo para avisar que llegaría mas tarde, y una voz bastante particular le contesto: “no hay problema”. ¿Con quien hablo? Pregunto Simona. Y escucho a lo lejos…terrícolas, llaman ellos y preguntan quien habla.

Simona, creyó conveniente ir al medico. Al abrir la puerta del ascensor le preguntaron. ¿Qué hay de nuevo, viejo? ¿Viejo? Se repetía ladeando la cabeza.

Daba la vuelta, y una bella dama que se pintaba los labios, le ofreció sacarla de ahí. Ella le sonrió, mientras eran perseguidas por un loco y un perro que no dejaba de reírse.

En el primer semáforo, muy agradecida se bajo y entro corriendo a la clínica. Un bastón golpeo sobre su hombro y fue ahí cuando se desmayo.

Los primeros rayos de sol le dieron en la cara, despertó riendo del sueño que había tenido, se baño y dijo: ¡este es un gran día para ir a desayunar al bar de las causas perdidas!…







Hola Doña Simona, hola Laura
paso usted ya por casa
por tu casa ???

Vio usted a mi abuela
a tu abuela ???
adiós Doña Simona, 




vamos a casa de Gus, yo vuelvo en seis minutos.


miércoles, 31 de octubre de 2012

halloblogween 2012




Carlos despertó de golpe, con un insondable dolor en el pecho. Las gotas de transpiración fría se apoderaron de su cuerpo entero. En la habitación reinaba un silencio sepulcral, sin embargo, su cabeza, estaba llena de voces. Dio un respiro para recobrar el aire, miro inmediatamente a su lado, su esposa dormía plácidamente. Con suavidad se deslizo por las mantas para no despertarla. Fue a la habitación de su pequeña hija, recorrió la casa, al comprobar que todo esta bien, insistió en conciliar el sueño.

Llego la mañana como tantas otras, la familia estaba amaneciendo con su ritmo cotidiano. Dejo sin efecto lo sucedido, pensando que solo había sido un mal sueño.

Zapare, es un pueblo tranquilo; aunque no es tenido en cuenta, olvidaron dibujarlo en los mapas, lo cual,  no impide que sea visto, su ruta principal es camino a la Capital, parada obligatoria de los viajantes, para  cargar combustible y descansar. 

La casa de Carlos esta ubicada cerca de la boca del gran río, lindera con el Polideportivo y la casa de Doña Berta; frente a ella, una mansión que abarca toda la manzana, revestida por arboles muy altos, muy viejos, muy descoloridos, dan al paisaje un aspecto de desconcierto y no dejan ver mas allá de ellos. Los fines de semana llega un auto que desaparece entre los arboles y se le suele ver los lunes al partir.

Carlos, su esposa Vilma y la pequeña Lucy, disfrutan de su hogar. Cada fin de semana reciben la visita de familiares y amigos, hacen del jardín un lugar de encuentro. Doña Berta, fue invitada en mas de una oportunidad. Los grandes tienen entretenidas tertulias alrededor de la mesa, mientras los pequeños corretean entre las hamacas y juegos del parque. ¡Todo va bien!...

Una noche, estallo una gran tormenta sobre el pueblo. El gris cada vez mas oscuro y el aire mas espeso.   Esa noche después de la cena, Vilma recostó a la pequeña, fue por café, que llevo junto a su marido. El lo saboreaba cómodamente en el sillón, mientras Vilma sentada en el brazo del mismo, acariciaba su cabello. ¡Un apagón! y repentinamente, el grito y posterior llanto de Lucy. Saltaron ambos por el aire, corrieron a su encuentro. Entre balbuceos la pequeña intentaba hablar sobre la nena. ¿Que nena? Pregunto Vilma, mientras Carlos, trata de tranquilizarlas. Solo ha sido una pesadilla.

En las sucesivas noches, Lucy despertaba por las madrugada envuelta en llanto, pidiendo por su madre. Vilma corre a su lado, la toma, la abraza y ya no quiere dormir. Lucy repite, ¡Mira la nena!¡Mira la nena!... Vilma, trata de calmarla, mientras le susurra, no hay nadie mi querida. Si mami, la nena quiere llevarme, juega en la hamaca. Cuando Lucy pudo al fin amigarse con el sueño. Vilma, reviso las ventanas y se sorprendió al ver la hamaca columpiándose rápidamente.

No cesaron las noches de llanto, ni la nena, ni la hamaca y el ruido sombrío del viento. Lucy comenzó a perder peso y color, la preocupación de los padres no menguo ni con la venida del medico del pueblo.

Una tarde, Doña Berta llamo a la puerta, enterada ya de la dolencia de Lucy, pidió hablar con ambos. Temo por los acontecimientos, tendré que sugerirles que dejen la casa, para recuperar la salud de vuestra hija.

Ambos se miraron sin comprender, pero escucharon atentamente el relato de la anciana.

Hace unos años, vivía en esta casa una pareja con su hija. Todas las noches cuando la familia dormía, una sombra de mujer envuelta en destellos naranjas y negros se le aparecían al hombre. El no creyó. Suponía que solo era una pesadilla que pronto terminaría. Esa imagen, sombra, o lo que fuere, en principio solo movía sus objetos personales. Pero cada vez, fue peor en peor, la sombra se adentro cada vez mas, comenzó a escucharla y creyó enloquecer, los médicos decían que estaba en su sano juicio. Una noche despertó justo, cuando la sombra se disponía del lado de su esposa. Una advertencia, que el no hizo caso. La noche del 31 de octubre, ocurrió lo inesperado. Un estruendo bajo del cielo furioso, fue lo ultimo que se escucho.

La policía encontró al matrimonio desangrado en su alcoba. Dicen que fue un rayo, de la nena no hubo rastro. Jamas la encontraron. Siempre tuve mis sospechas en la mujer que vive en la mansión, sin ninguna certeza, la llaman la bruja de Zapare.

Carlos y Vilma, sin creer que estas cosas sucedían, dieron crédito al relato de la anciana. Carlos recordó la madrugada que despertó sobresaltado, envuelto en sudor y las voces que le aturdían. Un escozor le corrió en ese mismo instante. Sin esperar mas, esa misma noche decidieron marcharse. La pequeña Lucy insistía en que la nena la quería llevar. Doña Berta se quedo hasta que cargaron todo en el auto, la abrazaron al despedirse y se marcharon. 

Cuando el auto se perdió de su visión, volvió sobre sus pasos...un lamento la detuvo, el escalofriante sonido subió al cuerpo de la anciana. Miro la casa, la nena y la sombra de la mujer, estaban ahí, riendo a carcajadas...¡sigues tu!.

Dicen los pobladores que los días de tormenta desde la mansión se escucha la risa de una nena, la voz de una mujer y el lánguido lamento de una anciana.




Cuelga un cartel en la casita.
SE VENDE
¿Te gustaría comprar una vuelta?


ve por golosinas a casa de Teresa Cameselle

miércoles, 24 de octubre de 2012

colores...




No se me ocurre nada. Nada de nada. Extraños juegos incompletos. Busco un arco iris donde refugiarme, pero no se me ocurre nada. Me siento en las sillas blancas de mi balcón. Ha salido el sol, después de tanta lluvia y días blancos matizados en grises. ¿El sol es amarillo? Tengo palabras minúsculas, si, no, tal vez, ¿Son palabras? No se me ocurre nada. Mi termo es blanco y mi mate es de palo borracho, ¿el marrón es parte del arco iris? nada se me ocurre. Miro a mi gato que se sienta en mi regazo y me mira con esos ojos color añil, envidiable. No se me ocurre nada. ¡Suspiro! descubro que la planta de albahaca ha prendido en una maceta, es de un verde intenso… y; a mi me sigue sin que se me ocurra nada. Nada de nada. Lindo es el cubre cama que me regalo mi hijo, color naranja bien rustico, hace juego con las paredes celestes o ¿verde? Además soy daltónica. No se me ocurre nada, solo que tengo que salir, y si, hoy me pondré mis zapatos rojos haciendo juego con la cartera del mismo tono. No se me ocurre nada, sepan disculpar, ni siquiera tengo un violeta para convidarles.


gente con color en casa de Lois y Clark 


jueves, 18 de octubre de 2012

de libros...


"el recuerdo que deja un libro es mas importante que el libro mismo"
Gustavo Adolfo Bécquer



(Hace un año, mas o menos. En uno de esos días, donde imperiosamente me asalta las ganas de tener algo que vive en mi, y que en los tiempos de mudanzas se perdió en algún rincón, me lanzo por días a toda pequeña librería que se encuentran escondidas, perdidas y desconocidas que habitan en algunos barrios de la ciudad. Después de haber agotado las mas renombradas, fui por el. Lo encontré, ahí estaba, entre un montón de otros tantos. Amarillento, picado, arrumbado, esperando morir o desintegrarse por la humedad y el descuido. O quizás, esperando el milagro de alguna alma que se apiadara. Me lo lleve, pague por el sin decir nada, el señor librero me miraba asombrado. Claro, el no sabe que me estaba llevando un tesoro).

¡Quien diría que a un año de reponerlo y a otros tanto del recuerdo de niñez, hablaría de el!

Al leer la frase que acompaña la convocatoria de este jueves, inmediatamente me transporto a una tarde junto a mi hermano, al comedor de la casa de mis padres, cada cual con su libro. Y entre hoja y hoja  la mirada cómplice que enmarco un momento, único y tiernamente mio. Aquí comienza un recuerdo. ¡Tan intimo! Como la relación que entabla el lector con su libro.

"Zezé y su hermano fueron la compañía de unas cuantas tardes. Conocí a su familia, su lugar, el amor de su maestra y su amigo "el Portugués". Su pobreza y también la riqueza de su corazón. Con el, transite unas cuantas travesuras y retos. Los enfados de los mayores. Paseamos varias tardes en el zoológico. También supe su sueño de poeta. "Poeta con moño" porque para ser poeta, debía usar moño. Aprendí y me contagie de su pasión por la lectura, por supuesto que a mi me costaba algo mas, Zezé leía muy bien, brillante. La imaginación se apodero para montarme en cualquier personaje y viajar desde la mecedora de la abuela a cualquier lugar de ensueño. Fui feliz al conocerlo, hubiese querido que fuera mi amigo en la vida real, tan pequeña y ya me había robado el corazón".

Entre mis libros, vive el pequeño provocador de ilusiones, y después de buscarlo tanto, hoy, en algunas noches, lo tomo entre mis manos y voy a visitar a ese niño-amigo.

Yo, le contaba a Zezé de mis cosas. 
Y el, a su planta naranja-lima.







mas de libros en casa de Rocchies


jueves, 11 de octubre de 2012

telefono



¡Hola! ¿Como estas?
 ... al finalizar el tema musical puedes dejar tu mensaje. 
¡Gracias!




otras llamadas interesantes en casa de Maria José

jueves, 4 de octubre de 2012

alba-alma



Se ira esta mañana
con algunos rastros de sol temprano
bajo mi piel
Se ira el crepúsculo
espaciosamente entre los brazos
de alguna estrella o quizás algún destello
 Vendrá la noche
con sus recuerdos añejándose
como un buen vino
¡días de niña y juventud!
y susurrara la sonrisa como eco
vestida de quimeras y algún que otro juego
todo ha sido un gran sueño
y mientras despierto
te sigo llevando muy dentro.



lunes, 1 de octubre de 2012

luna de octubre

(foto: Cecy)


Al llegar soñé con caballos.
 La música como en tiempo de galope se instala en mi.
Me recibe una brisa de aromas nuevos...
y el destello de la sonrisa, baila en mi balcón.
Hay gusto,
 y muchas ganas de un re-comienzo.
mientras se respira vientos de
 libre-tranquilidad.



♪♪♪  

sábado, 15 de septiembre de 2012

La Flor Mas Bella





Hay un ulular del viento
Con Acordes de ritmo
A Un tempo

Hay un cielo que espera ser mirado
desde un nuevo rincón de inspiración

Hay un ulular del viento 
que me lleva...

y en la próxima LUNA
nos volveremos a encontrar.



  ♥
(Estamos en época de mudanza, Zimba, Simona, la luna y yo)
Abrazos :)

miércoles, 12 de septiembre de 2012

(.)J(.) x (.)J(.)


Fueron muchos los días que pasaron a ser largos meses y unos años. La llegada de esa mañana, fue muy esperada. Meticulosamente esperada por mí. Hacia mucho frío a pesar de abril. Sentí la profunda necesidad de pasar primero por la iglesia del barrio. Hable con el Cura Párroco, José, quien desde aquel momento me ha acompañado con su fe.
Mi amado esposo, colmado de paciencia sostenía mi mano, mientras escuchábamos silenciosamente (vaya a saber cuantas veces pasamos oído) el mismo relato, tan cruel, tan duro. Mi pecho no dejaba de partirse en dolor. 
La esperanza tocaba la puerta, las pruebas que se ocultaron en ese momento, cederían a la luz y su inocencia estaba a punto de declararse.
Un segundo, ni un respiro, unos disparos. Ella me gritaba con el alma endemoniada de dolor ¡Ahora sabrás que se siente!
Caí sobre el cuerpo de mi hijo desvanecido a abrazarlo.
Sebastian, trabajaba de maestranza en la multinacional, donde fue hallada asesinada la joven hija del gerente.
Estoy velando la inocencia de mi hijo, la madre de la joven pagando la injusta Ley del Talion...el asesino, hijo de uno de los socios, anda de parranda fuera del alcance de la justicia.


relatos vengadores en casa de Teresa

miércoles, 5 de septiembre de 2012

relaciones



Desde el mismo instante en que te vi sentí que un resplandor pasaría entre los dos. Nuestro corazón desvestido, caminó entre los fríos de junio y julio. Floreció septiembre al son de las brisas y los besos; libros y café en las esquinas. Compartimos ideas, las confrontamos, y los ideales nos lanzó a pelear por nuestros sueños. Nuestro primer encuentro lleno de pasión quedaría siempre en el recuerdo y en las escalinatas detrás de la Catedral, que osadía. Mientras miles de jóvenes corrían para no ser alcanzados por los gases que malparidos ordenaron, además de los arrestos. ¡Zafamos mi amor! me dijiste. Cuando todo parecía entrar en una calma aparente, comenzamos a caminar…sentí un golpe seco, seguido de un ruido estridente…
Cada año vengo al mismo lugar a contarte que aún no hemos perdido la batalla, me sonrío de nuestro secreto en las escalinatas y me pregunto como serias hoy…


mas relaciones en la casa de San

viernes, 31 de agosto de 2012

fraternizar

Soslayar el día de formas quejumbrosas
que van al creciente, no alcanza.
Esa fuerza voluntariosa de buscar algo propio
no depende de cual grande o pequeño sea el doliente.
Hay noticias que escapan a la carne
a la partícula individual.

Es necesario un profundo impulso de fraternizar.

miércoles, 22 de agosto de 2012

una taza de café




Ella me acompaña por las noches, justo ahí, al lado del ordenador, más de una vez, la volqué. En una exclamación. Cuando leo algo que me gusta, y me digo en voz alta. ¡Que grande, como puede escribir así! Mis brazos como acto reflejo se levantan y…tengo que salir disparada a la cocina a buscar un trapo para limpiar la mesa, teclado, mouse. No les voy a contar la cantidad de palabras que digo en un segundo de recorrido entre que voy y vuelvo (me da vergüenza).
Pero hay noches también, que la tomo entre mis manos, doy unos pasos, me acerco a la ventana y junto a ella bebo, miro el cielo, algunas luces que andan madrugando, la luna, alguna nube de paso. Mientras...pienso.

Hay noches, que somos unos cuantos, la luna, mi taza de café, vos y yo.


en pocas palabras, mas tazas con aroma a café en casa de María José.

miércoles, 15 de agosto de 2012

el calor



A la manera de Agosto se empeña en dejar su pequeña huella buscando semejantes con el invierno de su mano. Tiene un sutil cuando se chifla en las horas húmedas. La de sus vientos bruscos, helados. Y ese cielo pasa más tiempo entre grises y blancos. Se esmera en ser, para. Recóndito rinconcito que con busco, y cerca de mi ventana a veces pacto, a veces te pienso, con la taza de chocolate entre mis manos. Se desprende el que dibuja vocales y consonantes. Juegan palabras y tu nombre. Se los momentos reservados, y mi pecho de al evocarte. En la de los sueños, nuestros pies se buscan, se corren, se enredan, se entrelazan hasta descansar al son de la del abrazo. Ese que tiene como regalo este Agosto con el invierno de su mano.


                                          el calor en toda su expresión en casa de María José.



miércoles, 8 de agosto de 2012

recuerdos, sueños y pensamientos


Su sueño acariciaba la realidad. Cuando llego a la cima, un viento impetuoso la mecía junto al compás de los movimientos de sus ojos, ellos intentaban abrirse camino en la inmensidad del paisaje. El mar tantas veces imaginado, no tenía comparación con lo que había escuchado, su dorada arena, su agua cristalina, casi el paraíso, casi perfecto. Quedo extasiada mirando desde el faro, su alrededor. Después de una respiración profunda, decidió buscar a los suyos, para tener un día de esparcimiento familiar. Su felicidad era inmensa, sobre todo ahora, que podía pensar en tener un recuerdo.


Mientras Claudio, el elefante, la miraba perplejo, por el buen equilibrio que hacia arriba del palito mondadientes.


Mas cuentos, sueños o pensamientos en casa de María José. 

miércoles, 18 de julio de 2012

La curiosidad ... mató al gato


“el hombre de manera natural desea saber”
Aristóteles

¿y el gato?


La curiosidad es algo que nos atañe a todos, en menor o mayor medida. Un curioso o curiosa vive dentro nuestro, queriendo saber. Algunos se inclinan por cuestiones científicas, otros por la filosofía y otros por meros chusmas, nomas. Podríamos hacer un foro de este tema, ¿verdad? Pero no, este es un blog y yo voy a contar de lo más curioso que tengo en mi vida. El, el rey de la casa, de naturaleza HIPERCURIOSA.

Llego un 5 de enero del 2011, apenas si tenia 45 días de vida, cabía en la palma de mi mano, totalmente pulgoso y fiero. Tan flaquito que su médico veterinario no daba muchas esperanza a que fuera un Rey Gato. Dicho esto, el tipo casi se nos va con un virus contraído porque fue destetado antes de tiempo, y; la gente no avisa cuando algo esta haciendo mal. Lo cual sentí mucha bronca y dije: ¡le daremos batalla! Así salio adelante, el con sus tremendas ganas de vivir, y yo, con mis tremendas ganas de quererlo.


Gato bien alimentado y mimado, despliega toda su seducción de mascota, hace poses, te mira con amor desde cualquier rincón, como si fueras lo mas importante de su vida, no lo dudes, lo sos. Se sabe tan querido, que esa bola peluda va a seguirte a todos lados: a la cocina,  dormitorio, patio, balcón, armario, compu, y si te descuidas sale mas rápido que vos a la puerta de tu casa. Empeza a mirar el piso, porque siempre que vas a darte vuelta, esta el, y puedes que te caigas tratando de no pisarlo.

¿Quien dijo que no seria el Rey Gato Tarzán? Se trepa a todos lados, de la mesa a los armarios. Olvídate de tu linda planta, ya fue. Ya se fueron cinco pares de ojotas, algunos vasos, algunas prendas, si, si, esa que mas te gusta, ¿porque? Porque se ha enojado si lo dejaste todo día solo. Al principio, al llegar al hogar, te espera saltando la bolita peluda, feliz de verte. Y con el tiempo sigue feliz, aunque descubrís que se adueño de tu almohada y por supuesto de la cama también, dejo de ser tuya. Viene a recibirte muy sigilosamente tratando de disimular lo que no puede, abre grande su boca de un bostezo y estira sus patas desperezándose.

¿Hemos descubierto lo curioso que puede ser? No lo sabremos nunca en su totalidad. Tiene hambre y sabe que la heladera es un buen lugar, si, aprendió abrirla, por ese motivo la tengo cercada. Abre cualquier puerta que le sea necesaria, de placares, baño, cocina etc. Se mete y revisa cada cosa que llame su atención. Pero este curioso incansable, es un gran compañero y lo ha demostrado cuidando cual soldado, el agua de la pava, así yo, me puedo tomar unos mates. Además merezco de su cuidado.

¿No me creen?  ¡¡¡MIREN!!!


( Fotos: Cecy)


mas curiosidades en la casa de vacaciones de Teresa

miércoles, 11 de julio de 2012

V o (5)

La tarde de domingo se estaba desojando en aburrimiento. No encontraba nada para entretener su ansiedad, provocada por la angustia de ver morir el fin de semana ante el infierno de las vísperas del lunes. La tele, la radio, los diarios, el fútbol, el libro, todo había agotado sus ganas. Quería otra cosa que le calmara.  
Un ruido extraño alerto sus oídos, un temor corajudo lo llevo a recorrer la casa. Su aroma dulce, perfume mezcla de vainilla hacían que su nariz la siguiera. ¡Madre mía!  Exclamo. No se imaginan como abrió sus ojos al verla. Tan sugerente con su color ébano, esa redondez muy suya, única e irrepetible. Se fue acercando despacio, primero merodeándola, hasta que la tomo entre sus manos...acerco su boca. ¡Estallo en un gran placer!
Al devorar, con todos sus sentidos el rico postre de chocolate con dulce de leche que preparo su novia.


mas historias con V o (5) en casa de Juan Carlos

sábado, 7 de julio de 2012

un tanguero animado

Se pierde la noche
entre los fuelles de un bandoneón.
 A las escondida juegan las estrellas
cediendo su luz a un farol.
Cantan las musas palabras de fantasía
en el suburbio de una ciudad dormida.
Late el corazón de Fido
viendo con tan buena estampa a su amigo.
Y esta servidora sonríe sorprendida
porque jamás imagino bailar un tango
con el mas guapo de los dibujos.



(Su creadora Neogeminis)
No se queden con las ganas de visitar a mi amigo Flin

miércoles, 4 de julio de 2012

tus fantasías secretas



Era un sábado de madrugada, cuando ocurrió. Me había preparado toda la semana para tener el día libre de compromisos, dedique la tarde y gran parte de la noche a continuar escribiendo la novela “esquina en-sueño”, mis personajes estaban muy predispuesto, hablaban pausadamente; una comunión perfecta me había llevado casi a finalizarla, después de imprimir un borrador, felizmente, apague el ordenador para ir a descansar. 

Me despertó un viento frío que se coló por la ventana. Atine a cerrarla, cuando una lluvia, tímida, recorría mis mejillas, mire mis manos y el estruendo de un rayo me transporto a la esquina de mi novela. Vestía un traje de fiesta azul y zapatos de tacón. ¡Mi secreta fantasía se volvía realidad! La emoción me llevo a recorrer el lugar,  pude ver algunos de mis personajes: el barman, el mozo, el viejo Martín cantando, Fedra y Camilo.

La causalidad toco el espíritu de la orquesta y un vals se adueño del aire. No advertí el momento que se me acerco, me tomo de la cintura, bailamos toda la noche que transcurrió bajo un manto de miradas profundas y risas nerviosas, con movimientos acompasados, nuestros cuerpos hablaban el mejor de los lenguajes, del encuentro. Me beso apasionadamente y quede prisionera de su aroma.

El primer rayo de luz estafo a la noche, cegando mis ojos, cuando pude ver, estaba sentada en el borde de mi cama, todo se había esfumado: la esquina, la orquesta y el hechicero hombre. Me sentí confundida, buscando a la razón, era demasiado real para ser producto de lo que yo misma había escrito para Fedra y Camilo. Sabia que el no era parte, tanto como no lo era yo. Me quede pensando. Una esquela se deslizo por las páginas... no logre entender que decía, pero tenia su aroma.



Como en mi secreta fantasía, encontraremos otras, visitando la casa de San


jueves, 28 de junio de 2012

(2)

(Foto Cecy)

Tiritan las palabras 
en rincones escondidos.
No es fin de principio
ni etapa envuelta en milagros.
Hay tribulación de regalo
y algunas horas de alivio.

viernes, 22 de junio de 2012

simplemente por ser Simona

Simona se encuentra sentada en la banca del parque, recordando los días de la Calandria. Una primavera que se renueva, un verano insoportable, un otoño con ganas de perpetuarse y un invierno frío. Tan helado como los días que pasaron casi inadvertidos, mientras se suceden. (se suceden solo problemas, inseguridad, y que se nos rían en la cara). Es lo que piensa, mientras mira pasar a la gente, con sus caras dibujadas de tristeza y eso que hoy, a salido el sol. Perdidos en rumbo circular, desilusión. Es lo que escucha, también al pasar. Siempre al pasar, pasa la nada y el todo. No soportó mas la baja temperatura, ni esta tristeza que se respira en un Viernes que parece Domingo. (¡No! No es el Viernes ni Domingo, es esta suciedad, que se ve gente abatida, conforme con la mediocridad que nos venden todos los días). Comenzó a caminar. Las cuadras que transita están atestadas de negocios, vacíos, claro; (pero no se preocupen que vamos bien, todos los días una marcha de protesta en Plaza de Mayo). Le llamo poderosamente la atención, unos enormes espejos antiguos de diversos tamaños: redondos, ovalados, rectangulares, cuadrados y también con formas de animales. ¡Ah! le gusto el de la Sirena, se acerco y comenzó a jugar, como aquella vez en el ascensor. Cuando se descubrió con un montón de admiradores, (que la miraban como a una loca)  les hizo una reverencia, les soplo un beso al aire y se fue al "bar de las causas perdidas" a tomar un Chocolate caliente, escribir unas broncas, mientras escucha un poco de música. ¡Es tan grande el desánimo! Aunque le queda alguna ínfima ilusión, simplemente por ser Simona.

martes, 19 de junio de 2012

preludio

Confiarse en la sonrisa
pasaje de un nuevo despertar
que navega en esa nube
y pasa despacio
mientras los ojos respiran
en el horizonte
cuando le acarician
los suaves reflejos
 de
Confiarse en la palabra
que se acomoda a un costado
susurrando al oído
de días que hacen noches
y pasea ansiosa, precavida
asomada a las entretelas del corazón
 de
Confiarse en la canción
que late y suspira en cada nota
por el pentagrama de la piel
mientras bailan los pensamiento
como hilo invisible
conectados a la inmensidad
 de
Confiarse sin avistar que es el preludio
donde ha nacido este amor.


viernes, 15 de junio de 2012

inmensa

(Foto: Cecy)


En intima relación salgo acompañada de mis pensamientos
en la noche plácida donde se me entibia la mirada
son horas dormidas en calles desiertas
alimentadas por los árboles.

Me hace inmensamente feliz hablar con la sombra de mi silencio.
Me hace inmensamente infeliz que no estés tomando mi mano.

Me reflejo en el espejo luminoso que cuelga en el gigantesco oscuro.
Y te digo: Hoy ¡es más inmensa que nunca!
aunque se vea tan lejana.

La capto como fiel reflejo
como un obsequio
como albarán de vida real.

En la retirada a los brazos del dios de los sueños
voy cantando serena con el alma pretenciosa
de saber que existimos.



lunes, 11 de junio de 2012

señales

Dejo sus ojos tristes
colgados en las gotas del recuerdo
tras los cristales de un día gris.
Dejo sus pies cansados
a un costado del camino
los que llevan el peso de su propio pozo.
Dejo la sonrisa pegada
en la puerta de la heladera
por si acaso el hambre le llevara
a recordar como era.

Plancho su corazón después de lavarlo
con las lágrimas de tiempos difíciles
lo perfumo y lo guardo

en el último cajón de un amor.

sábado, 9 de junio de 2012

en mi cumple...



Cuando caiga el día pediré tres deseos

♥...ante de las despedidas
ante las mañanas que se comienzan
ante cada fin de pensamiento...♥


Cecy.


gracias totales.

domingo, 3 de junio de 2012

empujón del diablo

Hoy escribo para vos
con un suspiro
 le doy empuje a las palabras
para que se afinen en los reglones
y con un empujón del diablo
para decirte una vez más
cuanto Te quiero.

miércoles, 30 de mayo de 2012

en la quietud de la noche




¿Conoces el secreto de la luna nueva? No te confíes de ella. Cuando en la noche nada se ve, el cielo es tan cerrado que ni las estrellas tienen permiso. Excepto yo. ¿Quien soy? Soy esa, hija predilecta de la "Nueva". Una penumbra que se cuela de los faroles en la ciudad, me despierta. Miro en la oscuridad y sigilosamente voy a tu acecho. Cuando todos se distraen, me cuelo entre tus sabanas, mis manos recorren cada centímetro de tu piel, mi lengua se apodera de tu espalda donde escribo tu sueño y cuando crees despertar, estas atrapado entre mis piernas prisionero de mis encantos. ¡Soy también, esa maldita felina con forma de mujer! Silenciosa-mente te robo el alma, mientras queda a mi merced tus ganas y tus deseos. ¡Por esto! ¿Me tienen atrapada en este lugar? Si, para que duerma un infierno eterno. Nada me excita más, que zafarme en las noches de luna nueva. ¡Ojo! Ten cuidado, en la quietud de la noche, cuando todos duerman, te haré eternamente mío, llevándote a mi temible castigo.



mas historias, "en la quietud de la noche" en: Neogeminis


viernes, 25 de mayo de 2012

ternura

(Foto: Cecy)


Mi ventana, ¡Ahora!
es nuestra
¿Que piensa?
Días grises-sol, ternura-amor.
Se, lo que pienso yo, cuando miramos los dos.


jueves, 24 de mayo de 2012

el murmullo del libro

Despertó pensando en el último párrafo que había leído después de una noche interrumpida. “La verdad como la muerte pueden esperar, pero al final llegan, implacables, decididas, hasta muchas veces con un gran pesar”.  Así transcurrió la mañana, con pesar. Se vistió con lo que se estila en una estación fría. Las dos cuadras hasta el subterráneo, le dieron cuenta que la humedad le estaba robando estadía al invierno, un poco de calor pegajoso se colaba entre sus ropas, obligaba a estar con ese animo de abrigarse y desabrigarse que arrojaba un resultado de fastidio. Se sentó en una de las bancas, esperando la llegada del maldito tren, abrió su libro. Le quedaban dos páginas para terminar, que decidió leer en ese momento. La angustia se fue apoderando cuando la novela llego a su fin, levanto la vista y a su lado un hombre unos años menor, canturriaba un salmo, se poblaba la estación con el apuro de llegar al trabajo. Pensó en su angustia, que se fue transformando en enojo, ¿Por qué los malos siempre tienen que morir? ¿Por qué todo tiene que terminar esperadamente bien? (la ficción siempre es mas amable que la realidad). El hombre del salmo callo, y un murmullo molesto se apodero del ambiente. Recordó su madrugada con cierta tristeza, el calambre que lo había despertado de golpe, y; de golpe dejo de soñar para volver a despertar en el piso del baño, solo. Solo después del desmayo. ¡Qué me van a venir hablar de soledad! Cuando solo, es realmente estar solo, y no hablo de soledades, sino de realidad. Se levanto, se acerco al pozo por donde se escucha los aceros de las ruedas del tren… y decidió cambiar el rumbo, pasar por la Librería antes de ir a trabajar.

viernes, 18 de mayo de 2012

algo florecerá

Van cayendo las hojas
con los recuerdos castaños
envejecidas por el tiempo.
Como este otoño
que va muriendo inviernos.
Y ese viento que sopla
juega al amor.
Buscando las pisadas
en tierras mojadas.
Y en la esquina del tiempo
silba un pajarillo su zamba
sabiendo que algo florecerá.



sábado, 12 de mayo de 2012

la mariposa y su flor


Foto: Ignacio Santana
http://ignaciosphoto.blogspot.com.ar/



De un tropezón cayó, cuando en realidad le habían dado un empujón. Mientras escuchaba las risas burlonas y el chisporroteo de voces que decían de ella, “la muy tonta sin color es una advenida a insecto de alas cortas”. Una lágrima corría cuando la flor la invito a posar sobre ella. Con el paso del tiempo se hicieron amigas y en su mas onda tristeza, ella siempre la hacia reír. Una tarde fría se cobijaron cerquita del abedul; y fue en ese momento que la flor le pregunto muy tímidamente si quería contarle su historia. Es triste repuso enseguida, tratando de persuadirla con otros temas; pero ella insistió.

Hace muchos años (siglos) vivía junto a mi familia en un pueblo llamado Puerto de Azucenas, queda muy cerquita de este bosque y algunas leguas del mar. Procedo de una familia trabajadora, crecí sin privaciones y con una esmerada educación. Y en mí más adorada libertad y madurez de emociones, me enamore de un caballero a quien también le tenía admiración. El me correspondía y sabíamos que nos habíamos encontrado hasta la eternidad. Pero la vida a veces te pone en situación, el tuvo que partir para cumplir un trabajo. En aquellos tiempos, las distancias eran mas distancias, las ausencias mas ausencias, y las cartas tardaban meses o quizás…ya nunca volvería a regresar. La ley de la naturaleza gobernaba y gobierna nuestras vidas. Y el océano ya había sentenciado. Me sentí tan desdichada que me quede días y noches llorando a orillas del mar. En tan hondo pesar le grite furiosa a los cielos y a la tierra que apaciguara mi dolor, pero nadie quería escuchar, caí rendida en los brazos de las olas. Un día desperté y aquí me vez, renací en mariposa triste y gris, la gente se fue burlando de mi hasta llegar aquí. Mi corazón lo sigue esperando, me late su presencia, y tu; mi amiga de tanto estar conmigo, te has vuelto del mismo sincolor.

La flor la escucho atentamente, se tomo unos momentos de silencio, cuando ella concluyo. ¡La miro con ternura! Ahora, quiero contarte la mía. Yo te he esperado para cumplir mi misión, que por cierto finaliza hoy. He velado por ti mientras curabas tus heridas. (La mariposa la miraba desconcertada). Prosiguió: Hay amores de un día, amores de meses, amores de una vida y están los amores eternos, cuales almas están destinadas a encontrarse, a veces pasan varias vidas ante que suceda, quizás se hayan cruzado por distintos lugares sin apenas poder acercarse, porque no era el momento. Quizás tengan que aprender a vivir otras vidas, antes de su encuentro. Tu, mariposa de colores grises ya estas en su camino. Recoge tus alas y vuelve a tu mundo, al cual perteneces, sin miedos. Ya has tenido bastante sufrimiento.
Dos almas gemelas siempre se reconocen, si por alguna razón el destino los ha separado, esa sin razón del destino los volverá a juntar.

“los colores están en ambos corazones que se reconocen”

La flor se convirtió en hada y se quedo cerquita del abedul, y nuestra mariposa va en camino a encontrarse con su amor.


 Colorín colorado...

martes, 8 de mayo de 2012

lunática

Luna oscura
oculta los dolores
que errantes van.

Luna colmada
de sapiencia arropa
nuestra tiniebla.

Luna solloza
espiando a las nubes
esperando sol.

Luna lozana
envuelta en sus rayos
ríe al latir.

jueves, 3 de mayo de 2012

esa manera de querer


Su voz melodiosa se esparcía
en la ciudad, fría, desierta.
Y ese claro de luna que asoma
acunaba su llegada.
Vi sus ojos, húmedos, sin distinguir su color
escuche su risa, de niño, en su cuerpo maduro
sus manos inspiradas
y el dolor de su orfandad.
Atrapado en el ciego mundo.
Lo enlazo a mis brazos con ternura
y el tiempo se halla rodeada a mi cintura
en una sola figura, la mía
la que va muriendo de penas
mientras la lejanía llora en los labios.



martes, 1 de mayo de 2012

rebelde y angelical

La mirada al sueño
los pasos de alas deslizándose en cada baldosa
sin desplegar la caricia del suelo.
Se eleva la energía.
Entra, recorre, excita.
Las notas invaden cada espacio
encontrando su eje
es todo cuerpo.

Me bailo con la mirada al sueño.
Me recorro y entono la voz.
Me escucho y dibujo palabras.
Me suspiro y veo.

Y ese viento que pivotea
se llama momento y pasión.


domingo, 29 de abril de 2012

...y te pienso (2)

Esa infinidad de gotas que veo agrupadas a la ventana, son las que me anuncian que afuera el frío se ha instalado. Me acerco despacio, me apoyo en uno de sus lados y veo. Veo un cielo blanco, parece nieve, recuerdo; la única vez que vi nevar apenas alcanzaba la ventana del comedor de la casa de mis padres, por suerte el taburete del tablero de dibujo de mi papá, me puso a la altura del paisaje. Afuera, unos niños juegan con la nieve. Me pregunto, porque yo no estaba ahí. Pero el silbido de la cocina me devuelve al presente. Cierto es, que puse la pava para prepararme un café. Me gusta batido, la cuchara me pierde en ese tiempo que parece dejarnos fuera, unas palabras impertinentes se presentan, esas pavadas que a veces nos decimos. Vienen así de la nada y me encuentro sonriendo estúpidamente. Te estoy pensando. Y sin que nadie me vea, yo levanto la vista, por miedo a estar descubierta. La pregunta sin respuesta. ¿Me pensaras? 
Tomo a Mankell y al café que humea rico, me acomodo en mi sillón. Afuera, seguramente que la niña del taburete, esta jugando, adentro esta mujer, que intenta distraerse leyendo mientras tú te cuelas, con esas pavadas, esas pavadas que a veces nos decimos…

sábado, 21 de abril de 2012

un lugar

Llegada la medianoche cambiaron los vientos. Suavemente se hicieron sentir. El estremecer de la piel, acompaña.  Un céfiro fresco cambio el momento, con garra de quedarse enlazado en el ondular de las cortinas. Justo al buen tiempo que las imágenes estaban agotadas. Las pupilas piden reposar, receta mediante. Sabe que debe esperar para volver a ver con claridad la indicación en la curva del camino.
La queja constante, ese estar en contra de todo, por la simple costumbre de estarlo, el juego de enfrentar para no construir y la excesiva invasión de una vida sana a cañón en las sienes, es un plato de contradicciones que las redes sociales, junto a los noticieros, radio, diarios... me dejan un sinsabor de creencias.
Me invade unas ganas de hablar poco. ¡Me gusta! Porque no es lo mismo que callar. ¡No!
El silencio lo hago música y; las palabras tinta.
En este pequeño lugar, donde sonrío, las musas andan dispersas por los vientos que soplan.


sábado, 14 de abril de 2012

mía

En horas tempranas, el parque es un pequeño paraíso. Un aire limpio baila alrededor; entretanto, luminosos rayos templan la piel. Un banco blanco con respaldo cerca de la glorieta se siente cómodo, la mochila queda a un costado esperando ser abierta. La ensoñación no se hizo esperar, distendiendo los humores y los pensamientos, que muy amigablemente van tomando lugar en las razones, tamizadas por el corazón. El dolor de las esperas, el tiempo que parece desafiante ante el futuro, esa ansiedad por querer aprehender y aprender a ver, mientras se escuchan los días, el paso del pasado adquirido, arraigado en verdaderos triunfos, Y; el desgarro de equívocos que han dormido en pozos de profunda tristeza. Todo ese universo que se fue poblando de gentes, también ha hecho sus tumbas. Levanto la vista al cielo, así a simple vista parece pasar la nada, pero hay una nube que se desplaza con total sosiego. Miro mis manos mientras las levanto en alto, hay unas líneas que marcan una historia y aún se lucen jóvenes, con la fuerza de tomar el mundo. Es momento de abrir la mochila…después de tantos años hay solo lo que necesito, el equipo de mate, un libro y un cuaderno para escribir con libertad. ¡Ah! Y de un bolsillo, se asoma la alegría de sentirme profundamente mía.

jueves, 12 de abril de 2012

una de pavos


(Foto: Francisco Menchaca)

Se miran, se observan. Permanecerán expectantes el uno del otro. A simple vista no han dado ningún paso. Ay! esos dos. ¿Desplegaran sus plumajes de bellos colores? Están quietos, inquietos. Es toda una señal. Se visualiza una distancia óptima, no tan lejos como para extrañar, ni tan cerca para pelear. ¿Dependerá del interés de sus miradas? Son solo dos pavos reales. Cuidándose.
...
“la verdad es que son dos reales pavos que se quieren”


lunes, 9 de abril de 2012