"Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor"
Gabriel García Márquez

miércoles, 15 de agosto de 2012

el calor



A la manera de Agosto se empeña en dejar su pequeña huella buscando semejantes con el invierno de su mano. Tiene un sutil cuando se chifla en las horas húmedas. La de sus vientos bruscos, helados. Y ese cielo pasa más tiempo entre grises y blancos. Se esmera en ser, para. Recóndito rinconcito que con busco, y cerca de mi ventana a veces pacto, a veces te pienso, con la taza de chocolate entre mis manos. Se desprende el que dibuja vocales y consonantes. Juegan palabras y tu nombre. Se los momentos reservados, y mi pecho de al evocarte. En la de los sueños, nuestros pies se buscan, se corren, se enredan, se entrelazan hasta descansar al son de la del abrazo. Ese que tiene como regalo este Agosto con el invierno de su mano.


                                          el calor en toda su expresión en casa de María José.



50 comentarios:

Carmen Andújar dijo...

Chica, pensar en ese invierno vuestro, me dan ganas de trasladarme, porque ahora mismo estoy pasando un calor sofocante y húmedo que te lo cambiaba rápido y por esa taza de chocolate también.
Muy bonito
Un abrazo

Darío dijo...

El chocolate me movió todos los ratones...Un abrazo

Eva BSanZ dijo...

Me encanta como has descrito el invierno que se aleja.

Un beso guapa

Jose dijo...

Ya viví vuestro invierno,pero cuando estuve era mas bueno.Ahora que lo pienso seria para que los turistas no se marchasen a Punta del Este.

No seria mejor con mate y bombilla chupando un poquito cada vez.

Saludos

Abriendo Caminos dijo...

Asi es, este año practicamente en Buenos Aires no existio el invierno.

Saludos.

T.Rex dijo...

Llegué atraído por el aroma del chocolate caliente mmmmmmm :)
Húmedo agosto diría yo, pero, busquémosle el lado positivo.
Saludos.

Luis de Burg dijo...

agosto es un curioso verano insano mezclado con un invierno helado, donde quitarse la chaqueta es sólo para enfermarnos, donde abrigarse es quizás hasta demasiado, donde la duda queda cada vez que intentamos salir de casa apurados, y siempre queda la mala idea de que al vestirnos nos hemos equivocado, es que no se sabe si es un verano helado o un invierno demasiado soleado....

Sara O. Durán dijo...

Pero con todo ese calorcito de los sueños, del chocolate humeante y que si los pies y que si lo otro, ¿cuál frío, amiga? jajaja. Te quedó precioso y la fooooto, belleza pura!!! Yo me como a besos a ese perro primoroso.
Un abrazo desde este veranazo!

ReltiH dijo...

SE SIENTEN TUS IMÁGENES!!
BESOS

Adolfo Payés dijo...

Esa metáfora cálida de tus versos se sienten amiga.. Hermoso..
BRAVO

Un abrazo
Saludos fraternos de siempre..

TORO SALVAJE dijo...

Calor aquí sobra.
Te puedo regalar todo el que quieras.

Besos.

Susurros de Tinta dijo...

Lo conseguiste mi querida amiga transoceánica, coger vuestro invernal Agosto y darle un calor reconfortanta y hermoso, no me gusta el chocolate (lo se, es raro, pero que quieres que te diga de las sirenas, no es má que otra de mis múltiples rarezas) y me han dado unas ganas de tomarme ahí contigo una tacita humeante que ni te cuento, hazme un ladito que voy para allá, miles de besosssssssssssss

Natàlia Tàrraco dijo...

En pleno agosto invernal reinan los calores, esos que encienden, iluminan con fervor y energía, aunque triunfe el cielo plomizo y el vapor de una taza, vuelan por el océano la calidez humana y estamos en agosto de parte a parte, eso he sentido amiga al leerte.
Besito refrescado con yodo.

Rob K dijo...

Frío externo y calor interno, la más favorable circunstancia para ciertas actividades gozosas.

Saludos, Cecy.

Neogéminis dijo...

PRECIOSO!...qué bella composición de templada compañía evocada!...me encantó la imagen en que el humo dibuja vocales y consonantes hasta formar palabras y su nombre!...un texto para disfrutar!...y la música, qué bien acompaña!
=)

Teresa Oteo dijo...

Esa taza de chocolate nos ha llegado al alma, con el calor que tenemos por aquí y otra ola que viene...
Qué bonito tu calor!
Un beso

miralunas dijo...

me ha encantado este calor.
la incandescente vehemencia del abrazo-

besos

Maribel G. M dijo...

He llegado hasta tu lindo rincón y con tu permiso me gustaría quedarme.
Un saludo

Lady Blue dijo...

Cálidos versos amiga! Me gusta mucho disfrutar de una taza de chocolate mientras miro la lluvia a través de mi ventana. Besitos!!

G a b y* dijo...

Me gusta tu manera de acariciar un mes frío; tus evocaciones van otorgándole la calidez de la que prescinde,va tomando fuerza,y se hace tibio y más tibio.
Cuando se tiene ese abrazo necesario, oportuno, y ciertamente sincero, el frío queda afuera, y el calor nace muy dentro.
Un beso al vuelo:
Gaby*
Jajaja! Susurros, acá encuentras otra rara que no es muy adepta al chocolate, aunque el escrito de Cesy, hace que se me antoje una tacita :D

San dijo...

Que bonita manera de caldear vuestro invierno. Hmmm esa taza de chocolate calentito. Aquí hoy impensable saborearlo, mejor helado.
Muy bello Cecy.
Un abrazo.

ana dijo...

El calor de un abrazo, es sin duda el más amable, el calor de los sentimientos no pesa nunca sea el mes que sea.

Un abrazo caluroso.

Esilleviana dijo...

Lograr encontrar el calor, la luz, la incandescencia y el entusiasmo en el frío invierno es toda una gesta y una aventura y tú la has vivido :)

Bonitas palabras.

Un abrazo :)

RECOMENZAR dijo...

¿me regalas un poco de tu invierno?
besos

Marta C. dijo...

Preciosa simbiosis del invierno y el verano con sus calores y sus fríos ambos añorados cuando el otro nos persigue. Besistos.

medianoche dijo...

Qué bonito te quedo, me encanto.
Besos

maria jose Moreno dijo...

Querida Ceci eso es lo que se llama un invierno cálido, como todo lo que escribes, como tu misma. Precioso relato. Una maravilla para ser comportando, gracias por hacerlo un jueves mas.
Besos

Mar dijo...

Me resulta raro eso del frío agosto :) En este lado del globo andamos axfisiados.

Muy cálido tu relato.

Bss.

X dijo...

Y es que hay ciertos calores que se dan hasta en invierno... :-)

Maribel G. M dijo...

Cecy, muchas gracias por tu visita y tus palabras.
Tienes razón siempre lo tengo en mi corazón y en mi pensamiento.
Un beso y buen fin de semana

MAR dijo...

Calor...acá días de sol y otros de gris triste....pero como tú dices QUE EN NUESTRO INTERIOR LATA UN TREMENDO SOL...sin importar la estación.
Abrazos y buen fin de semana amiga querida.
mar

El sereno de los faros dijo...

y yo pienso igual. y siento igual.ahora ya no fumo, pude salir de ese humo pero no olvidar el folklore del tabaco, la sonrisa detrás y la mirada gatuna y lejana.
Al chocolate lo como en barra y te lo comparto mientras sonreímos un poco del calor.

beso,

Valaf dijo...

Pues yo te voy cambiando un poco de calor (del meteorológico) por un poquito de frío y lluvia. Mira que se me hace extraño asociar Agosto con invierno.

Y dicho esto, pues demuestras que, más allá de la estación del año, hay un calor que arde dentro de nosotros, un calor que arde con el amor y la pasión. Sí señora.

Un beso

Pepe dijo...

He disfrutado con ese retrato del invierno que nos trazas, salpicado de palabras cálidas, esas palabras destacadas que evocan calor, fuego, pasión, calidez, vehemencia, incandescencia. Retrato de un invierno más bien tórrido.
¿Quien se atreve a decir que no hay fuego en el invierno después de leerte?
Un abrazo.

Sindel dijo...

Un texto hermoso, lleno de metáforas que hacen subir el calor a medida que se leen.
Un abrazo.

Adolfo Payés dijo...

Un gusto visitarte siempre..


Un abrazo
Saludos fraternos..

Que disfrutes de este fin de semana..

Abuela Ciber dijo...

Jugando jugamndo mientas saboreas el chocolate,has ido hilvanando hermosamente las palabras.

Cariños

RECOMENZAR dijo...

Gracias por tu comentario.Te mando verano y besos

casss dijo...

Esta mañana tibia de domingo (por fin el sol!!!) seguro que ambas disfrutamos de la tibieza que también nos regala agosto.

Yo tengo un plus: disfruto de tus letras y de esas palabras cálidas remarcadas, para terminar en el intenso calor tan bien descripto con tan delicada pasión.

Un fuerte abrazo, Cecy

Ceci dijo...

Me gusta mucho la evocación, la calidez de la pasión, el abrazo y los sueños compartidos.
Feliz y húmedo agosto ha sido este!
te mando un gran beso

Ricardo Tribin dijo...

Querida Cecy,

El clima sorprende por doquier con sus cambios.

Magnifico post!!!!!!

tia elsa dijo...

Es un agosto asi caprichoso, de humedades, lluvias, frios y calorcito, y todo lo que te pasa a vos en este agosto. Besos tía Elsa.

RöB Dangal® dijo...

Hola Cecy!
Agosto también puede ser un mes caluroso, aquí en el hemisferio sur... Yo lo experimenté hace un par de años atrás, cuando el termómetro llegó a los 30º de temperatura ambiental, y a unos cuantos grados más por la inmensa calidez de una compañía muy cálida e íntima...
Beso gigante!

RoB


PD: el chocolate es una de mis debilidades... ;-)


Armando dijo...

Cada estación del año, es distinta.
La sutil evocación que haces de ellas, es el de una primavera constante.
Un abrazo.

Juan Carlos dijo...

Me encanta la ambientación de tu relato, ese calorcito que se busca en medio del frío. Imaginariamente salimos de los calores de nuestro agosto.
Un abrazo.

Amparo Donaire dijo...

Hay que aceptar las cosas que vienen aunque nos cueste, aunque echemos de menos lo que tuvimos en otro tiempo, aunque el calor asfixie, hay que disfrutar del calor de los buenos momentos en nuestros corazones, pues aunque parezca que no, a la vuelta de la esquina está el frío invierno para sorprendernos humedeciendo nuestros corazones.

Un beso.

http://eltinterodeunaescritoraamparodonaire.blogspot.com.es/2012/08/acordes-tu-lado-capitulo-x.html

Inma_Luna dijo...

Me gusta tu blog,me gusta la luna.
Quiero ser otra gota.
miblog es:
elblogdemaku.blogspot.com
si te gusta podemos hacernos seguidoras.
Un saludo

Dany dijo...

Este tiempo es demasiado tímido como para un invierno en serio. Nos da solo gotas de frio. Escarchas eran las de antes....jaja

Un beso!

raúl fdz pacheco dijo...

el calor, en toda su expresión, si salgo ahora mismo a mi balcón. podría freír huevos en la barandilla! tengo urgencia ya de tiempos en lo que enredar los pies, los abrazos vehementes, no sean una pesadilla. precioso relato, eso seguro.

alp dijo...

Por Murcia...muchísimo calor...un beso...