"Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor"
Gabriel García Márquez

miércoles, 12 de septiembre de 2012

(.)J(.) x (.)J(.)


Fueron muchos los días que pasaron a ser largos meses y unos años. La llegada de esa mañana, fue muy esperada. Meticulosamente esperada por mí. Hacia mucho frío a pesar de abril. Sentí la profunda necesidad de pasar primero por la iglesia del barrio. Hable con el Cura Párroco, José, quien desde aquel momento me ha acompañado con su fe.
Mi amado esposo, colmado de paciencia sostenía mi mano, mientras escuchábamos silenciosamente (vaya a saber cuantas veces pasamos oído) el mismo relato, tan cruel, tan duro. Mi pecho no dejaba de partirse en dolor. 
La esperanza tocaba la puerta, las pruebas que se ocultaron en ese momento, cederían a la luz y su inocencia estaba a punto de declararse.
Un segundo, ni un respiro, unos disparos. Ella me gritaba con el alma endemoniada de dolor ¡Ahora sabrás que se siente!
Caí sobre el cuerpo de mi hijo desvanecido a abrazarlo.
Sebastián, trabajaba de maestranza en la multinacional, donde fue hallada asesinada la joven hija del gerente.
Estoy velando la inocencia de mi hijo, la madre de la joven pagando la injusta Ley del talión …el asesino, hijo de uno de los socios, anda de parranda fuera del alcance de la justicia.


relatos vengadores en casa de Teresa



50 comentarios:

  1. El poder arropa a sus corruptos. Así ha sido y seguirá siendo.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Por eso es injusta la Ley del Talión, porque muchas veces se cometen errores irreparables.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. una ley muy complicada que aún se usa mucho en muchos países, como por ejemplo estados unidos, que es el símbolo de la libertad, tiene más muertes por sentencia que por otros motivos, la silla eléctrica, la cámara de gas y por último la inyección letal, también forma parte de aquella ley del talión que se usó mucho en la época romana, hemos avanzado en algo? no lo creo, sólo que ahora los derechos humanos piden clemencia para los sentenciados, pero se quedan callados cuando ocurre en norte américa

    ResponderEliminar
  4. El asesino tenía una buena cuartada.

    Que pena que no se hizo justicia a tiempo.

    Un abrazo preciosa.

    ResponderEliminar
  5. Asu fuerte.
    David de observandocine.com

    ResponderEliminar
  6. Injusticias de esas hay tantas! errores irreparables y familias destrozadas...
    Muy bueno Cecy!
    Gracias por tu compañía.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. ups....eso fue reciente?
    Hay cada cosa terrible.
    Un abrazo amiga esperanzado en una vida más justa y con más amor.
    mar

    ResponderEliminar
  8. Tremendo!

    Ahora me paso por el anterior. Me va a dar tiempo, yuhuuuuuuuuu!!!! :D

    Besos de novata.

    ;)

    ResponderEliminar
  9. Terrible, un gustito casi borgiano (no te sonrojes, dije casi), y ese deseo de venganza que muchos llevan en el cuore. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. La Ley del Talión es una salida fácil. Pero muy bueno tu relato Simona. Saludos afectuosos.

    ResponderEliminar
  11. La Ley del Talión es una salida fácil. Pero muy bueno tu relato Simona. Saludos afectuosos.

    ResponderEliminar
  12. La Ley del Talión es una salida fácil. Pero muy bueno tu relato Simona. Saludos afectuosos.

    ResponderEliminar
  13. Un relato descarnado, enfrentado a tu habitual dulzura, y una reflexión diferente para cada cual.
    Muy bueno, querida amiga.
    Nos renovamos escribiendo.

    Besos,

    ResponderEliminar
  14. Hay tantas injusticias, que pagan justos por pecadores…
    Buen relato.


    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
  15. Es malo tomarse la justicia por su mano, porque a veces pasan estas cosas, se cometen injusticias y lo que es peor no se calma la angustia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Tremenda historia, a veces pasan estas cosas, incluso hay personas que estuvieron presos muchos años siendo inocentes.

    Besitos jueveros.

    ResponderEliminar
  17. Uff!! La justicia se equivocó como en tantas otras ocasiones.
    Un beso

    ResponderEliminar
  18. La justicia parecer que está al servicio de los ideales y no de las personas honradas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  19. .


    ...realmente trágico, pero más de una vez ha pasado y cosas así dejan un agrio amargor en el alma... ¡dolor generando más dolor!... mas un desalmado anda gozando de la impunidad!!!
    Lindo relato para exponer el culmen de la injusticia que se genera con la ciencia del bien y del mal!!!!

    Gracias pibita, vale la pena reflexionar en ello!!! Va mi abrazo grande para vos... Se te quiere mucho!!

    ResponderEliminar
  20. Veo que a este relato le faltan palabras, hurtadas por esa limitación que nos imponen. De todos modos, está suficientemente clara como para ver la falsa imputación de un querido inocente.
    Besos, Cecy.

    ResponderEliminar
  21. Por un momento se me erizó la piel.
    Cualquier semejanza con la realidad es pura coincidencia.
    Muy bueno Cecy !
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. El dolor enceguece y en medio de esa oscuridad, la venganza se las ingenia para tentar la necesidad de descarga que siente nuestra alma. Nada bueno puede salir de un odio liberado de esa forma. Ni siquiera acabando con el verdadero asesino.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Cuando la justicia falla, parece invitar a hacer justicia por mano propia. Es demencial pensarlo, sinceramente, no sé que haría en una situación así. El dinero tapa toda miseria, que mecanismo tan injusto

    ResponderEliminar
  24. Hoy te leo admiro tu escrito pero no opino

    ResponderEliminar
  25. Es lo que tiene tomarse la justicia por su mano, que a veces, muchas, podemos errar el veredicto.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  26. En este caso, esa injusticia es de las que matan en vida a las víctimas no muertas: la sed de venganza debe ser terrible. Muy bueno.

    Un beso

    ResponderEliminar
  27. Al horror de la venganza unimos el error de la injusticia.

    ResponderEliminar
  28. La justicia no siempre es justa y las víctimas no descansan. Tomarla por la propia mano nunca es justicia y siempre traerá dolor, el propio y el ajeno.
    Es dificil pensar cuando el dolor es intenso.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. ojo por ojo... y acabaremos ciegos todos

    ResponderEliminar
  30. La ley del Talion es injusta porque quien la aplica suele estar cegado por el dolor y la ira. Muchos son los inocentes que sufrieron, sufren y sufrirán sus consecuencias, mientras los verdaderos culpables se van de "rositas". Por lo menos, en este caso, a la madre le quedó el consuelo de lavar el nombre de su difunto hijo.
    Buen relato.
    Un abrazo
    ibso

    ResponderEliminar
  31. Hola Cecy!
    Cuantos casos como el que relatas habrá en el mundo?... "La venganza es un trasto tan inútil", dijo Bunbury, y mucho más en casos como estos donde paga con su vida un inocente las culpas de otro...
    Un beso gigante!

    RoB



    ResponderEliminar
  32. Pero pasaron los años y cometió un pequeño error... el diente y el ojo se le cayeron solos al encontrarnos cara a cara...

    Un beso y un café.

    ResponderEliminar
  33. injusta y salvaje ley de talión, que deja una madre deshijada,(que no hay nombres para las madres que pierden a sus hijos).

    disculpas por mi demora en el comentario!

    beso

    (esto pasa por nuestras charlas!)

    ResponderEliminar
  34. Relato angustioso, de principio a fin. Besos

    ResponderEliminar
  35. Esa es la pregunta que todos nos hacemos ante la pena de muerte estadounidense: y si la justicia se confunde habrá muerto un inocente. Un texto con mucho mensaje.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  36. La ley del Talión no tiene un límite.....ojo por ojo, diente por diente nos quedamos ciegos.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  37. Impactante, terrible y triste. Tan real que se puede palpar.
    El poder que todo lo maneja deja un reguero de gente inocente pagando culpas ajenas.
    Muy buen relato Cecy.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  38. UN RELATO MUY IMPACTANTE!!
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  39. Esa ley que prevalece siempre.. me has dejado en el limbo pensamiento de la vida..


    Un gusto siempre leerte


    Un abrazo
    Saludos fraternos..

    ResponderEliminar
  40. Horror y error. Cecy un texto muy bueno. Se vive la angustia de esos padres, su dolor...
    Un arazo.

    ResponderEliminar
  41. Así son las venganzas, dolosas. Lo peor es tomarse la justicia por la mano y encima errar... muy duro para esa madre.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  42. Estremecedor relato. Así son las consecuencias del rencor. ¡Con el gran descanso que supone el perdón!
    Me alegra venir por aquí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  43. Me sumo al comentario de raul: todos ciegos...mancos...cuando no sencillamente muertos.
    Te envio un beso por un beso: ley de Talión...:)

    ResponderEliminar
  44. HAY CECY ME HAS DEJADO RECORDANDO hERMOSO TU RELATO BIEN DEFINIDO HERMOSAMENTE ESCRITO

    ResponderEliminar
  45. Sin esperar justicia que desgarradora venganza y ahora, que ley nos devuelve la vida.
    Un beso

    ResponderEliminar
  46. Esto es una venganza injusta, pero se comenten tantas injusticias que las venganzas con errores da como resultado que pagen inocentes.

    Un relato angustioso.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  47. Tremendo relato! me deja estremecida. Dramatico giro, este de cuando la venganza se equivoca de blanco, terrible por su injusticia y por lo irremediable.
    Beso Cecy

    ResponderEliminar
  48. El riesgo de la justicia por mano propia....

    Un giro diferente e interesante. Una situación probable y unas letras que combinas siempre muy bien. Me gusta leerte, Cecy.

    besotes

    ResponderEliminar