"Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor"
Gabriel García Márquez

miércoles, 5 de septiembre de 2012

relaciones



Desde el mismo instante en que te vi sentí que un resplandor pasaría entre los dos. Nuestro corazón desvestido, caminó entre los fríos de junio y julio. Floreció septiembre al son de las brisas y los besos; libros y café en las esquinas. Compartimos ideas, las confrontamos, y los ideales nos lanzó a pelear por nuestros sueños. Nuestro primer encuentro lleno de pasión quedaría siempre en el recuerdo y en las escalinatas detrás de la Catedral, que osadía. Mientras miles de jóvenes corrían para no ser alcanzados por los gases que malparidos ordenaron, además de los arrestos. ¡Zafamos mi amor! me dijiste. Cuando todo parecía entrar en una calma aparente, comenzamos a caminar…sentí un golpe seco, seguido de un ruido estridente…
Cada año vengo al mismo lugar a contarte que aún no hemos perdido la batalla, me sonrío de nuestro secreto en las escalinatas y me pregunto como serias hoy…


mas relaciones en la casa de San

66 comentarios:

Darío dijo...

Me quedó un saborcito amargo en la boca. Y eso de volver a los lugares...
Un abrazo, Cecy!

TORO SALVAJE dijo...

Que pena da.
Es muy duro y a la vez conmovedor.

Besos.

ana dijo...


Si las catedrales hablaran... una historia de lo que pudo ser y no sé si fue.

Besitos.



ReltiH dijo...

CONMOVEDOR TEXTO...

censurasigloXXI dijo...

No debe pensar en cómo sería hoy, sino en cómo fue en su momento. la nostalgia es un mal compañero algunas veces... duele.

Un beso, Ceci.

Neogéminis dijo...

La historia de una relación tan apasionada como entusiasta. Juventud y rebeldía, bien encaminada cuando la lucha apunta a defender lo que es justo.
Doloso saber que tan tempranamente fue truncada.
Un abrazo!

Eva BSanZ dijo...

Tremendo amiga Cecy, conmovedor y triste, pero la tristeza tiene una magina ante los sentimientos y el relato a pesar de su tristeza es un gran relato.

Un beso, me encanto.

raúl fdz pacheco dijo...

me he acordado de "las cuatro y diez", de aute. precioso!

mariajesusparadela dijo...

Y ahí está, para siempre.

Alma Mateos Taborda dijo...

Impactante texto, con un final que duele como sal en una herida. ¡Brillante! Un abrazo

Armando dijo...

Momentos duros los que se viven a veces.
Un cordial saludo.

saltar del tren dijo...

Uff, como diría Sabina "no hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió"

Un abrazo

Lao dijo...

Romántico e interesante relato con un final sorprendente! Saludos Cecy!

Jose dijo...

Siempre en el recuerdo estará ese flechazo de amor de haberlo podido disfrutar,y nunca se podrá olvidar.

Saludos

Dany dijo...

Tan grande ese secreto como la duda de ese presente sin la otra parte.
Un beso Cecy!

Tracy dijo...

Me he puesto triste al leerlo.

Luis Rodriguez dijo...

Venía de un par de entradas donde en el final había cierto humor. Al llegar aquí, me bajaron de un martillazo de mis risueño ánimo, al terminar de leer tu magnífico micro.
Cuanto se dice (en lo que se omite), cuanta información, tan bien estructurada y condesada. Has realizado un magnífico trabajo y un ejemplo de como se realiza este arte de contar una larga historia en tan pocas palabras. Repito y en voz alta EXCELENTE!!!!!!!
Saludos Cecy

Natàlia Tàrraco dijo...

Regresar al lugar y al momento, tener las sensaciones frescas, dolorosas y dulces, tener la sensación de no haber perdido ni los sueños, ni la batalla.
Hermosa relación en tus palabras condensada y viva.
Besito.

Valaf dijo...

Ambivalencia: un texto precioso con el matiz de la amargura. Espléndido.

Un beso

RöB Dangal® dijo...

Hola Cecy!
Conmovedor tu relato... No sé porqué, pero mientras lo leía se me presentaron las imágenes de diciembre de 2001...
Un beso gigante!


RoB



PiliMªPILAR dijo...

Las historias, casi siempre inconclusas, suelen hallar continuidad en los sabores.
A veces solo nos queda el regusto amargo. Ese, mejor echarlo al olvido.
El relato, con diversos matices, muy intenso, de todos modos, Cecy.
Un abrazo

Javier F. Noya dijo...

Sentí el impacto, en el pecho, me dolió un poco el corazón, y tu ternura enviudando tan prematuramente...besos.-

Marta C. dijo...

tierno y amargo tu relato, cecy. algo que pudo ser truncado por el odio. nunca más!bss


(siento mi estilo telegrafico, ando mal de brazo derecho)

Sara O. Durán dijo...

Duele mucho ese final! Te quedó magistral Cecy, pues queda inesperado con la sutileza que empezaste la historia.
Un beso de anís.

Vagamundo dijo...

Quién perdió la vida en nombre, en pos de un ideal, nunca deja de luchar por él, junto a nosotros.
Las batallas se ganan y se pierden, pero la guerra (que es pelear en batalla), ya está ganada.

José Vte. dijo...

Impactante relato. El final es inesperado y sobrecogedor. Creo que mejor recordar como fue en aquel momento, el amor y el recuerdo quedó en el corazón.
Me ha encantado Cecy

Un abrazo

Marina Fligueira dijo...

¡Hola Cecy!!!

Que bonito relato mi niña: tiene ese agridulce, que se le pone a la ensaladilla.

'Ay Ese primer encuentro apasionado que nunca se olvida!... ¡Divina osadía! La de los dos.
Luego el final un tanto atormentado que siempre recordarías.

¡Que como sería hoy? ¡Sabiendo lo que sabes... Podría ser de otra manera! O no, igual hacías lo mismo.

Siempre que puedo yo vuelvo al mismo lugar, para mí, sagrado.

Gracias Cecy, ha sido un placer enorme leerte: es
un relato way fantástico!

Te dejo mi gratitud y mi admiración. Un abrazo desde este otro lado del Océano. España- Galicia. se muy feliz.


G a b y* dijo...

Hay relaciones que perduran en el tiempo, nada las alcanza más que el recuerdo, y allí permanecen, con todo ese bagaje de emociones que es imposible no revivir cuando se vuelve a pasar por algún lugar, una esquina, un café... tantos momentos que asaltan. Describes instancias duras, pero esa persona reina en el tiempo. Melancólico y muy sentido.
Besos!
Gaby*

Leonor dijo...

Si acudir al lugar te ayuda a seguir manteniendo vivo ese recuerdo...sigue acudiendo. No desaparecemos totalmente mientras alguien nos recuerde.

Un beso.

T. Rex dijo...

Luego de leerte me quedo flotando una angustia que me trajo muchos recuerdos.
Cuántos escondemos historias reales o no como ésta !!
Besos.

casss dijo...

Excelente homenaje a una juventud que se la jugó por sus sueños. Un relato que tiene letra a letra el retrato de un momento tan duro como el que nos tocó vivir y que aun sigue vigente en su búsqueda de verdad y justicia.

un sentido abrazo, Cecy

Maria Liberona dijo...

wommm !!!
que relato más fuerte, me dejo con el corazón encogido de tristeza

miralunas dijo...

ay! hoy con Pablo recordamos esos tiempos y me quedé sintiendo qué dejaron de aquellos sueños los impactos de esos malparidos. justo hoy.
viudez de la ternura..., ay!

precioso relato, cecy.

Matices dijo...

Los recuerdos quedan colgados más si pertenecen al corazón. Muy bueno, Ceci

Besos

Mar dijo...

Vaya! Triste final para una historia que empezó muy bien. Es la vida, que a veces nos da y a veces nos quita.

Bss.

maria jose Moreno dijo...

Vaya pena, yo creia que esto iba por otros derroteros. Triste y melancolico final y obsesivo recuerdo. Muy bueno.

Rob K dijo...

Relato que llega al alma. En pocas líneas dice todo.

Saludos, Cecy.

Esilleviana dijo...

El final es totalmente insospechado. Me gustó que sea un recuerdo inolvidable y que este relato se perciba al inicio como algo casual y espontáneo. Cerca de él no se pierden las batallas.

Un abrazo

San dijo...

Sin apenas dar datalles lo dices todo. Un micro perfecto Cecy.
La lucha,los ideales, la juventud, el amor y un golpe seco que lo trunca, duro final.
Un abrazo.

Michel dijo...

Cuantos sueños rotos.Que pena!!, si pudieraramos retroceder el tiempo todo sería distinto.

Saludos de Mikky.

tia elsa dijo...

Que triste Cecy, pero tu relato maravilloso. Besos tía Elsa.

Eva Letzy dijo...

Triste, pero me encanta...
Un beso

Any dijo...

Ay que pena tan grande! Me hizo pensar en Te recuerdo Amanda ... . Cuantos casos habrá habido de estos, historias que quedaron truncas por las balas o la desaparición. Que horror.
De lo que he leído es el texto que mas me ha emocionado este jueves.
un abrazo

Adolfo Payés dijo...

Me conmueve este escrito.. en silencio me quedo palpitando tus letras..


Ausente pero pendiente cuando puedo...

Un abrazo
Saludos fraternos...

Pepe dijo...

Me ha emocionado tu relato Cecy. ¿Cómo sería hoy?. Pienso que seguiría siendo un joven con los ideales intactos. Cuando se toma partido por transformar una sociedad injusta y cruel, ese sueño te sigue acompañando de por vida. Sería con total seguridad alguien digno de ser amado.
Un relato lleno de matices que he disfrutado a pesar de su transfondo de dolor, de tristeza.
Un abrazo.

Giancarlo dijo...

Bellissimo testo!! felice fine settimana...ciao

RECOMENZAR dijo...

¿como seria hoy?
muchas veces me lo he preguntado....
Pero como me daña tanto no tenerlo no me lo pregunto mas.Vivo plenamente con lo que es hoy
Flores y besos

rosa_desastre dijo...

No es bueno desandar los pasos, ni siquiera en la memoria, remover el daño no nos deja avanzar....pero asi de torpes somos los seres humanos.
Un beso

Teresa Oteo dijo...

Triste final! pero el relato excelente y ese recuerdo imposible de borrar... yo también me acordé de la canción de Sabina,muy bonito Cecy.
Un beso

José María Souza Costa dijo...

Belissimo o seu texto.

Vim cá, lê o seu blogue. Eu, tenho um. Muito simples, sem cores e sem nuances. Estou lhe convidando a visitar-me, e se possível, Seguirmos juntos por eles. Estarei lhe esperando lá, afinal o que importa é a Amizade que fazemos e as publicações que expomos.
Eu te Convido a vir aqui


www.josemariacosta.com

MAR dijo...

???
Yo, no entendí muy bien el post.
:(
Un abrazo grande para ti amiga linda.
mar

Sindel dijo...

Qué triste Cecy, qué final tan triste, me erizaste la piel la verdad!!!
Un abrazo enorme!!!

Bertha dijo...

Este secreto que quedo entre vosotros aunque tenga este triste sabor amargo...

Cuantas injusticias tiene que soportar el ser humano por los ideales.


Un fuerte abrazo preciosa.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Duro, pero se nota la bondad de tus palabras...

Saludos y feliz domingo.

menteinvisible dijo...

Agrio ando.
triste,muy triste.
saludos m.i.

Juan Carlos dijo...

Termino de leer emitiendo un ¡ay!, pena por la suerte del y de los protagonistas, pero eso no me impide valorar ésta historia como bella y bellamente contada.
Besos Cecy.

Ana Galindo dijo...

¡Qué triste! Nunca acabamos de reponernos. Yo todavía no lo consigo.
Besos

virgi dijo...

Si cada día encuentras un trocito, será que el cuerpo te lo pide. Y el corazón. Y el alma.
Besos

Unknown dijo...

Lleno de amor quizás.
Saludos
David de observandocine.com

Carla dijo...

Triste pero muy bello tu relato.

Besos.

TriniReina dijo...

Buen Micro.

Me sorprendió el final. Siempre espero que las historias de amor terminen bien:(

Gracias

Besos

Maruja dijo...

Muy bueno¡¡¡ feliz semana.

Sneyder dijo...

Una relación apasionada con el entusiasmo y los sueños de la juventud, cuando todos los ideales pugnan por salir. Interesante y llena de sensaciones agridulces.
Me ha encantado leerte Cecy

Un cálido abrazo

Roberta dijo...

Me gusta el final No lo esperaba

*L* dijo...

Ayyyyyyy, madre!!!!!!! :(

Bufffffff...

Mi beso (para ese gatito guapo del lateral multiplicado por dos ^_^ - tengo alma gatuna, Cecy! )

Susurros de Tinta dijo...

Vaya!, ese golpe seco del que hablas lo he sentido en medio del pecho, no se si es que relatas muy bien o es una historia real, lo que se es que la combinación de amor y de ideales con un trajico final hace un relato muy intenso, corto, pero devastador a la vez que dulce, he venido tarde, pero me alegra un infinito haber pasado por tu casa, miles de besossssssssss