"Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor"
Gabriel García Márquez

jueves, 18 de octubre de 2012

de libros...


"el recuerdo que deja un libro es mas importante que el libro mismo"
Gustavo Adolfo Bécquer



(Hace un año, mas o menos. En uno de esos días, donde imperiosamente me asalta las ganas de tener algo que vive en mi, y que en los tiempos de mudanzas se perdió en algún rincón, me lanzo por días a toda pequeña librería que se encuentran escondidas, perdidas y desconocidas que habitan en algunos barrios de la ciudad. Después de haber agotado las mas renombradas, fui por el. Lo encontré, ahí estaba, entre un montón de otros tantos. Amarillento, picado, arrumbado, esperando morir o desintegrarse por la humedad y el descuido. O quizás, esperando el milagro de alguna alma que se apiadara. Me lo lleve, pague por el sin decir nada, el señor librero me miraba asombrado. Claro, el no sabe que me estaba llevando un tesoro).

¡Quien diría que a un año de reponerlo y a otros tanto del recuerdo de niñez, hablaría de el!

Al leer la frase que acompaña la convocatoria de este jueves, inmediatamente me transporto a una tarde junto a mi hermano, al comedor de la casa de mis padres, cada cual con su libro. Y entre hoja y hoja  la mirada cómplice que enmarco un momento, único y tiernamente mio. Aquí comienza un recuerdo. ¡Tan intimo! Como la relación que entabla el lector con su libro.

"Zezé y su hermano fueron la compañía de unas cuantas tardes. Conocí a su familia, su lugar, el amor de su maestra y su amigo "el Portugués". Su pobreza y también la riqueza de su corazón. Con el, transite unas cuantas travesuras y retos. Los enfados de los mayores. Paseamos varias tardes en el zoológico. También supe su sueño de poeta. "Poeta con moño" porque para ser poeta, debía usar moño. Aprendí y me contagie de su pasión por la lectura, por supuesto que a mi me costaba algo mas, Zezé leía muy bien, brillante. La imaginación se apodero para montarme en cualquier personaje y viajar desde la mecedora de la abuela a cualquier lugar de ensueño. Fui feliz al conocerlo, hubiese querido que fuera mi amigo en la vida real, tan pequeña y ya me había robado el corazón".

Entre mis libros, vive el pequeño provocador de ilusiones, y después de buscarlo tanto, hoy, en algunas noches, lo tomo entre mis manos y voy a visitar a ese niño-amigo.

Yo, le contaba a Zezé de mis cosas. 
Y el, a su planta naranja-lima.







mas de libros en casa de Rocchies


49 comentarios:

Cecy dijo...

Agregado:

Por estos días estoy acompañando al inspector Kurt Wallander.
“La leona blanca” de Henning Mankell.

Me tiene totalmente fascinada.

☺ Gracias animalito.




Rochies dijo...

Ay, y ahora se viene a enterar que Con Sindel comparte algo mucho más profundo que los jueves.
Qué lindo lo has dicho. Qué sentido el reencuentro.

ReltiH dijo...

SIEMPRE LA LECTURA ATRAPANDO.
BESOS

TORO SALVAJE dijo...

Wallander es una apuesta segura.
He leído todos sus libros.
Me encanta.

Besos.

mario gomez garrido dijo...

qué suerte la que describes, poder reencontrarse con esos libros que estaban en la memoria y que son más nuestros que ninguno, es como si te devolvieran una parte del tiempo perdido con esos papeles gastados ¿no?...me quedo también con la definición del libro como provocador de ilusiones, perfecta.

Mar dijo...

Me resulta muy original el titulo de este libro que nos traes :)

A mi me sucedió como a ti, cuando leía la convocatoria de este jueves, enseguida los recuerdos se me fueron a un libro en concreto.

Bss.

Natàlia Tàrraco dijo...

El mismo que Sindel, un libro mágico, habla Zezé a su planta naranja, habla el hermano a las letras y el escritor con moño inventa palabras.
Un libro carismático que recuperas como si recuperaras aquellos sueños, tiene un valor incalculable, cuídalo Cecy.
Besito.

Natàlia Tàrraco dijo...

Añado, recuerdos al inspector Kurt Wallander, es un viejo conocido paso a paso, libro por libro, cada caso, cada vivencia y hace frío en Suecia.

Tracy dijo...

¡Qué bien encontrar por aquí a viejas amigas!

Carmen Andújar dijo...

Veo que has coincidido con Sindel. Tengo que encontrar ese libro que tanto os a influido.
Un abrazo

EldanY dalmaden dijo...

Hola, hola.
Te traigo un reto que te va a gustar cuando lo sepas:

Desde acompáñame, llevamos unos meses queriendo reunir a los mejores blogs que seguimos. Si aun no te has apuntado al reto de Halloween que lanza Acompáñame, no olvides que te esperamos allí, tenemos ganas de ser muchos.

http://podemos-juntos.blogspot.com.es/2012/10/reto-de-halloween.html

Neogéminis dijo...

Hay libros que marcan la memoria el corazón y hasta la piel de los primeros recuerdos. Realmente un tesoro que -celebro- hayas reencontrado.
Un abrazo.

Darío dijo...

Me conmovió. Me llenó de una ternura infantil. Un abrazo.

T. Rex dijo...

Mi recuerdo de éste maravilloso libro es el de lagrimear como un niño mientras lo leía.
Absolutamente indispensable para recargar de ternuera nuestros corazones.
Besos.

Luis de Burg dijo...

me lo dieron cuando tenía al rededor de diez años, quizás menos, no recuerdo, lo curioso de haberlo acompañado en sus aventuras era que yo nunca había tenído un amigo de esos, hasta me dió envidia que él si pudiera tenerlo, me fui hasta la casa de mi abuela donde había una planta gigante para mí en el patio de su casa, un gallo atado de una pata la custodiaba, y un ciento de palomas me asustaban con sus alas, era casi imposible hablar con aquella planta, quizás me dije un día, la abuela sí conversa con ella y para que ndie le hable ha dejado tantos guardaespaldas, miraba a mi abuela como una vieja bruja que cocia en su máquina de pedales algún vestido para mis primas con su gato negro gigante que la miraba por horas desde su estante, fue por un instante el que me empujaría a soñar con cosas invisibles y no reales, con fantasmas que caminan por las escaleras en ls noches de verano, y el señor que caminaba por los techos buscando niños para comérselos en su fiambre, no lo puedo negar, fue un libro exquisito que puede abrirte muchas puertas a la imaginación, lo perdí cuando dejé la casa de mis padres, veinte años despues lo encontré en un escaparate de libros viejos como tú lo has hecho, lo compré por una miseria y se lo regalé a la única niña que me ayudó a liberarme.... besos!!!!

Plebeyo Sir dijo...

entre libros anda....la paz

curiosamente en mi proxima entrada estreno una sección ..creo que la he llamado despoetizando...a Becquer, por ejemplo

José Vte. dijo...

La fascinación por un libro que ha marcado tu vida. En esta ocasión es un libro lleno de ternura y de una belleza extraordinarias.
Como le he comentado a Sindel, gracias por recordármelo, voy a buscarlo en papel o en digital, me apetece leerlo ahora.

Un abrazo

Lao dijo...

la parte no escrita de un libro o de un poema, que se encuentra detrás, es la mas dificil de entender pero la mas simple de sentir. Gracias Cecy!

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Es curioso compartir temas con gente que está tan a la distancia, como los libros, a veces libros especificos. He sentido esa amistad con algunos personajes. Indignacion contra algunos personajes y a veces contra los autores, por la muerte de un personaje, que me agradaba, generalmente una mujer hermosa. Como una misteriosa y atractiva mujer sin nombre, de Cronicas Marcianas.

Juan Carlos dijo...

Pues no he leído a Vasconcelos, pero tu relato me lo recomienda. De Mankell he leído Tea-bag, pero por Natalia y Ferran, su marido, tengo en lista de espera varias novelas más.
Del relato, me encanta como hablas de esa complicidad entre libro y lector. Cierto, hay mucha magia allí.
Un abrazo Cecy.

Valaf dijo...

Bueno, Cecy, seré breve: me has conmovido. Eso que has escrito tiene alma (mientras suena la canción de tu blog, es preciosa)

Un beso

Anónimo dijo...

The guidelines you provided listed below are extremely precious. It been found this type of pleasurable surprise to obtain that expecting me when I woke up today. They're constantly to the issue easy to learn. Thanks a large amount for any valuable ideas you've got shared right here.

Mª Carmen dijo...

Que bonito lo que cuentas.Los libros maravillosos nos hace sentir miles de emociones.Como yo digo:Ten siempre un libro en tu vida.Besitos.

Vagamundo dijo...

El tiempo y el lugar en los que hemos leído algo que nos dejó huella se envuelven en halo de recuerdos. Más que las palabras escritas.

Angeles dijo...

Libros de nuestra infancia, guardados como un pequeño tesoro, en ellos viajan nuestros sueños y recuerdos...
Me ha encantado tu post, me ha transportado a otro tiempo, impregnado de bella nostalgia. Gracias por ello.

Un beso amiga Cesy

Pepe dijo...

No conozco el libro, pero ha de ser magnífico cuando ha provocado en tí esa añoranza del mismo, esa necesidad de buscarlo y poseerlo de nuevo. También he sentido en ocasiones esa añoranza, esa necesidad de volver sobre algunos títulos ya leidos que dejaron huella en mí.
Un abrazo.

ALA_STRANGE dijo...

uan amiga me recomendo ese libro: "Mi planta de ..."

Eva Letzy dijo...

Qué bueno!!!! Ya mismo me lo compro... Es verdad, me había olvidado de este libro, no lo tengo conmigo, ni sé cuánto hace que lo leí, me encantaría volver a leerlo...
Un besito Cecy

David C. dijo...

Que ganas de leer el libro, me han hablado muy bien sobre él.
Saludos
David

Lola Polo dijo...

Que ternura, y que amistad mas bella, que depositabas tanta confianza en él. No me extraña que tanto lo cuides, encierra momentos en tu niñez.

Un abrazo

Lola

Karu dijo...

Lei mi planta naranja lima cuando estaba en el colegio... me encanto en su momento y siempre lo recuerdo..
Te dejo un beso grande

Maria Liberona dijo...

Mira, mira que veo que algunos libros se repiten muy buena compañía entonces deben de ser ellos

miralunas dijo...

mi planta de naranja lima!y zezé. entrañable e inolvidable. lo leí en una tarde. lo releí despacio.
lindo compartir este libro.

y al Inspector Walander, por cierto.

beso

Toni dijo...

No he dado con el libro total pero si con una pequeña joya. Otro título que sumar a mi infinita lista de pendientes.
Un abrazo Cecy.

Toni dijo...

Ah, se me olvidaba decirte que los localizadores geográficos me parecen polis de paisano :)

ADELFA MARTIN dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ADELFA MARTIN dijo...

¡que hermoso!poder mezclar un maravilloso recuerdo de infancia, con la relectura de un verdadero tesoro...

te mando mis abrazos

Sindel dijo...

Ceci me encanta que las dos hayamos elegido el mismo maravilloso libro. Por suerte veo que nos une algo más que los jueves, algo más que la pasión por escribir, nos une el amor a un libro que tiene magia, lecciones de vida y simpleza.
Un abrazo compañera de naranja lima.

Alfredo dijo...

Que momento mágico e indescriptible ese del encuentro por fín con el objeto de deseo. Justo cuando parece que ya es imposible, aparece por un rincón, increible. ¡¡Ya lo tengo!! Ahora a tenerlo junto a mi, para disfrutarlo toda la vida.

Me pasó algo parecido con "Desde el jardín" de Jerzy Kosinski.

Intimista y atractivo relato.

Besos

María José Flores dijo...

Oooooh es un hermoso libro ♥ a mí me encantó.

Un saludo afectuoso.

San dijo...

Sindel habla de este libro, ahora tu, pues yo ya lo anoté.
Un besote.

casss dijo...

Es un libro hermoso, y de esos que marcan!
Con discresión nos metemos en un momento tan intimo como afectivo y con respeto nos quedamos con esa imagen tan especial.
un fuerte abrazo

casss dijo...

Ah... y con Mankell también me anoto. más besos

MAR dijo...

Yo acá Domingo de tarde...gris y Otoñal en Primavera :)
LEO METAFISICA De Conny Méndez y sus decretos positivos para atraer lo mejor para mi vida.
Un abrazo enorme amiga linda, te quiero mucho.
mar

ibso dijo...

Y quedan, quedan recuerdos y emociones que despertaron otros con sus letras. El tesoro es, sin duda, que esto pase, que otro ser humano llegue tan dentro de nosotros trascribiendo en un papel lo imaginado (quizá mezclado con lo vivido), lo sentido y lo amado.
Un abrazo

Ipnauj dijo...

hoy estoy leyendo "Los detectives salvajes" y sé que será un recuerdo que aparecerá detrás de cada esquina.

Abuela Ciber dijo...

Siempre esta ese libro que nos va marcando a traves de nuestra vida, ellos pasan y nos recrean e iluminan.

Cariños

RECOMENZAR dijo...

Hola querida

RECOMENZAR dijo...

En este momento no estoy leyendo nada mas que blogs
beso