"Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor"
Gabriel García Márquez

miércoles, 30 de mayo de 2012

en la quietud de la noche




¿Conoces el secreto de la luna nueva? No te confíes de ella. Cuando en la noche nada se ve, el cielo es tan cerrado que ni las estrellas tienen permiso. Excepto yo. ¿Quien soy? Soy esa, hija predilecta de la "Nueva". Una penumbra que se cuela de los faroles en la ciudad, me despierta. Miro en la oscuridad y sigilosamente voy a tu acecho. Cuando todos se distraen, me cuelo entre tus sabanas, mis manos recorren cada centímetro de tu piel, mi lengua se apodera de tu espalda donde escribo tu sueño y cuando crees despertar, estas atrapado entre mis piernas prisionero de mis encantos. ¡Soy también, esa maldita felina con forma de mujer! Silenciosa-mente te robo el alma, mientras queda a mi merced tus ganas y tus deseos. ¡Por esto! ¿Me tienen atrapada en este lugar? Si, para que duerma un infierno eterno. Nada me excita más, que zafarme en las noches de luna nueva. ¡Ojo! Ten cuidado, en la quietud de la noche, cuando todos duerman, te haré eternamente mío, llevándote a mi temible castigo.



mas historias, "en la quietud de la noche" en: Neogeminis


viernes, 25 de mayo de 2012

ternura

(Foto: Cecy)


Mi ventana, ¡Ahora!
es nuestra
¿Que piensa?
Días grises-sol, ternura-amor.
Se, lo que pienso yo, cuando miramos los dos.


jueves, 24 de mayo de 2012

el murmullo del libro

Despertó pensando en el último párrafo que había leído después de una noche interrumpida. “La verdad como la muerte pueden esperar, pero al final llegan, implacables, decididas, hasta muchas veces con un gran pesar”.  Así transcurrió la mañana, con pesar. Se vistió con lo que se estila en una estación fría. Las dos cuadras hasta el subterráneo, le dieron cuenta que la humedad le estaba robando estadía al invierno, un poco de calor pegajoso se colaba entre sus ropas, obligaba a estar con ese animo de abrigarse y desabrigarse que arrojaba un resultado de fastidio. Se sentó en una de las bancas, esperando la llegada del maldito tren, abrió su libro. Le quedaban dos páginas para terminar, que decidió leer en ese momento. La angustia se fue apoderando cuando la novela llego a su fin, levanto la vista y a su lado un hombre unos años menor, canturriaba un salmo, se poblaba la estación con el apuro de llegar al trabajo. Pensó en su angustia, que se fue transformando en enojo, ¿Por qué los malos siempre tienen que morir? ¿Por qué todo tiene que terminar esperadamente bien? (la ficción siempre es mas amable que la realidad). El hombre del salmo callo, y un murmullo molesto se apodero del ambiente. Recordó su madrugada con cierta tristeza, el calambre que lo había despertado de golpe, y; de golpe dejo de soñar para volver a despertar en el piso del baño, solo. Solo después del desmayo. ¡Qué me van a venir hablar de soledad! Cuando solo, es realmente estar solo, y no hablo de soledades, sino de realidad. Se levanto, se acerco al pozo por donde se escucha los aceros de las ruedas del tren… y decidió cambiar el rumbo, pasar por la Librería antes de ir a trabajar.

viernes, 18 de mayo de 2012

algo florecerá

Van cayendo las hojas
con los recuerdos castaños
envejecidas por el tiempo.
Como este otoño
que va muriendo inviernos.
Y ese viento que sopla
juega al amor.
Buscando las pisadas
en tierras mojadas.
Y en la esquina del tiempo
silba un pajarillo su zamba
sabiendo que algo florecerá.



sábado, 12 de mayo de 2012

la mariposa y su flor


Foto: Ignacio Santana
http://ignaciosphoto.blogspot.com.ar/



De un tropezón cayó, cuando en realidad le habían dado un empujón. Mientras escuchaba las risas burlonas y el chisporroteo de voces que decían de ella, “la muy tonta sin color es una advenida a insecto de alas cortas”. Una lágrima corría cuando la flor la invito a posar sobre ella. Con el paso del tiempo se hicieron amigas y en su mas onda tristeza, ella siempre la hacia reír. Una tarde fría se cobijaron cerquita del abedul; y fue en ese momento que la flor le pregunto muy tímidamente si quería contarle su historia. Es triste repuso enseguida, tratando de persuadirla con otros temas; pero ella insistió.

Hace muchos años (siglos) vivía junto a mi familia en un pueblo llamado Puerto de Azucenas, queda muy cerquita de este bosque y algunas leguas del mar. Procedo de una familia trabajadora, crecí sin privaciones y con una esmerada educación. Y en mí más adorada libertad y madurez de emociones, me enamore de un caballero a quien también le tenía admiración. El me correspondía y sabíamos que nos habíamos encontrado hasta la eternidad. Pero la vida a veces te pone en situación, el tuvo que partir para cumplir un trabajo. En aquellos tiempos, las distancias eran mas distancias, las ausencias mas ausencias, y las cartas tardaban meses o quizás…ya nunca volvería a regresar. La ley de la naturaleza gobernaba y gobierna nuestras vidas. Y el océano ya había sentenciado. Me sentí tan desdichada que me quede días y noches llorando a orillas del mar. En tan hondo pesar le grite furiosa a los cielos y a la tierra que apaciguara mi dolor, pero nadie quería escuchar, caí rendida en los brazos de las olas. Un día desperté y aquí me vez, renací en mariposa triste y gris, la gente se fue burlando de mi hasta llegar aquí. Mi corazón lo sigue esperando, me late su presencia, y tu; mi amiga de tanto estar conmigo, te has vuelto del mismo sincolor.

La flor la escucho atentamente, se tomo unos momentos de silencio, cuando ella concluyo. ¡La miro con ternura! Ahora, quiero contarte la mía. Yo te he esperado para cumplir mi misión, que por cierto finaliza hoy. He velado por ti mientras curabas tus heridas. (La mariposa la miraba desconcertada). Prosiguió: Hay amores de un día, amores de meses, amores de una vida y están los amores eternos, cuales almas están destinadas a encontrarse, a veces pasan varias vidas ante que suceda, quizás se hayan cruzado por distintos lugares sin apenas poder acercarse, porque no era el momento. Quizás tengan que aprender a vivir otras vidas, antes de su encuentro. Tu, mariposa de colores grises ya estas en su camino. Recoge tus alas y vuelve a tu mundo, al cual perteneces, sin miedos. Ya has tenido bastante sufrimiento.
Dos almas gemelas siempre se reconocen, si por alguna razón el destino los ha separado, esa sin razón del destino los volverá a juntar.

“los colores están en ambos corazones que se reconocen”

La flor se convirtió en hada y se quedo cerquita del abedul, y nuestra mariposa va en camino a encontrarse con su amor.


 Colorín colorado...

martes, 8 de mayo de 2012

lunática

Luna oscura
oculta los dolores
que errantes van.

Luna colmada
de sapiencia arropa
nuestra tiniebla.

Luna solloza
espiando a las nubes
esperando sol.

Luna lozana
envuelta en sus rayos
ríe al latir.

jueves, 3 de mayo de 2012

esa manera de querer


Su voz melodiosa se esparcía
en la ciudad, fría, desierta.
Y ese claro de luna que asoma
acunaba su llegada.
Vi sus ojos, húmedos, sin distinguir su color
escuche su risa, de niño, en su cuerpo maduro
sus manos inspiradas
y el dolor de su orfandad.
Atrapado en el ciego mundo.
Lo enlazo a mis brazos con ternura
y el tiempo se halla rodeada a mi cintura
en una sola figura, la mía
la que va muriendo de penas
mientras la lejanía llora en los labios.



martes, 1 de mayo de 2012

rebelde y angelical

La mirada al sueño
los pasos de alas deslizándose en cada baldosa
sin desplegar la caricia del suelo.
Se eleva la energía.
Entra, recorre, excita.
Las notas invaden cada espacio
encontrando su eje
es todo cuerpo.

Me bailo con la mirada al sueño.
Me recorro y entono la voz.
Me escucho y dibujo palabras.
Me suspiro y veo.

Y ese viento que pivotea
se llama momento y pasión.