"Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor"
Gabriel García Márquez

sábado, 15 de septiembre de 2012

La Flor Mas Bella





Hay un ulular del viento
Con Acordes de ritmo
A Un tempo

Hay un cielo que espera ser mirado
desde un nuevo rincón de inspiración

Hay un ulular del viento 
que me lleva...

y en la próxima LUNA
nos volveremos a encontrar.



  ♥
(Estamos en época de mudanza, Zimba, Simona, la luna y yo)
Abrazos :)

miércoles, 12 de septiembre de 2012

(.)J(.) x (.)J(.)


Fueron muchos los días que pasaron a ser largos meses y unos años. La llegada de esa mañana, fue muy esperada. Meticulosamente esperada por mí. Hacia mucho frío a pesar de abril. Sentí la profunda necesidad de pasar primero por la iglesia del barrio. Hable con el Cura Párroco, José, quien desde aquel momento me ha acompañado con su fe.
Mi amado esposo, colmado de paciencia sostenía mi mano, mientras escuchábamos silenciosamente (vaya a saber cuantas veces pasamos oído) el mismo relato, tan cruel, tan duro. Mi pecho no dejaba de partirse en dolor. 
La esperanza tocaba la puerta, las pruebas que se ocultaron en ese momento, cederían a la luz y su inocencia estaba a punto de declararse.
Un segundo, ni un respiro, unos disparos. Ella me gritaba con el alma endemoniada de dolor ¡Ahora sabrás que se siente!
Caí sobre el cuerpo de mi hijo desvanecido a abrazarlo.
Sebastian, trabajaba de maestranza en la multinacional, donde fue hallada asesinada la joven hija del gerente.
Estoy velando la inocencia de mi hijo, la madre de la joven pagando la injusta Ley del Talion...el asesino, hijo de uno de los socios, anda de parranda fuera del alcance de la justicia.


relatos vengadores en casa de Teresa

miércoles, 5 de septiembre de 2012

relaciones



Desde el mismo instante en que te vi sentí que un resplandor pasaría entre los dos. Nuestro corazón desvestido, caminó entre los fríos de junio y julio. Floreció septiembre al son de las brisas y los besos; libros y café en las esquinas. Compartimos ideas, las confrontamos, y los ideales nos lanzó a pelear por nuestros sueños. Nuestro primer encuentro lleno de pasión quedaría siempre en el recuerdo y en las escalinatas detrás de la Catedral, que osadía. Mientras miles de jóvenes corrían para no ser alcanzados por los gases que malparidos ordenaron, además de los arrestos. ¡Zafamos mi amor! me dijiste. Cuando todo parecía entrar en una calma aparente, comenzamos a caminar…sentí un golpe seco, seguido de un ruido estridente…
Cada año vengo al mismo lugar a contarte que aún no hemos perdido la batalla, me sonrío de nuestro secreto en las escalinatas y me pregunto como serias hoy…


mas relaciones en la casa de San