"Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor"
Gabriel García Márquez

miércoles, 9 de enero de 2013

jueves de relatos: mayores

"Los ancianos"
http://franciscaros.artelista.com/



La luz del día se proyecta dejando un precioso efecto de estrellas, en las bolas de colores, colgadas en el viejo árbol. Giran despacio por efecto del viento, que impulsa el ventilador de pie. La tarde estaba en su máxima expresión, pronto empezaría a juguetear con la noche, resistiendo, robando un tiempo mas, aprovechando la complicidad del verano.

Me quede sentada en un rincón del cuarto, en silencio, para tardar que me advirtiera. Desde la cocina venia una música suave, baja, de la radio, una FM que acompaña el despertar y desayuno, debí olvidar apagarla. No quise despabilar su sueño o pensamiento despierto.

Miro sus manos arrugadas, sus dedos largos y finos que juguetean con el borde del brazo del sillón, reminiscencia del piano, pensé. Me pareció verla interpretar la despedida a los recuerdos, no puedo precisar que estaba mirando dentro si, o que conversación sostiene con sus ochenta y picos de años.    

Sus ojos en estos últimos días tienen una profundidad, distante; hablan sin pronunciarse. Una lágrima atrevida me brota sin permiso, deslizándose suavemente, marcando camino. Una brecha de lejanía nos une, un concierto de diferencia me hace desapegarme del parecido, mientras en mi cabeza retumba la frase tantas veces pronunciada: ¡eres igual a tu padre! Y en esas idas de otras venidas es donde me siento tan identificada.

Egoístamente, tengo el privilegio de disfrutarla.
La amo y es lo que cuenta.



mayores relatos en casa de Gus



41 comentarios:

Sneyder C. A. dijo...

La ternura, el sentimiento y mucho amor hay en tu hermoso relato. Esa lágrima atrevida brota emocionada al sentir a tu madre distante , sumida en sus recuerdos....

Un cálido abrazo Cecy

Desde el bar dijo...

Hermoso relato. Tu ternura baila en cada palabra, hay amor en ellas y es un placer leerlas.
Gracias.

Alejandro

Lao dijo...

Un relato tan agudo para aquél que tiene la bendición de estar cerca de alguien de esa edad, que de pronto se sumerge en su propio "túnel de tiempo" ¿vaya a saber por donde y en que? Honestamente creo que no es egoismo admitir tener ese gran privilegio....Muchos saludos Cecy...

ReltiH dijo...

TUS SENSIBILIDADES BRILLAN.
BESOS

MAGAH dijo...

Tú madre debe ser hermosa Cecy! Me conmoviste.

Un gran abrazo!


PD: Qué tal te venís de cena uno de estos dias?

TORO SALVAJE dijo...

Pues si.
Eso es lo que cuenta, que la ames es lo importante.

Besos.

Tracy dijo...

Poesía envolvente en un tema tan delicado.

Mª Carmen dijo...

Precioso relato querida amiga, lleno de amor, sensibilidad y ternura y tristeza también. Me ha encantado. Besitos y feliz año.

Natàlia Tàrraco dijo...

Observar la vejez desde la ternura infinita, acompañarla con delicadeza, es algo similar al espejo que refleja el futuro, pero cada cual es distinta.
Disfruta su compañía, ella siente tu amor, lo nota aunque no lo diga o no pueda expresarlo.
Besito cariñoso.

Darío dijo...

Cómo no amarla, cómo no. Y tus palabras son pura luz, quizá su propia luz. Un abrazo.

Ian Welden dijo...

Preciosas palabras para un bello y emocionante relato. El amor baila y los viejos por fin se entregan al maravilloso sentimiénto de amar.

Un abrazo desde una Copenhague muy viejita pero feliz,

Ian.

Leonor dijo...

Tu relato es un bello poema de amor, de ese gran amor que solo logramos valorar en toda su plenitud pasado el tiempo.
Una mirada, una sonrisa, una caricia...hasta sus silencios hay que disfrutarlos porque es lo que nos queda. Yo también me siento llena de ternura al mirarla.

Un beso.

Noelplebeyo dijo...

cuando el amor se sublima

Vagamundo dijo...

amores así rozan las bóvedas del paraíso... tiernos y eternos.

Amparo Donaire Erena dijo...

Precioso relato!!! cuanto tenemos que aprender de nuestros mayores, como aprovechar ese tiempo para que no se escurra de los dedos???

Besos

Maria Crova dijo...

¡ Que hermoso Cecy ¡ Lo mejor de lo mejor en este Año que Inicio.

ana dijo...

Dichosos aquellos que a los suyos se parecen sobre todo en la forma de sentir. Precioso.

rosa_desastre dijo...

Conversaciones consigo misma que nos llenan de palabras el silencio, luces de otros tiempos en los ojos con las que alumbrar el dia a dia.
Un beso

Carmen Andújar dijo...

Esa última frase: La quiero y eso es lo que importa. Es hermosa y verdaderamente es lo más importante.
Un abrazo

raúl dijo...

magnífico, la complicidad, el conocimiento íntimo, profundo, forjado con el largo paso de los años. me ha encantado.

censurasigloXXI dijo...

El mayor halago que alguien puede hacerme es decirme que soy igual a mi padre.

Bravo por este tierno relato. Beso.

Mar dijo...

Aprovecha cada momento, que el tiempo, siempre traicionero, corre en contra.

Muy tierno y sentido relato.

Bss.

LuisBernardo Rodriguez dijo...

Tu relato desprende ternura y mucha sensibilidad, la misma que te habrá inspirado para lograr plasmar este sentimiento que nos conmueve al leerlo. Un beso grande, Cecy hermoso aporte

juliano el apostata dijo...

supongo que los silencios contemplativos en algún momento se dejan ver. quiero decir, cecy que a veces es necesario decir te quiero, mamá.mas, insisto,los silencios contemplativos por algún resquicio salen. eso siempre a sido así. y cuando salen, también dicen eso de te quiero, mamá...
medio beso.

miralunas dijo...

yo se que sí!

abrazo.

Pepe dijo...

Las dos últimas frases justifican y resumen por sí solas tu precioso relato. La ternura que derrochan todas y cada una de sus lineas.
Un abrazo.

San dijo...

Es una suerte Cecy poder disfrutar de su presencia. Aprovechemos cada segundo. Poesia tus palabras.
Un abrazo.

Lucia M.Escribano dijo...

Que belleza de relato, sensibilidad a borbotones es la que demuestras, y un cariño inmenso hacia tu mama, un lujo leerte, querida amiga.
Besos de café.

MAR dijo...

Eso es muy importante....tener solucionados todos los temas con la MADRE...teniendo en cuenta que han hecho lo que mejor han podido...confiemos en eso y olvidemos los malos momentos, a mi al menos me cuesta, el cariño existe pero somod tan distintas!!!
Te quiero Cecy precioso post y precioso lo que sientes eso te engrandece.
mar

impersonem dijo...

Es muy emotivo Cecy. Es la expresión de tu corazón, y es maravillosa.

Te deseo a ti y a los tuyos lo mejor de lo mejor para el 2013.

Yo por problemas graves ya no escribo y no puedo visitar blogs, pero hoy quería venir por aquí para saludar y desearte lo mejor. Te recuerdo con mucho afecto.

Un abrazo muy grande

Sara O. Durán dijo...

Tocaste mis fibras más sensibles... Qué gran dicha la tuya de tenerla y la mía de leerte.
Muchos besos, amiga!

Esilleviana dijo...

"Una lágrima atrevida me brota sin permiso, deslizándose suavemente, marcando camino". Esta frase es especialmente hermosa, es cariño, admiración, es verdadero amor sobre todo si la hija de esta madre es igual que su padre :))
Coincido con los demás, es un relato muy tierno del final de una vida pintado desde la visión de una hija.

Un abrazo

Neogéminis dijo...

Un verdadero privilegio que, vemos, aprecias y valoras con mucho cariño.
Seguro ella te sentirá igualmente cerca, aunque tal vez no sepa cómo decírtelo.
Un abrazo

Toni dijo...

Se respira paz en esta casa. Tan deseada, imagino, cuando se van acercando días difíciles. Y qué maravilla de amor el tuyo.
Un abrazo.

Juan Carlos dijo...

Veo unos instantes en que se detiene el ritmo de la vida para poder apreciar en toda su esencia algo maravilloso. Así veo esacontemplación tratando de pasar inadvertida que cuentas.
Besos.

Teresa Oteo dijo...

Cuánta ternura y belleza!
Disfruta de ella todo lo que puedas, son las que más nos quieren en el mundo!
Muchoso besos!

maria jose Moreno dijo...

Ternura, sentimientos, comprensión, empatía en estos momentos tan especiales.
Un beso

Sindel dijo...

Emotivo, tierno y lleno de sensaciones que se respiran a partir de que vez su mano gastada por el tiempo tamborilleando como si estuviera tocando un piano.
De allí el relato es conmovedor.
Me ha encantando Cecy!!!
Un abrazo.

Manuel dijo...

Un relato que te honra, Cecy.
Un beso

casss dijo...

Despegarse del parecido... hay una etapa, para afirmarse y luego, desde la distancia otra vez cerca, coincidiendo, siendo igual!!

Me ha gustado reconocerme en tus letras tan amorosamente hiladas.


un fuerte abrazo

Medea dijo...

Es una mujer afortunada Cecy afortunada y rica porque mientras tu sigas mirándola con tanta ternura tendrá el mayor tesoro que se puede poseer.Un beso dulce Cecy