"Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor"
Gabriel García Márquez

sábado, 1 de junio de 2013

antes de mDorMir...

De alguna manera uno sabe cuando esta dormido y soñando. Un censor dentro de nosotros lo advierte. ¿Y cuando se esta muerto? …

El primer plano fue su cara, le siguió el sillón y la sala de estar. Fuimos novios por siete años me decía, mientras yo lo miraba atónita, tratando de disimular. ¿Será cierto? me pregunte. Intento recordarle, siete años no es poco tiempo, debería tenerle presente. Algo en su gesto me era familiar, algo que no encajaba, era su edad. Seguí con la mirada a la gente presente. Un espejo me descoloco y ahí comprendí, de todo lo incomprendido, yo no tengo la edad que gentilmente el espejo refleja. Algo no anda bien.

Fui hasta el baño a enjuagarme la cara; era amplio, las cortinas en color ocre, bailaban al son de la brisa que se colaba por la claraboya, algunas velas, esparcidas y un rico aroma a fruta, naranjas, como recién recogidas.

¿Por qué tantas flores?   

Seguí a la cocina, ¿Por qué no le recuerdo?, vi pasar a mi madre, también años mas joven, le acompañaba una señora. ¿Será la madre de mi novio por siete años? Abrí la heladera tratando de no parecer sospechosa de olvido. Me tranquilizo ver un Lemon pie, mi torta favorita, y otras tartas y comida de festejo, estamos festejando mi cumpleaños, supuse entre tanto, hoy es nueve de junio. Aunque tantas flores era raro. Si fueron siete años, hemos pasado mucho tiempo juntos, hay una historia, tiene que haberla…

Escuche a mi madre preguntarle por nuestra foto, el le respondió que estaba en su cuarto. Yo quise saber, ¿Cuál? La que caminábamos por la playa de San Bernardo, me contesto. O sea que tuvimos unas vacaciones que no recuerdo, amigos que no recuerdo y… desperté.
Desperté en el mismo sueño, paso sonriente a mi lado, el mismo demonio ¡y ya!  Todo paso a ser muy irreal.

Pero no pude contener el ahogo que me dio, cuando vi la tristeza en los ojos del novio de siete años al mirarme. ¿Le abre lastimado? Mi madre y muchos mas al mirarme, también reflejaban tristeza.  ¿Estoy muerta?

El amanecer me despertó, mire el calendario… respire profundo al ver a mi Gato acurrucado, con sus ojos celestes cual cielo de amor…


*Imagen tomada de la web


22 comentarios:

  1. Me ha gustado el enfoque de tu historia. Bss.

    ResponderEliminar
  2. ¡uffff...que descanso!
    Me encantò esa parte donde ella-cuando se cree muertaa- se ve mas joven en el espejo. ¿sabes que he escuchado que eso es asi? ¡Ojalà!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Intenso Ceci, me gustó mucho esta poesía del Relato.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Que angustia...
    Ufffffffffffffffffffff

    Menos mal que despertaste.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Sí fuiste vos la que soño, que pesadilla. Curiosamente, habla muy bien de vos, a preocuparte más de lo que pudieran sentir los otros.
    ¿Estuviste viendo Sexto Sentido?
    Hubiera sido util saber que era un sueño.
    Muy bien escrito.

    ResponderEliminar
  6. Si Demiurgo, la he visto mas de una vez, no últimamente. Y si, fue un sueño o pesadilla, quien sabe...

    Gracias.

    ResponderEliminar
  7. no te vayas sin decirme adiós

    vaya pesadilla...

    ResponderEliminar
  8. FULLLL RELATO.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  9. los sueños son algo mágicos, un mundo subreal conspirado por nuestro subconciente, se dice que es como lo ve nuestro cerebro interno nuestra realidad, distorsionada y mágica, que es el que sigue despierto a pesar de estar profundamente dormido, que sigue pensando, imaginando, soñando, hasta que luego simplemente vuelve a conectarse la corteza de nuestro cerebro y volvemos a despertar, soñamos muchas veces durante una noche pero pocas recordamos, sólo la que nos influye despertar como las pesadillas, a mí en particular me encanta soñar, aunque pocas veces recuerdo, me gusta estar metido en un mundo completamente diferente, donde puedo hacer lo que quiero, sé que estoy durmiendo y eso me hace sentirme especial, como un dios, único y omnipotente, jajajajaja, algún día me pondré a contar mis sueños, sólo espero no asustar a los lectores :) excelente relato, la forma como nos trasladas y nos empujas a soñar contigo, el suspenso que contagias, hasta el miedo, un rico miedo como cuando vemos una película de terror, muy bonita, estoy encantado como siempre de leerte, miles de besos

    ResponderEliminar
  10. Este sueño es: como si estuvieras grabando el recorrido que haces menos mal que estas aquí de vuelta...Pero sí, que aveces vemos cosas por primera vez que ya las habiamos soñado...que desconcierto verdad?

    Un abrazo inmenso preciosa feliz finde.

    ResponderEliminar
  11. Tan bien reflejada la sensación de angustia que al llegar al final pude soltar el aire.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Nadie lo sabe, nadie tiene la certeza, quizà estemos mucho mejor que acá...
    Me encanto el texto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Un relato que conmueve Cecy. Muchos saludos!!!

    ResponderEliminar
  14. Que maravilla los sueños y esos recovecos desconocidos de nuestra mente.
    Hay una sensación de angustia flotando en tu historia, y muchos sueños son realmente así, y el despertar suele ser un alivio.
    Alguna vez todo será verdad, mientras tanto disfrutemos de muchos despertares.
    Besos !

    ResponderEliminar
  15. Ese miedo a no reconocerse, debe ser muy difícil de enfrentar, aunque sea ne sueños.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Una pesadilla o dos...
    Porque no sé que es peor, la muerte física o la muerte del olvido...

    Un buen trabajo

    Besos

    ResponderEliminar
  17. me alegra que despertara de esa pesadilla, porque soñar estar muerto no puede ser buena cosa! me encanta el texto, eso seguro.

    ResponderEliminar
  18. Conmovedor relato este que fluye entre el sueño y la muerte.
    Ese final, permite que la respiración vuelva a ser pausada y de la angustia se pase a la felicidad de un despertar a unos ojos celestes que invitan a la vida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Sueños que se enconan hasta confundirse con la propia realidad. También me ha gustado como has ido perfilando las sensaciones de la protagonista. Por un momento pensé que habría fallecido.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Una puerta abierta al mundo que habría podido ser, si...

    ResponderEliminar
  21. Conmovedor e impactante tu relato.
    Deja muchas sensaciones... ESO ES BUENO, aunque algunas sean muy inquietantes.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar