"Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor"
Gabriel García Márquez

martes, 24 de septiembre de 2013

este jueves un relato: abuela Pierina





Mi abuela Pierina desembarco una mañana de agosto con apenas 14 años de niñez y muchos de sufrimiento por tener que dejar su tierra. La bondad de la juventud la lleno de ilusión y se permitió, soñar. Su voz de soprano, pronto se hizo escuchar en toda la tierra bendita de un pueblo con aspiraciones de ciudad. Su madre le enseño todas las actividades que una buena mujer debía tener, cocinar, coser, bordar y callar, hasta la enseñanza oficial rudimentaria. Trabajar junto a los suyos debía ser su prioridad para el sustento diario de su pequeña y humilde familia.
Por esos días una compañía de zarzuela de la gran ciudad, estaba de paso por el pueblo, hospedados a unos pasos de la casa donde vivía Pierina. Un joven de buen talante la escucho una tarde, tan cautivado quedo con su bella voz, que invito a la familia a la representación.
La fiesta siguió entrada la madrugada, bailar fue el mejor de los acercamientos a una promesa de amor que se les prendió a sus corazones.
A el le fue negado el pedido de llevarla, no estaba bien visto que una niña se convirtiera en una publica actriz. Ante la deshonra, fue comprometida en matrimonio con un argentino pudiente veinte años mayor que ella.
Ni su sufrimiento, ni su futuro prometedor como cantante, y las suplicas desesperada torcieron el corazón de su madre.
Por muchos años ella hablo de un mar, de un barco, y el suspiro se le escapaba por los brotes de las arrugas que iban desencadenando el futuro. Pero antes de morir, tomada de mi pequeña mano, puede ver como sus ojos subían hasta un cuadro inexistente, donde el mar inquieto agitaba los corazones en un barco que partió segundos después y la escuche balbucear: "piano, piano si va lontano".



bailar, amar, ver, soñar y morir
esta permitido en casa de Alfredo






59 comentarios:

  1. una historia preciosa

    una sintonía de emoción

    ResponderEliminar
  2. Que historias de sufrimientos, paece que sólo fueran imaginación de algunos, y han sido tan reales!




    ...pero hoy no es martes mi amiga?

    Abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  3. Que historias de sufrimientos, paece que sólo fueran imaginación de algunos, y han sido tan reales!




    ...pero hoy no es martes mi amiga?

    Abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  4. Bellísimo Ceci, felicidades¡¡

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Que historia tan deliciosa.

    :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Una vida frustrada, una pena, un amor no amado, una canción y más no cantadas, piano piano...si va lontano, lejos, al cielo de las sopranos.
    Bello y melanacólico canto, besito.

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué emotiva!, se encoge el alma al leerla.

    ResponderEliminar
  8. Todos los que atravesaron el océano con sus penas a cuestas... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado creo que somos muchos los que hemos escuchado esta frase de nuestros mayores: piano piano si va lontano.Una historia preciosa te felicito Cecy.

    Un abrazo enorme feliz día.

    ResponderEliminar
  10. Bello relato ,con visos de punzante realidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Historia hermosamente plasmada, que nos habla de tantas y tantas almas que de variadas formas tuvieron que dejar volar su sueño.

    Cariños

    ResponderEliminar
  12. Los sueños por desgracia a veces no se cumplen; menos mal que tenemos la imaginación para poderlos realizar, como le pasa a tu protagonista en el final de su vida.
    Muy bien plasmada tu historia
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Ese pasado de bisabuelas, abuelas, que tuvieron, muchas, que aceptar una vida lejana a la soñada, es la que recreas con tus letras. Cuando esas historias salen a luz, se encoge un poco el corazón, inevitablemente... Siempre es lindo leerte!
    Besos:
    Gaby*

    ResponderEliminar
  14. UN RELATO QUE SE SIENTE MUY REAL.
    BESOS

    ResponderEliminar
  15. La última frase en muy bonita.
    Feliz semana, Ceci.

    ResponderEliminar
  16. Un canto delicioso al amor imposible. y tambiwn un reproche a las madres dominantas y calculadoras de antaño y a las famílias cerradas al progreso. UN abrazo, guapa.

    ResponderEliminar
  17. ay, que este "lontano" haya tenido momento felices. ay, que su alma ande cantando.
    besos

    ResponderEliminar
  18. Ideas preconcebidas sobre lo que está bien o mal, sobre lo que es conveniente y lo que no, sobre lo socialmente admisible son las que en muchas, tal vez demasiadas ocasiones, cambian el rumbo de nuestras vidas llevándola por un camino diametralmente al anhelado, al ansiado, al deseado. Igual que en tu bella historia.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Una historia emocionante. Llena de nostalgias y amor. Un beso y buen jueves :D

    ResponderEliminar
  20. Las actividades de una buena mujer, cocinar, coser, bordar y callar. No están tan lejos esas enseñanzas.
    Cuántas mujeres han vivido y viven una vida de sometimiento, primero de los padres, luego de los maridos.
    Su voz de soprano quedó ahogada y sus sueños encerrados en una imagen.

    Preciosa historia.

    Besos

    ResponderEliminar
  21. wow!!!! impresionante historia que nos acabas de regalar, como la vida misma, tan llena de sufrimientos y encrucijadas, yo que ella simplemente me escapaba, ya una vez lo hizo mi madre en contra de toda su familia, aunque no duró mucho, lo bueno fue que se atrevió a vivirla, sin miedos, sin tabues, sin mirar atrás, sólo el futuro se abre paso a las personas que a pesar de las dificultades tenden a empujar un poco más, al vida es una sola, la muerte también, porque habría que desecharla??? si no existen más oportunidades para ser feliz que una sola....... besos

    ResponderEliminar
  22. Estaba escrito que a golpe de mando, una mujer tenia que vivir según sus padres ordenaran, aun truncando toda su vida. La pena es que aún hoy hay lugares donde siguen estas imposiciones.
    Muy bellamente contado Cecy.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  23. Una historia tremenda, muy bien contada. Pobre abuela Pierina, cuántas mujeres habrán sufrido como ella de una vida infeliz, por los convencionalismos sociales y por haber nacido mujer!

    ResponderEliminar
  24. El dolor da buenas clase de paciencia...y eso hasta que somos viejos no lo podemos aprender. La sabiduría fluye de este precioso relato.

    besos amigucha

    ResponderEliminar
  25. Precioso relato, bellamente escrito y tan real.Me encantó.Besitosss.

    ResponderEliminar
  26. Piano, lontano...muchas abuelas "Pierina" tuvieron que despedir de la misma forma sus sueños, y lo peor es que, además de real, su historia sigue vigente, pues aunque nos cueste creer, aun a muchas "Pierina" les cortan las alas para que no rompan el "equilibrio" de ciertas realidades.
    Baccio, Cecy, mia cara.

    ResponderEliminar
  27. Menuda historia!!!

    El comentario que ha dejado Charo se asemeja a lo que yo te habría puesto a continuación. Evito la redundancia, por tanto.

    Besos, Cecy.

    ResponderEliminar
  28. Tal vez ese amor, ese barco, esos sueños llenaron una vida, esa vida de aventura que le hurtaron los convencionalismos de aquel tiempo.
    Besos Cecy, te echaba en falta en los jueves.

    ResponderEliminar
  29. sabes? mis abuelos se conocieron cantando zarzuela, en un escenario. compartieron toda su vida, hasta el punto que cuando murió mi abuelo, mi abuela tardó 10 días en irse con él. a veces (pocas veces, eso también)la realidad es mucho mejor que la ficción :)

    ResponderEliminar
  30. Toda una vida de infelicidad y frustración. Mi reflexión es ¿hasta que punto tienen derecho los padre a "meterse" en la vida de los hijos?

    Bss.

    ResponderEliminar
  31. Vestirá de dudas toda su vida y los sueños se apagaran con el tiempo, un pena.
    Tierna y evocadora historia.
    Besos y gracias por estar.

    ResponderEliminar
  32. Como una marioneta, su vida en manos de las conveniencias...que triste.
    Un beso

    ResponderEliminar
  33. Qué triste. Todas sus pasiones y sus sueños se vieron truncados por aquellos que estaban llamados a amarla y cuidarla.

    ResponderEliminar
  34. Me quedo con el comentario de Dario, pero agregaría que también nos dejan alegrías...la música, el baile lo hemos heredado amiga.
    Un abrazo enorme, una linda semana y besos.
    mar

    ResponderEliminar
  35. Perseguía un sueño y le tocó vivir la vida que no había elegido... Triste, pero real como la vida misma. Un beso.

    ResponderEliminar
  36. Ante pasados siempre presentes.

    ResponderEliminar
  37. Me gusta como escribes No es facil escribir cuentos cortos
    un abrazo

    ResponderEliminar
  38. Bello sería sin duda ese baile...

    ResponderEliminar
  39. Una bella historia de amor.


    Saludos

    ResponderEliminar
  40. Pensar solamente en una niña de catorce años comprometida, parece una aberración; pero qué común era. Todos tenemos esas abuelas hechas en el sacrificio, dicho en muchos sentidos. Me hiciste recordar cosas muy bellas. Besos.

    ResponderEliminar
  41. ¡Hola, Cecy!!!

    Nos dejas un extraordinario relato: me pegué ahí los ojos y me quedé con la boca dulce con ganas de seguir. Es hermosa, será ficción, pero eso pasaba cuando era yo niña.

    Hasta la mayoría de edad, la mujer no podía dar un paso a delante y aún siéndolo, la educaban para ser una buena ama de casa.
    Ser artista estaba prohibido! Eso era tener mala fama ¡y haber que vergüenza!.... O sea el colmo de los colmos.

    Gracias, amiga: he pasado un rato muy agradable leyéndote.
    Te dejo mi abrazo grande y mi estima siempre.

    Se muy feliz.

    ResponderEliminar
  42. Paso a dejarte un abrazo y mi cariño.
    Espero estés muy bien.
    mar

    ResponderEliminar
  43. Afortunadamente ya hay mujeres que pueden elegir su propio camino...

    ResponderEliminar
  44. Holaaaaaa!!!! que de tiempo.... cada vez escribes mejor :).... besos desde la otra orilla.

    ResponderEliminar
  45. Paso a desearte un feliz fin de semana!

    Un abrazo Cecy

    ResponderEliminar
  46. ¡Hola, Cecy! ¡Juraría que dejé aquí un comentario ya hace una semana.

    A caso no te gustó y lo sacaste, la verdad es que no me doy cuenta de lo que te decía... pero te diría aproximadamente esto que te escribo aquí abajo.
    Dime por favor si no te ha gustado. Creo que nunca te diría nada que te disgustara, pero igual esta algo dormida digo yo... Perdona si es así.


    Es una historia que llega hondo al alma: aunque sea ficción se asemeja un montón a la realidad, porque eso ocurría en mi mocedad.
    Nos enseñaban a trabajar y callar.
    Gracias amiga por compartir tus bonitas letras, siempre es un placer pasar por este rincón de ensueño.
    Te dejo mi abrazo afectuoso y mi estima siempre.
    Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  47. Cecy:
    Cómo estás.
    Te extraño, espero estés bien.
    Un abrazo grande y un lindo fin de semana.
    mar

    ResponderEliminar
  48. Me gustó mucho Ceci.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  49. Te encuentras bien?
    Espero que sí. Te mando un fuerte abrazo y te felicito por el relato.

    Cuídate

    ResponderEliminar
  50. ¡Hola amiga! No estaba muerta, y lo mas triste es que tampoco andaba de parranda.. jajaja

    ¡Bueno! De nuevo presente. Ya finalicé mi novelita
    que anda por ahí dando guerra. Espero que también
    me de alguna satisfacción. Me hace mucha falta la
    comunicación con mis amigos del blog y aunque nunca
    lo he dejado por completo, si tuve que elegir...temporalmente,
    pues bien sabemos que las visitas toman su tiempo..
    Un enorme abrazo... y espero seguirte viendo por mi casita...

    ResponderEliminar
  51. Hola Cecy:
    Espero que estés maravillosamente bien... te he echado de menos. Sigue escribiendo, no nos olvides.
    Fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  52. Besos, besos y más besos.
    Te quiero amiga, que estés muy bien.
    mar

    ResponderEliminar
  53. ¡Hola, Cecy!!!

    Espero y deseo de todo corazón que te encuentres súper bien. Siento un motón tu ausencia. He pasado por aquí alguna vez, por ver si había una nueva entrada ¡y veo que sigue la misma! ¡Estoy un poco preocupada! Sólo quiero que estés bien! Y escribirás cuando te apetezca! Te quiero y te deseo lo mejor del mundo.
    Y también hoy es Santa Cecilia, así que muchas poro que muchas felicidades.
    Un abrazo grandísimo y un beso dos veces en vuelo. Hasta pronto cariño.

    ResponderEliminar
  54. Si supieras como puedo asimilarme a esa historia... con otros componentes, claro, que no tuvieron que ver con el arte, pero si con un barco en el cual lleguè hace... ¡100 años..! a algun lugar...

    ¡Hermosisima!

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  55. Hermosa Si hasta es una histotia de amot
    abrazos querida

    ResponderEliminar
  56. Vengo a desearte: Felices fiestas. Cuidate mucho.

    ResponderEliminar
  57. Hola, mi querida Cecy: hoy se me antoja pasar por tu casa a dejarte un abrazo grande grade colmado con mis mejores deseos, en ellos se incluye la salud, dinero, amor ¡mucho amor! Esas tres cosas están muy bien!... luego que haya paz, armonía y, una botella de champaña para que reine la alegría, todo propio de estas fiestas navideñas que ya se avecinan! Pero no me conformo! Esto de ser así, todos los días de la vida, pues como hay una sola debemos vivirla a tope, jaja, la gente joven! Y... los mayores también!... Que concholis.

    Bueno, un poco de humor no viene mal, verdad mi niña! Venga adelante que ya se acerca 20014 deseando que nos traiga lo mejor del mundo y para todo el mundo en general.

    Te dejo otro abrazo y toda mi estima. Quiero que seas feliz feliz feliz. Junto a los tuyos.

    ResponderEliminar
  58. Que linda historia, emociona.
    Besos

    ResponderEliminar