"Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor"
Gabriel García Márquez

martes, 30 de abril de 2013


(Imagen tomada de la web)


"Se necesita tan poco...", se dijo, ya en la calle. 
"Es tan pequeña esa frontera entre la indiferencia y algo que,
 pese a todo, se asemeja bastante a un intento de comprensión"



Pag. 461- Pisando los talones - Henning Mankell






miércoles, 24 de abril de 2013

este jueves un relato: terrorismo en 100





¡Pobre Coquito! Corría a contratiempo, tenia que dar lo mejor de si.
Con el apoyo de sus amigos, Panchito, Leoquito y el “movimiento natural por los buenos frutos”.
A media noche, estaban todos preparados con sus cargamentos para dar el mayor y primer atentado de su vida.
La hora indicada había llegado, al grito de: ¡Pobre Coquito! entraron al congreso de los honorables caballeros corruptos, que fueron rociados con la planta de la sabiduría.
Como era de suponer no lo han resistido, murieron instantáneamente.
Al despuntar el día, la noticia circulaba por los diarios del mundo y The Daily Planet’s.



 Para conocer a Coquito, pincha acá



otros atentados en casa de María José



sábado, 20 de abril de 2013

aprehender



Lo más difícil que me ha tocado aprender hasta hoy
 es ha renunciar a la culpa
 que generan los manipuladores.



 Eran las seis menos cinco de la tarde, cuando levantó la mirada y vio que los faroles de la calle comenzaron a encenderse. En cinco minutos la noche callo sobre el verano inesperado, a un cuarto del otoño. Caminar hasta el bar era todo lo que pretendía hacer, en un viernes tan con-sentido.

 Al llegar, Freddy, el nuevo barman, le cabeceó indicando que Laura, su amiga, estaba sentada en la última mesa. Parecía mirar la nada.  

 Simona se acerco, corrió la silla y se sentó, Laura levanto la vista de esa aparente nada, se saludaron con un abrir y cerrar de ojos.
Esta situación propicio un intercambio de silencios, lentos, para que las palabras puedan salir sin ningún tipo de presión.
Simona, pensó en preguntarle si se sentía bien, y otras preguntas se cruzaron por su mente, pero no lo hizo, nada peor preguntar cosas obvias cuando lo importante es acompañar.

 En ese preciso momento, Laura le manifestó sin ninguna necesidad de preámbulos lo que le estaba ocurriendo.

-Tuve un sueño horrible, una pesadilla. ¡Mate a Pablo! sin tener ningún sentimiento de piedad, me pude ver en ese sueño, la satisfacción se iba apoderando de mi, hasta que desperté de golpe en la madrugada, sudorosa. ¡Me asuste Simona! ¿Cómo podría yo?-

 Mientras Simona la escuchaba, Laura no dejaba de descargar su angustia. Ese sueño había cambiado algo, las piezas dentro de ella tomaban otro lugar, repaso historia a los hechos, la realidad que tenia guardada en su interior, vació el saco. Cuando dejo de llorar, y calmo sus verbos, le pregunto que pensaba.

- Lo importante es que hayas matado dentro de ti la culpa que te genera un manipulador, ahora libre de esa atadura, tomaras las mejores decisiones, vivir y hacerle honor a tu vida. Tu sueño habla de vos, y la angustia ira desapareciendo con cada acierto-

 Laura abordo la noche en el bar con otro caminar, la gente comenzó a llegar y la música le puso el clima, las dos se sonrieron, se estrecharon en un abrazo, sintiendo que la soledad estaba lejos de su amistad.

 La tibieza de la noche, las calles con sus luces, Simona se perdió entre la brisa suave camino a su casa, con un pensamiento extraño, hay balas certeras que no lastiman a nadie y te devuelven a la vida.



miércoles, 17 de abril de 2013

este jueves un relato: renuncio en 20





Renuncio 
a que nuestro beso
quede solo
navegando apasionado
por la intensidad del espacio
entre tu labio y el mio.






las renuncias llegan a manos del Señor Director




sábado, 13 de abril de 2013

zimba


  
 vamos a ronronear la noche, ser hoy un total holgazán
no, no, no… no es tan así,
estaré pendiente de la musa, musaraña que quiere atraparme
voy a ronronear cuentos y sueños
que no arañen nuestros sentimientos.


miércoles, 10 de abril de 2013

este jueves un relato: mensaje en una botella




al llegar, deje la botella vacía a un costado, la hoja en blanco debajo para que el soplo del viento no la arrastrara con el. Intentaba pensar que escribiría, cuando vi que alguien se acercaba con un caminar un tanto peculiar, y por supuesto que mi asombro se precipito al intuir que se la distinguiría en cualquier lugar o situación, aunque se vista de seda.

- ¿Puedo tomar asiento a tu lado? pregunto, la muy presumida.

mire a mi alrededor, no había nadie, la playa era un desierto ¿justo aquí? ¡habiendo tanto lugar! pensé. La mire, levante mis hombros tan rápido como los baje en señal de que no me importaba.

¡Nos miramos fijo! sabiendo las dos que ese gesto era totalmente mentiroso.

Ninguna pronuncio palabra alguna.

Seguí mirando el hipnótico amanecer cuando me atrapo una  retrospectiva que me hizo sentir intensamente feliz, por la paz que me trasmitieron la cantidad de sonrisas que recordé de todos aquellos que han compartido gran parte de mis días.

cielo azul intenso, nubes juguetonas, aves cosquillando escondidas, sol que entibia fríos y colma en caricias.

- ¿Vamos? le dije.

- ¡No! respondió imperativamente- soy yo quien se va, tu escribe el mensaje.

Y fue en ese preciso momento que no dude en reescribir y enviarlo





otros mensajes se pueden encontrar a orillas de la playa de Encarni


viernes, 5 de abril de 2013

este jueves un relato: periódico de provincia



Con La voz del interior
que anuncia y comparte
las amargas letras
de La Capital
dan vuelta la Pagina 12
al grito de La Nación
intentando encontrar
La razón
A las imágenes que paso a paso
denuncia la tristeza de un temporal
que nos castiga y arrasa hasta la vida.





algunos periódicos que dicen, en casa de Gus