"Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor"
Gabriel García Márquez

miércoles, 29 de mayo de 2013

este jueves un relato: ciudades de utopía



(Xul Solar)


Cierra los ojos, deja que la tibieza y las ganas se apoderen del momento. Escucha el tintineo del ensueño que repiquetea una y otra vez, despacio, conducente, elevando el tiempo; a través de la rendija del portillo, esta la ciudad "el destello".
Los días por naturaleza, y el propio ser, le ponen los grises que le dan las sombras justas a un arco iris que dictara los colores del alma y cada resplandor sera una pincelada en la creación.

Las miradas se saben como agua de manantial, ven los caminos que echaras andar, por su nitidez, se puede percibir las palabras que se pronuncian contundentes, tan firmes como las montañas que rodean el horizonte, tan certeras que se abren al mar y jamas andarán esquivas o solapadas. Se proclaman y conjugan en esta ciudad, con el arte del amor, porque pretenden ser mejores en su aforismo. Reclaman construir puentes que tenga ida y vuelta.

El abrazo, abrigo de vientos fríos; alrededor del hogar se ven las manos que repartirán las tazas de café,  mientras el humo dibuja figuras, habrá cuentos y leyendas tan reparadoras, como el traspaso respetado de la experiencia. Campos verdes del buen trabajo, un pueblo austero, limpio, sereno, vigía como un buen faro; todo sera repartido honestamente, no habrá moneda despareja, habrá manos que trabajan y voluntad de normas repartidas.

Es un pequeño esbozo, un plano en construcción de lo que puede ser, ¡Si, esbozo! Cuento con Simona y Coquito. Y tu te dirás, es todo muy utópico. Y yo te diré, ¡Si, es muy cierto!. Pero como todo esbozo, no lo dejemos solo en los tintineos del ensueño, necesita manos laboriosas, limpias; congregar voces, trabajadoras de la vida, te invito: propone, confronta. ¡Hagamos!




Mas ciudades utópicas en casa de Gus




martes, 21 de mayo de 2013

este jueves un relato: ¡estamos hartos!




¡Estoy harta!

¿Cuantas veces el hartazgo se presenta en diferentes circunstancias?
Tantas, como la queja que se presenta por cada fastidio.
La queja, una mala consejera y si te acostumbras a ella, te amarga y arruga la vida.
El hartazgo te conduce a un callejón sin salida.
Los quejosos/as no somos una buena compañía.
Aprender a comprender, es una de las posibilidades para hallar la solución.
¡No te quejes! Ve y hace. Y si no puedes, entonces…pide ayuda.

Me permito quejarme, porque soy un animal de eterno aprendizaje:
 20, 100, 200 palabras no es garantía para que nos leamos todos.



                                             libro de quejas en casa de Mar





sábado, 18 de mayo de 2013

me brinca el corazón ♪ Tango


la milonguita de palermo...
empezaron las rondas clasificatorias del campeonato metropolitano de tango
Tango categoría salón

Verónica y Francisco 

Cuando lo veo bailar a mi hijo me brinca el corazón




video


jueves, 16 de mayo de 2013

este jueves un relato: oro y febril





Buscas el dorado atardecer
cuando te miras en mis ojos
espejo de tu instinto
Salvaje, animal, vanidoso.
Tambaleas en aguas sudorosas
mientras te acercas
queriendo avasallas mi cintura
inquieta y febril.
Nos abrimos cual delta
brazos fluviales
somos cuerpo entrelazados
 regla de oro son los causes,
de tu boca y la mía.
Me sueñas
 mientras me desvelo
alquimista, buscador incansable
torrente de fluidos eternos
que al rozar encuentras
el brillante amanecer de una exaltación.



en casa del amigo Juan Carlos, seguro encontraras oro.




sábado, 11 de mayo de 2013

octubre negro




 dedicado a mi amigo Luis de Burg




Se convertía en hada cuando tocaba el bosque, era su refugio en las noches que su madre por naturaleza, no podía cobijarla en su arco, su redondez, la hacia descender. El día la encontraba en un letargo profundo bajo el ala brillante de su padre. Mientras crecía, y lejos de conocer que fue concebida en el más grande y condenado amor. Octubre, como la habían llamado, se le presentaba la vida como un juego. Una luna pequeña que se perdía entre las demás estrellas, sin sobresalir, y eso ante los dioses era el mejor traje de protección.

Los senderos del bosque eran sus calles, habitadas por animales desterrados, abandonados y olvidados, no eran mas que algunos duendes, demonios y unos cuantos gatos locos y perros ladradores, que disimulaban mover sus colas, tras esconderse en un disfraz de dientes sobresalientes, para protegerse de quien les quisiera hacer algún mal.  Para Octubre no fue difícil conquistar sus corazones. Poseía la magia natural, de convertir las lágrimas en bichitos de luz, que les hacia olvidar su desamparado destino, aunque ella, cada día se sentía mas sola.

Una noche mientras todos dormían, Octubre, salio a caminar por el sendero hasta el corazón del bosque, susurraba una canción que atrajo la atención del demonio de la cámara oscura, ella no lo conocía, si sabia de su existencia. Flor de susto se llevo cuando se le apareció de golpe, detrás del árbol de los sueños, imponiendo su desparpajo e irreverente manera de querer ser un demonio malo. Se miraron con recelo, tratando de imponer la mirada más grande que tenían, aunque, empataron en el ceño. Después de esa lucha,  al sentarse en el tronco y comenzaron hablar, el, resulto ser muy charlatán y criticón y ella, una retona. El cariño creció y nació la amistad, guardaban sus secretos, los que fueron compartiendo las noches de luna llena: sus tristezas y desaventuras, anhelos y sueños, el dolor de algún desamor y hasta muchas veces, lo solos que se sentían en un universo tan desparejo, donde presentían desencajar. El, era más niño que demonio, con un incomprendido corazón.

Al pasar los años, su historia fue viajando de boca en boca, de abuelos a nietos, con una buena enseñanza, que no hay más demonio que el que se quiera alimentar, así se convirtió en leyenda. Alguna que otra noche de luna llena, si agudizas el oído en el silencio, se puede escuchar sus risas. Octubre nunca mas se sintió sola, junto al demonio de la cámara oscura, tiene el privilegio de contar con un amigo-confidente. Y como premio, le regala su redondez para que el, la pueda captar tras su lente. 


                                                                                        Colorín colorado…







jueves, 9 de mayo de 2013

este jueves un relato: si, estoy contenta



El día estaba maliciosamente nublado, una llovizna persistente le abrazaba el cuerpo. Salio apresurada para desayunar en el Bar de las causas perdidas. Aunque un paso lábil la llevo de cola al suelo. Torrente de maldiciones se le escaparon en el más absoluto silencio. Todo amaneció tan malote, que Simona se sintió de tirillassin entender que le estaba sucediendo. Cerró sus ojos, respiró profundo, tomo impulso, y se levanto urgente sin vergüenza al ridículo. Escucho el tintinear del llamador de Ángeles, que chispeante y zalamero la condujo al bar de los encuentros. La sacudió un oleaje del aroma ajonjolí que la llevo a trastabillar de nuevo. ¡Dios mió! gritaron los clientes. Por suerte Simona, no volvió a dar contra el suelo, cayó en brazos de su amado poeta. ¡Vos! Exclamo sonriente, y en esa burbuja de encuentro, el, la cubrió de besos.






mas gente contenta en casa de la linda SAN