"Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor"
Gabriel García Márquez

martes, 23 de septiembre de 2014

palabras 35, 36, 37, 38 y 39 de 52




La sorprende la tibia lluvia en su andar por las calles sin sol, en los primeros días que hace presencia la irrespetuosa primavera, con sus vientos alocados. La empuja, la envuelve, la revuelve de sus pasos. Simona en el recuerdo, mira la ventana de aquel viejo escaparate. La anciana de mirada profunda y de sonrisa complaciente, la deja descubrirse de huellas y la invita a entrar. Nuevamente la tienda de los ensueños, y de los perfumes armoniosos, junto a sus ángeles y diablitos, le acarician su mente aventurada, su corazón adormecido, su sonrisa liviana. Ella, mira su anillo de inicial, símbolo de existencia, y al levantar la vista, una flor asoma, entre las espinas…  


mas palabras con alma y vida en casa de nuestra amiga Sindel




martes, 16 de septiembre de 2014

palabra 34 de 52


Mi mundo va desde tu nariz a la mía
y no necesitamos mas espacio para un beso
 tan intenso, tan nuestro.


otros mundos en el mundo de Sindel

lunes, 1 de septiembre de 2014

palabra 33 de 52



El espejo mentiroso
denuncia cada mañana
mis arrugas desvergonzadas.




espejos, espejitos en casa de mi amiga Sindel



lunes, 25 de agosto de 2014

palabra 32 de 52


“Si yo tuviera el corazón…(¡El corazón que di!...)
Si yo pudiera como ayer querer sin presentir….”  (Frase del tango "Uno" del maestro E.S. Discépolo)



... volvería a darte mi corazón una y mil eternidades mas
porque no me habla de ti
 late por ti lo que dice de mi.



otros corazones en casa de Sindel



miércoles, 13 de agosto de 2014

palabra 31 de 52



distraída, con la mirada en veremos, camina Simona por el día que se ha olvidado de festejar. distraída, entre marañas de gentes ciegas que a empujones la lleva. El sol no llega a calentar y el viento sopla sus mejillas heladas. distraída, de ella misma. 
Su mano despierta al estimulo de un sentimiento, que se vuelve energía de otra mano, que la toma, la acaricia y la lleva a destino. 
distraída, del destino, se recuerda que sabe bien las manos que caminan a la par... 


otras manos se toman en casa de nuestra amiga Sindel  


martes, 12 de agosto de 2014

palabra 30 de 52



gracias 
al conspirado universo
por estos nuevos amaneceres
donde la luz se filtra por mi ventana
me viste de sonrisa, esperando tu llegada


              dar gracias hace infinitamente feliz y las han dando en casa de nuestra amiga Sindel


miércoles, 6 de agosto de 2014

palabra 29 de 52



Silba el viento azotando al tiempo, indiscreto de añoranza, verdugo de sombras,
 se sabe imbatible ante la nada, que se escurre por mi almohada.



otros tiempos en casa de mi amiga Sindel.



viernes, 11 de julio de 2014

palabra 28 de 52



Simona, se quedo en silencio. Muda, diría yo, tiene la boca entreabierta y los ojos como dos enormes globos. En definitiva, tan desconcertada como atraída por esa confesión. Mientras...unos ojos profundos, oscurecidos por el cielo en penumbras, y la sonrisa devastadora extremadamente atractiva, cual arma para impactar, se volvieron para mirarla una vez más.

-         ¡Serás mía, nena, esta noche y todas las que vendrán!


la noche alumbra la casa de Sindel




lunes, 7 de julio de 2014

El tiempo hace y deshace lo que logra hacer.



Estamos descansando
 y por falta de tiempo para visitarlos como corresponde
decidimos dejar cerrado a comentarios
 hasta que las musas traigan
ánimo y tiempo.

miércoles, 2 de julio de 2014

palabra 27 de 52




Cruce el puente, con mucho temor a los sufrimientos eternos, a la soledad pronunciada en voz alta y a las sombras infladas de las sílfides, y a tu ausencia cotidiana. La realidad es devastadora, engreída, que sabe a todo, y también a la nada, necesita del extremo donde nadie te recuerda, aunque estés de amanecer o de anochecer.  En este puente de vida, de muerte y de verdades en profundo debate, ya no tiembla de frío mis días.


otros puentes en casa de mi amiga Sindel




domingo, 29 de junio de 2014

palabra 26 de 52




Seis meses duro la travesía por el extenso océano a bordo del Barco Antaño, su andar entre las brumosas horas que nunca llegaban a bajar, hacía de su soledad una proeza con la promesa de anclar. Los picos de euforia, solo destellaban más angustia al movimiento constante. En los nuevos seis meses, encallado en la isla de aves, sintió la ausencia de su mano cálida sobre la suya y el golpetear del agua constante, no se permitió descender…  algunas noches, se transforma en un  ave más.



otros barcos anclaron en la isla de Sindel




lunes, 23 de junio de 2014

palabra 25 de 52



Simona contemplo un buen rato a su amiga Laura, antes de contestar a su pregunta, inesperada, en este lunes gris, húmedo y sin vida. ¡No Laura, no tengo miedo a morir!
Las dos giraron la mirada, que se fue tras la ventana y en el ruido chirriante de las cadenas de unas hamacas, mecidas por el viento.

Miedo tengo a no verlo jamás, a no sentir su aroma, su voz y su manera desconocida de sonreír, le soltó al levantarse de la mesa y partir…



el miedo ronda por las palabras en casa de Sindel



jueves, 19 de junio de 2014

palabra 24 de 52



Son los últimos peldaños de su vida, se presiente la intensidad, impostergable, de su partida. Con su andar en concordancia, la Sirena, deja que el brillo de su amiga, la ilumine. Se ve refleja en las aguas blancas y negras. Es una pintura de época, y en sus matices, ve las danzas, sus odas acompañadas por las liras de los caprichosos y hasta los hechizos a las aves de paso con sus fabulosos bergantines, se va… y con ella, las aventuras. Se desliza una lágrima caracol, que contara su única historia de amor…oirás al bravío mar…



Otras sirenas en casa de nuestra amiga Sindel



martes, 17 de junio de 2014

palabra 23 de 52




Holgada es la línea del horizonte que todo lo divide
a veces, es magia en nuestro cielo
y otras, lejanía cuando calla desencuentros.



 magia son las palabras de Sindel





martes, 27 de mayo de 2014

palabra 22 de 52



No insistas, yo no hablo con recuerdos. ¿Quien puede asegura que tienes fidelidad? Seguramente eres una invención de lo que creo que fue. ¡Ya no insistas! Retornas una y otra vez y no aceptas que has entrado en mi pasado, no hay nada que te pertenezca de mi presente. ¿Sabes? Yo creí que era una empedernida nostalgiosa por tus múltiples apariciones. Lo cierto es que me he dado cuenta que tú, sufres de recurrencia. Que quede claro. Yo, soy una inventora de historias, y tu, una simple imagen desteñida por el tiempo. ¡Bah! un simple recuerdo. Aunque no nos podemos desprender...


otros recuerdos en casa de nuestra amiga Sindel




sábado, 24 de mayo de 2014

CIERRE DE CONVOCATORIA

Un lindo tango para despedir la noche






 la próxima convocatoria es en la casa de nuestra compañera Auxi
los invito a pasar por: Llanuras Abisales


jueves, 22 de mayo de 2014

este jueves un relato: me perdí en la noche





Me perdí en la noche. En el imperio de esta noche, con pleno dominio y conocimiento de las sensaciones que se apoderan de mis instintos más primitivos, y hambrientos de ti. Mientras me adueño del momento. Deseo y quiero ver, como brotan tus palabras, que piden, suplican, repiten mi nombre, hasta que tu voz es un susurro ronco rendido.
Mis ojos, recorren ansiosa los detalles, tu cara, tus manos, y la manera de rebullirte ante mi desvergonzada lengua, que surca cada jurisdicción de tu poderío, tu entusiasmo se debate y toca mi cintura con desesperación.
Mis manos atacan las tuyas, que sufren la incontenible sensación de desplazarse. Veo tus ojos inyectados de pasión, que desprenden agudeza, en la oleada locura. Se ahoga tu gemido, que sube desde tus pies hasta el estallido contenido, que espera, bajo mi humedad.
Te muerdo, te araño, te beso, te hago indispensablemente mío, con desprejuiciada vehemencia. La agazapada lucidez se enreda; manos, piernas, cavidades, fluidos, hasta tú elocuente embiste que sacude la bahía una y otra vez y la extenuación se deja caer en arenas francas.
¡Te pierdes en mi noche!
Tu aroma salvaje se entremezcla con la victoria del mío. Mientras mi corazón, late junto al tuyo.




pasen a perderse en la noche de los relatos aquí