"Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor"
Gabriel García Márquez

lunes, 3 de febrero de 2014

palabra 6 de 52


Nos hemos acostumbrado al dolor de su ausencia.
Bastardeada, ultrajada y violada
la denigran cada día los escrupulosos necios.
Mientras, ella, la señora Paz
se aferra a subsistir con nuestra esperanza.






propuesta de nuestra amiga Sindel


31 comentarios:

Tracy dijo...

Tenemos que unirnos y hacer que viva realmente en el mundo.

Oriana Lady Strange dijo...

Precioso, real como el mismo aire.
Esperemos que nuestras esperanzas logren que salgamos del acostumbramiento y luchemos por ella.
Me encanto, Cecy!!!
Cariños.....

censurasigloXXI dijo...

Ya solamente podemos hablar de esta señota en términos de concepto...

Una pena.

Un abrazo y tu cafelito, compi amiga.

Ester dijo...

Que triste, si solo son tres letras y somos incapaces de unirlas. Esta semana algunos blogs tendrán PAZ. hoy abrazos

Sindel dijo...

A pesar de todo se esfuerza por seguir existiendo, no debemos dejar que su agonía termine en deceso.
Un poema que lo dice todo y duele.
Un besote.

Abuela Ciber dijo...

Bendita Paz,cuan necesitada estamos todos de sentirla en nuestro entorno ,en el mundo entero y...bajo nuestra piel.

Cariños

Leonor dijo...

Mantengamos viva a la señora Paz. Defendamos su valor frente a los que la desprecian.

Besos.

Juan L. Trujillo dijo...

A pesar de todo no hay que claudicar y siempre debemos luchar por ella.
Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

La mataron por la espalda.

Besos.

Bertha dijo...

Y sin ella no hay Libertad!

Besos Cecy.

Lucia M.Escribano dijo...

Que difícil resulta encontrar la PAZ a diario, parece que poco a poco se va a convertir en una Utopía.
A no ser que nos empeñemos en que eso no suceda todos unidos.
Abrazos.

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Debemos permanecer unidos para conseguir que la paz sea un hecho

LAO Paunero dijo...

Es indestructible Cecy!!!

impersonem dijo...

Esos necios la desangran cuando derraman la sangre de todos los inocentes, y cuando se apoderan de su alimento, y cuando se apoderan de su libertad. Esos necios todos sabemos cómo se llaman... tal vez algún día nos unamos todos a una y logremos rescatarla de las fauces de la bestia septicéfala.

Besos.

MAR dijo...

Paz para nuestros corazones y para el mundo entero.
Un abrazo enorme y lleno de cariño.
PD
Con personas como tú el mundo y la vida se sienten mas hermosos.
mar

casss dijo...

La esperanza en la paz, es posible, empieza desde cada uno...

un enorme abrazo Cecy

TriniReina dijo...

Esperemos que nos cansen. Ni ella de aguardar ni a nosotros de esperar...

Besos

raúl fdz pacheco dijo...

"bastardeada" me encanta este palabro que has creado, tiene una contundencia tremenda. es verdad que en nombre de la paz se han cometido auténticas barbaridades. no estamos a la altura de su significado.

Narci M. Ventanas dijo...

Deberíamos acostumbrarnos a vivir con ella cada día, y a buscarla bajo las piedras cuando alguien o algo nos la oculta.

Besos

Maruja dijo...

Muy bello y muy bien expresado en pocas palabras. Que tengas un buen día.

Neogéminis dijo...

En cuánto se parece la Paz a una mujer!
Un beso

Mª Carmen dijo...

Dices tanto en tan pocas palabras, y ella la señora paz cada vez más olvidada.Besosss.

G a b y* dijo...

Tan cierto lo que dices Cecy...
Has moldeado con breves palabras,una gran realidad. Y que la esperanza, siga vigente, si no... ya no podremos conquistarla como un preciado tesoro para necesidad propia y de la humanidad.
Besos!
Gaby*

María dijo...

Porque debemos darla la mano, a esa paz, para sentirla a nuestro lado, siempre.

Muy bella tu aportación.

Un beso, Cecy.

Carmen Andújar dijo...

Puede que algún día triunfe, quizás los necios se acaben.
Un abrazo

Ilesin dijo...

Es tan real lo que has dicho que no hay más que decir.
Besos

alp dijo...

Creo que mucha gente no l conoce..un abrazo desde Murcia...

Ceci García Moyano dijo...

Y va a seguir subsistiendo siempre que la busquemos unidos. Genial la entrada.
Un abrazo enorme!

ReltiH dijo...

MUY BIEN DICHO!!
UN ABRAZO

Pepe dijo...

No resulta fácil acostumbrarse al dolor de su ausencia. Está ausente, las más de las veces, pero esa ausencia duele.
Un abrazo.

Marina Fligueira dijo...

Que sigo subsistiendo la S.Paz tan necesaria, y que nunca nunca se nos apague la luz de una esperanza.

Un beso querida amiga.