"Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor"
Gabriel García Márquez

domingo, 29 de junio de 2014

palabra 26 de 52




Seis meses duro la travesía por el extenso océano a bordo del Barco Antaño, su andar entre las brumosas horas que nunca llegaban a bajar, hacía de su soledad una proeza con la promesa de anclar. Los picos de euforia, solo destellaban más angustia al movimiento constante. En los nuevos seis meses, encallado en la isla de aves, sintió la ausencia de su mano cálida sobre la suya y el golpetear del agua constante, no se permitió descender…  algunas noches, se transforma en un  ave más.



otros barcos anclaron en la isla de Sindel