"Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor"
Gabriel García Márquez

lunes, 27 de enero de 2014

palabra 5 de 52


"Mía"
hoy ha llegado al mundo
y la felicidad es tan inmensa
que las palabras pasan de mi.







propuesta de nuestra amiga Sindel

jueves, 23 de enero de 2014

este jueves un relato: personaje invitado



Acariciando el libro entre sus manos, se escaparon unos cuantos suspiros dormidos. Despertó a la ensoñación, sobresaltada por la lluvia copiosa, que la ventana abierta dejaba salpicar dentro del cuarto. Trato de cerrarla contra la fuerza del viento. ¡Imposible!, se dijo, y maldijo a todos los demonios con vehemencia.

 Bonitos tonos de voz y modales, tiene la señorita.

Simona, se volvió tras girar en sus talones, para saber que locura estaban escuchando sus frágiles oídos. Lo miro con sus ojos acaramelados y profundos, que se le oscurecen con la rabia, para propinar unas cuantas palabrotas y acallo sin aliento.

 ¡Señor Fitz William Darcy! Pronuncio, arreglándose la falda y el cabello desarmado por la desafortunada tormenta.
¿Qué hace usted en mi cuarto?
¿Qué hago yo aquí?
- No, no, esto no puede ser cierto, ¿como se ha escapado de mi libro?

El, la miraba serio, con sus manos cruzadas en la espalda, sin mediar palabra, la recorrió en círculos.

Señorita Simona, pronunció. Sin dejar de posar sus hermosos ojos claros. ¿Puede explicarme porque llora, con una historia que ha leído tantas veces y conoce su final de memoria?

Simona lo miró furiosa, desconcertada y además tenia ganas de echársele unos cuantos golpes. (Y pensar que muero de envidia cada vez que el se le acerca a Elizabeth y le confiesa su amor.)

- Y a usted Señor Darcy, que le importa de mis lágrimas o emociones. Además no esta bien visto que un personaje se salga a su antojo.
Señorita Simona, usted es tan de blog, como yo de libro.
- ¡Prejuicioso!
¡Orgullosa!





otros invitados en casa de Loquita Diplomada



* Fitzwilliam Darcy, es el protagonista de la novela "Orgullo y Prejuicio" de Jane Austen

lunes, 20 de enero de 2014

palabra 4 de 52

La mentira 
se adoba con felonía.
 A fuego lento 
se cocina su traición.
mientras... se va esparciendo
su humo de dolor.


propuesta de nuestra amiga Sindel

jueves, 16 de enero de 2014

este jueves un relato: la anfitriona pone el principio



Unas mariposas se desprendieron del vestido de Simona, revoloteaban cerca de sus ojos, expectantes de cubrirlos al momento de entrar al salón. Con la mirada húmeda, recorrió las mesas vestidas de manteles negros y volados en color rojo, flores blancas en labrados jarrones, adornaban el lugar junto a sus cómodas sillas altas. La disposición de los arreglos permitían ver un amplio espacio en el centro donde se deslizaban varias parejas al compás de la orquesta.
Simona, parada a la derecha de la puerta de entrada, miro el clavo como signo, referencia de la tristeza y alegría que se balanceaban en el perfecto conocimiento de la pasión. Permitió que los recuerdos le golpetearan el alma. Y sintió, por primera vez, que por nada del mundo se escondería de ella misma.
Una luz, guiaba sus manos, entrelazadas con los acordes de un vals, y, entre medias vueltas, la sonrisa de un abrazo bienhechor desarmo los antifaces, que al vuelo de las mariposas, volvieron con buen ritmo al vestido de Simona.
Mientras, un susurro, cálido y seguro le secreteaba en su oído: "bienvenida mi amor"



otros principios y continuaciones en Llanuras Abisales



lunes, 13 de enero de 2014

palabra 3 de 52

En cada paso que se abraza
al futuro
viene bailando la vida.




propuesta de nuestra amiga Sindel

jueves, 9 de enero de 2014

este jueves un relato: un regalo con inspiración


La cordura en pequeñas dosis se iba colando por los bolsillos de las pérdidas, renuncios obligatorios y, en cuenta gotas fue pagando su sentencia en soledad y arrugas. Tantos años de fuerza y esfuerzos que ni codo a codo le dieron margen a un alivio. ¡Debería ser una recompensa primaria! Su hogar un árbol y algunos cartones inventados en invierno. La huella del desvarío se dibujo en una tarde, sin pretender, se puso su gran disfraz que la llevo de paseo por largos caminos. No recuerda cual es el nombre de la calle de su infancia, pero si el número que la identificaba, a su niñez lejana. Trescientos setenta y seis se repetía, para no olvidar lo poco que le quedaba. 
Se miro con su espejo de adolescente entristecida. Y las dos miradas, en perfecta comunión,  decidieron de manera unánime ir cantando loas de piantadas y jugar con la niña del globo rojo.



mas regalos en casa de nuestra amiga *Gaby

lunes, 6 de enero de 2014

palabra 2 de 52

Bajo este cielo de encuentro
Simona, la luna y yo
Seguiremos tus letras enlazadas al universo.



propuesta de nuestra amiga Sindel


viernes, 3 de enero de 2014

palabra 1 de 52


Entre balanceo y marea estreno palabras
es un efecto hechicero que se provoca en mi boca
al chocar con el fulgor de tu mirada.



propuesta de nuestra amiga Sindel