"Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor"
Gabriel García Márquez

jueves, 30 de abril de 2015

la esquina


Se había sentado en la banca de la plaza, y espero con ansiedad la llegada de sus amigas y colegas, creía fervientemente que esta reunión, daría un nuevo giro a sus desdichados días. En las espera, pensó, en cada uno de esos momentos vividos, los recuerdos se le alborotaron al querer salir todos juntos a la vez ¡eran tantos, y tan diverso!

“las risas, bailan alrededor de los pequeños que acompañados por sus mayores no se sueltan de sus manos para cruzar la calle; una pelota se desliza, después de haber golpeado en la pared al grito de un gol de campeonato; grupos de distintos barrios venían a enfrentarse a una pelea territorial, unos empujones que se desvanecieron por el unísono sonido de un silbido al ver pasar a la linda del barrio; ¿y la vecina del primer piso? siempre tan oportuna, ¡Vagos vayan a estudiar!; la música de un viernes de amigos, coronando los fuegos de artificio de fin de año, vecinos sentados en sus sillas miran el espectáculo de la renovada juventud; madrugadas de besos apasionados y confesiones desesperadas, lágrimas de amores que se han ido y la alegría por del nuevo vecino que se acaba de mudar”

¡Infinidad de historia, guarda la esquina del barrio!

Un puñal, fue clavado en su corazón, como en tantas otras esquinas, compañeras y amigas, y vio a la inseguridad de cara-muerte.


Y comprendió que ya no habría  más “a la vuelta de la esquina” 



23 comentarios:

  1. Cuando vuelvo al que fue mi barrio comprendo que no se puede volver atrás.
    Y duele.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Costumbrista y peculiar, cada barrio aun siendo igual tiene sus matices, si te vas y vuelves ya nada es igual. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Y sobre todo al ver que comienza un año nuevo. Pero el tiempo en uno cada vez nos hace más inseguros.Nostalgias de esos tiempos...Como la letra de esos bellos tangos que tanto te gusta bailar.

    Un fuerte abrazo Cecy.


    ResponderEliminar
  4. Cecy!!!...volviste!...cuánto me alegra reencontrarte. Y leyendo tu relato, evocador y melancólico, llego a tu misma conclusión: aquellas esquinas-lugares de encuentro, aquellas plazas de alegrías compartidas (idealizadas quizás por el paso de los años) lamentablemente no volverán. al menos no en un futuro inmediato, considerando la triste realidad de inseguridad que nos rodea. Pero no hay que perder las ganas ni la esperanza de poder cambiar las cosas, de otro modo, "ellos" habrán ganado también esta batalla.

    Un fuerte abrazo
    =)

    ResponderEliminar
  5. Cada barrio es un pequeño mundo dentro de la ciudad, con sus cosas buenas y maalas, pero es nuestro barrio y lo queremos, ¿no es así?
    Abrazos

    ResponderEliminar
  6. "la esquina" y el "barrio" ¿que mas se puede agregar? Tu real relato lleva a tu manera, un sabor porteño amiga. Gusto por leerte...

    ResponderEliminar
  7. Muy buen relato, Cecy. A veces duele mucho volver al barrio, porque los recuerdos son muy bellos y los aniquila la realidad.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  8. DESCRIBES TU TIEMPO EN PARALELOS.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  9. Uno siempre vuelve al lugar en donde fue feliz.
    Alguna vez mujer fuiste un barrio para mí.

    ResponderEliminar
  10. Bonito relato con muchas realidades.
    Cuesta mucho volver a nuestro barrio, al barrio de nuestra infancia.

    Te dejo el enlace de mi nuevo blog Cecy, tuve que cerrar el otro por problemas
    Un beso

    http://cabalgandopormimundo.blogspot.fr/

    ResponderEliminar
  11. Hola Cecy,No esperaba ese final, lo que si esperaba es tus hermosos relatos que no visitaba de hace tiempo. Saludos hermosa.

    ResponderEliminar
  12. Me deja compungido la última parte del texto. Una consecución de recuerdos, golpeando la esperanza y luego... Saludos. Pablo.

    ResponderEliminar
  13. Un texto que es toda una pintura del pasado, nuestra infancia y adolescencia. Una tristeza más y van ... siempre alguna sombra en nuestras vidas, pero con nuestros recuerdos no podrán. Aunque aún abrigo la esperanza que alguna vez vuelva a ser lo que fue. Pero exijo que sea con la misma inocencia y belleza, sin sombra alguna.

    Un beso inmenso mi querida Cecy.

    Juan

    ResponderEliminar
  14. No sé por allá vecina linda, pero acá hoy es el día de las madres.
    Te dejo un tremendo abrazo y que te regaloneen hoy y siempre mUCHO.
    Besos y abrazos
    mar

    ResponderEliminar
  15. Hola paso de visita por tu blog me encanta la entrada ultima trae recuerdos yo que he cambiado tanto pero como el de la niñez ninguno. Saludos

    ResponderEliminar
  16. Quedan los aromas, los colores borrados por el tiempo, la nostalgia y la necesidad de volver a formar parte de aquellos recuerdos.
    Un placer volver a leerte

    ResponderEliminar
  17. Vengo a dejarte mi cariño, chocolatitos y flores lindas.
    Besitos
    mar

    ResponderEliminar
  18. saludar a la mañana con una alegre, sobre todo después de leer el artículo anterior, es muy agradable y se suma a mi felicidad.
    Obat Panyakit Tumor Otak

    ResponderEliminar
  19. Textos vivos que gusta encontrar en este, en ocasiones, yermo paraje de blogs...

    Un abrazo, Cecy.

    ResponderEliminar