"Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor"
Gabriel García Márquez

jueves, 5 de octubre de 2017

des-pronunciando

necesito tus ojos riéndole al tiempo,
¡ese burlón! que los separa de los míos.
Y el camino se desdibuja
en "silencio"
recurriendo al desparpajo cómplice
de tu mano...acercándose a la mía...
te sigo,
te exclamo,
te espero...
necesito el aroma al mismo tiempo que te acercas
me abrazas
me aguardas
y tiemblas...

y el susurro del viento en tu voz, des-pronunciando al dolor...

  

8 comentarios:

Ester dijo...

De tarde en tarde pero con plenitud de ideas. Un abrazo

Noelplebeyo dijo...

Te llegará sin duda
Besos muy fuertes

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Se puede des-pronunciar el dolor? sin dudas, si se puede, ha de hacerse de la mano de otro al que sintamos cercano y amado, tal como el de tu texto.
Me alegra tenerte por aquí.
Un fuerte abrazo, Cecy

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Des-anunciar el dolor, que concepto tan poetico.
Y necesario.
Un abrazo.

maría del rosario Alessandrini dijo...

Hermosos versos, bello blog.
Abrazo

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Un beso y un cariño inmenso, sos absolutamente entrañable.

Juan

Amapola Azzul dijo...

El silencio a veces acoje otras da miedo.

Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Te beso.
Siempre.