"Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor"
Gabriel García Márquez

miércoles, 29 de julio de 2020

este jueves un relato: El Laberinto




Entre idas y vueltas a huir, al fin estábamos sentados frente a frente, con las miradas profundas. Él con sus ojos oscuros por efecto de la mínima luz; y yo, intuyo que por la tensión de sostenerme desafiante. Después de años sabíamos que deberíamos jugar el juego final. Como todo caballero me dio de elegir las armas. A mi beneficio, de antemano sabía que debería escoger los lazos que ocultaría el silencio de palabras que se escapa por nuestras miradas. La mía seguramente me delataría antes de comenzar, y la de él ya no me afectaría para caer en desequilibrio. La ventaja estaba puesta en el juego, su voz sonriente era mi As.

Jamás imaginé que elegiría el laberinto. Me tomo de la mano, y con un susurro me guió hasta la entrada, y fue de repente que al soltarme sentí el desafío en el cuerpo. Tome aire, y comencé andar, nada se veía, ¿Cómo encontraría la salida?... cada paso debería ser preciso, confiado, con mis manos tocaba el aire que me rodeaba, creyendo, anhelando no quedar atrapada en un sin final.

No tenía idea cuanto tiempo había pasado en este andar. Recordando que este lugar no era ajeno a nuestra historia, que lo desconocido era tan libre de imágenes que nos encontraba jugando sin jugar… pero los demonios internos me decían que debería huir…

Me detuve de golpe, cuando sentí que su calor envolvía mi cuerpo. Me quede quieta, sintiendo las pulsaciones de mi corazón que comenzaban a sentirse junto con los sonidos de mi respiración. Su boca estaba tan próxima que atraía inevitablemente la mía, sus manos tibias arrebataron mis mejillas para dar paso a un beso embriagador, mi cuerpo se relajó dejándose llevar por el suyo, que lo recibió con un imperativo poderío sabiéndome suya.

Saco las vendas de mis ojos, y la luz se hizo palabras tras mis ojos que lo miraban complaciente. Ahí advertí que había ganado. Cuando baje la mirada, su mano suavemente levanto mi cara, mientras que su voz sonriente me susurrara que habíamos llegado junto al epicentro de un camino tan nuestro por la magia real del laberinto que habíamos creado.

Respire profundamente, le tome las manos que aferre a su espalda y le dije: “tienes derecho a guardar silencio, todo lo que digas puede y será …”




otros laberintos encontraras en casa de Mag






24 comentarios:

  1. Más romántica imposible.

    :)

    Me gusta el laberinto que has escrito.
    Mucho.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Original tu laberinto, tiene un toque mágico, Abrazucos

    ResponderEliminar
  3. Esa frase del final da un toque diferente a la historia, según la tomemos como parte de ese juego de un encuentro o como parte de una historia subyacente. Me gusta que induzca a un final libre, Cecy.
    Y mucha prosa, mucho sentimiento, esa sensación de lucha contra el amor, el deseo, o por ellos...
    Un placer, sin duda alguna, para recrearse.

    Muchísimas gracias por sumarte a la convocatoria y dejarnos disfrutar de la magia de tus letras.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  4. Imponible sin confianza, al final quedó un texto muy romántico, la verdad.

    Por los laberintos de pasiones que sabemos transitar. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Las trampas más peligrosas de los laberintos están en nuestra mente: vemos complejo lo que en realidad es mucho más simple. Ya sean los laberintos físicos como los imaginarios, todos tienen una salida (algunos más) aunque nuestras frustraciones nos nublen la mente. Un bello texto que me encantó recorrer, Cecy. Un besito

    ResponderEliminar
  6. Es ese laberinto que comienzas a recorrer cuando te da miedo volver a amar. Ese laberinto donde corremos el riesgo de perdernos, de quedar totalmente abatidos e indefensos cuando nuestros sentimientos no son correspondidos. Pero vale la pena aventurarse, porque puede ser que en ese andar a tientas finalmente te encuentres con ese otro que tanto esperas que tome tu mano y decida recorrer ese nuevo camino junto a ti.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Un juego que empieza con suavidad se va transformando en el recorrido de esos caminos en algo sentimental con un toque de dulzura y mucho romanticismo ...
    Ha sido muy bonito leerte.
    Abrazos y un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  8. Precioso y de un romanticismo exacerbante, me encanta. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. ¡Ah! ¡Los juegos del amor! Habría que ver
    Quien atrapa a quien y si dos salen indemnes, a la uz.

    Besos, Ceci

    ResponderEliminar
  11. Qué bonito tu laberinto, envuelto en magia, un camino tan vuestro, tan lleno de amor, me ha encantado.

    Besos enormes.

    ResponderEliminar
  12. Un laberinto de emociones y ternura, que hermoso lo has relatado, saludos cecy

    ResponderEliminar
  13. me encanta el valor de lanzarse al laberinto con los ojos vendados, simbolizando que vas entregada a lo que venga
    muy bonito, gracias
    besos

    ResponderEliminar
  14. Puro romanticismo...un baile de sentimientos encerrados el letras que describen instantes únicos...
    Y el final abierto perfecto... un final abierto abre la mente del que lee a reinterpretar la historia...
    Y conmigo lo has conseguido.
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Precioso y romántico relato. Me encanto. Saludos amiga.

    ResponderEliminar
  16. Vaya, un relato muy bonito que despierta grandes sentimientos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  17. Los juegos no sabes nunca como pueden acabar.
    Nunca viene más leerle sus derechos e imponerle un castigo.
    Un placer leerte

    ResponderEliminar
  18. Juegos de seducción, con roles cambiantes.
    Sugestivo relato.
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. De un romanticismo precioso, esos juegos de seducción son tan atrayentes
    Abrazo

    ResponderEliminar
  20. Un relato con suspense... Cada laberinto tiene sus dificultades, sus pasos y sus desenlaces... lo importante es encontrar la puerta de salida... aquí hubo una especie de duelo pasional con el resultado que refleja tu relato...

    Me gustó...

    Abrazo

    ResponderEliminar
  21. ... muy bien usado en su contra.

    Texto de alta temperatura! La esencia no se pierde y eso es un placer!

    Abrazo Cecy

    ResponderEliminar
  22. Te admiro yo no podría haber escrito nada sobre este tópico que me encierra, me pone ma,l me quita la libertad, de poder respirar como quiero me da inseguridad, que me hace tiritar, mientras camino el desvelo....

    ResponderEliminar


  23. Un bello juego de amor
    que tiene magia.

    Besitos dulces
    Siby

    ResponderEliminar
  24. No labirinto do amor, tudo se permite para que se encontre uma saída feliz, sem mágoa nem tristeza...apenas amor!

    Um beijo,
    A.S.

    ResponderEliminar