"Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor"
Gabriel García Márquez

sábado, 15 de mayo de 2021

en otra dirección

Caminaba en dirección hacia la cocina. Lo recuerdo muy bien, hay costumbres que se hacen raíces.

Creo haber pisado alguna línea del parqué que me hizo girar en mis talones. Lo que sucedió, ya no me responsabilizo de interpretar.

¡Estabas ahí! No, tu no. 

Estaba ese viento que resopla frío en mi cara, ese árbol más verde y alto, o quizás yo más baja, la banca solitaria y el sol. El sol esquivando sombras, y yo me sentí nuevamente perdida. Necesitaba un faro para ordenar nuevamente la rutina. Pero no hay faros los tiene todos el mar.

Lloré la distancia y las imposibilidades, y grité, grité tan fuerte que pude llegar a la cocina, poner la pava y preparar el mate.

 


miércoles, 21 de abril de 2021

este jueves un relato: mi encuentro con Mara Verso

 


Nuestro amigo, el Demiurgo de Hurlingham, ha perdido en el transcurso de las primeras apariciones de Mara Laira, parte de su historia relacionado a su vida privada. No sabemos si es obra del destino; cuando sucedió: "EL REINICIO" su pasado ha sido borrado o quedo en el limbo.

Hablando de limbo, tenemos dos expertas de cruzar zonas en misteriosos segundos, se trasladan a donde quieran, a donde su palpitar les lleve, seguro algo se traen entre manos. Es sabido que el 19 de abril es la fecha que le obsequio el Demiurgo para que ella, Mara Laira, festeje su cumpleaños.

Aprovechando la ocasión, Simona con la complicidad de Laura, se fueron a buscar a Mara, disfrazadas de agentes de seguridad en su Peugeot Laundalet 184 "seguramente para disimular", aunque nunca hay que perder el glamour

Una vez la tres reunidas, al unísono le dijeron al chofer la dirección, 221B, Baker Street, Londres. Como no podía ser de otra manera su mejor regalo era contratarlo a el, Mara quería que se investigara meticulosamente que paso en su pasado, y debería ser alguien a la altura de las circunstancias, además de ser alto, flaco, con una sensual inteligencia, insensiblemente irónico.  Mara al bajar del auto, las miró, y con media sonrisa mientras Laura le dijo: anda tranquila que nosotras cuidamos de Watson.

Me imagino que ustedes quieren saber que paso, les confieso que yo también.

Pero.... 

La incorruptible de Simona, tal como en las vacaciones de semana santa, allá por el año 2014, jamás revelara las confidencias de su amiga Mara Laira.

¡Feliz Cumpleaños!


mas sobre Mara Verso en casa de Demi

 



miércoles, 14 de abril de 2021

este jueves un relato: anacronía

 


Miro por la ventana y desde mi recuerdo, compartimos esa conexión especial. Ella, me muestra una diversidad de imágenes naturales, y yo le converso en silencio. Reparo que la luna es quien más se asoma por mi ventana, y no me importa lo trillada que este, todo el mundo la nombra y queda iluminada en bellos poemas; pero nadie y, egoístamente digo: ¡nadie!, la ve desde mi ventana, como la miro yo. Y eso marca una gran diferencia. Diferencia, así fue que él “un amor como el viento” dando media vuelta hacia mí me dijo con tono desafiante: “Simona, tú ya has elegido y dispuesto todo en tu mundo, no tengo lugar en el, ni permiso a una ventana abierta”. Me enojé con esa descripción egoísta de aquel momento. Pero hoy vuelvo a mirar mi ventana, recalcando “mi” ventana, y creo, que tenía razón.


mas relatos en casa de Mag 




miércoles, 7 de abril de 2021

este jueves un relato: la vejez

 



¿Sabes? Hoy me desperté pensando en ella, mi madre. No la tengo cerca, porque si de pandemia hablamos, como a todos en algún sentido nos roza, viajar y los protocolos, y sus 90 y picos. Ciertamente se ha complicado. Igual estoy casi con la valija lista, cuando haya una rendija ella es mi próximo destino. Aunque gracias a mi hermano nos vemos por video llamadas. Menos mal, lo pienso y te digo: Qué suerte, ¿no? Si nos hubiese pasado hace 30años atrás, y ni hablar de otras épocas.

Amiga mía, te decía que hoy me desperté pensando en ella, especialmente, porque, presente la tengo todos los días. Y todos los días me esperanzo y cuando hablamos le digo: ¡mi viejita guerrera, no se te ocurra irte antes de darnos unos abrazos, me lo debes, y nos lo debemos! Ya le gambeteaste al estilo Maradona al covid; así le digo, y ella se ríe. ¡Cómo me gusta verla reír!

Disculpa que me vaya por las ramas, pero hoy al despertar la miré, en ese retrato fotográfico que me hice en un cuadrito, lo tengo en la mesita de luz al ladito de mi cama. Ella está sentada en la cama donde dormía Francisco, en la casa de San Telmo. Su carita de ángel, la misma que le vi desde que recuerdo de niña. La miro y la vuelvo a mirar, esas manos, y esas arruguitas que se le forman en los ojos, y también en los hoyuelos. Entonces…, también miro la foto de Mia, que apenas tiene 7 añitos.

¿sabes amiga mía?

Las dos sonríen con los ojos, y a mí, se me ilumina la vida entera.



otros relatos encontraras en casa de Dorotea, Lazos y raíces




miércoles, 31 de marzo de 2021

este jueves un relato: expresiones idiomáticas

 


Simona lleva toda la mañana en “el bar de las causas perdidas”, sentada en su mesa preferida sin emitir sonido. No se ha quitado el barbijo, ni ha pedido el desayuno. Es algo sospechoso, jamás de los jamases suele quedarse callada.

Su amiga la observa preocupada, desde la barra mientras prepara los pedidos de los pocos clientes que van llegando. Se acercó varias veces a ofrecer el desayuno, y nada, ni siquiera la ha mirado. Por ese motivo, vuelve a la barra sin pena ni gloria.

Cuando se escuchó las doce campanadas de la iglesia, Simona se levantó, camino hasta la barra y con una gran sonrisa miro a su amiga Laura y le entregó un papel. Camino de vuelta hasta la mesa y antes de sentarse, miro a todos los presentes, y gritó.


- ¡Me enamoré! Estoy con la soga al cuello.


- Eso es increíblemente… ¡Hermoso! Si, es definitivamente hermoso, es para alquilar balcones y gritarlo a los cuatro vientos. No entiendo, ¿de que soga hablas?

- ¡NO!  Es terrible y nada de hermoso, Laura. Ya deja de hablar por los codos, y presta atención al listado que te di, y trae toda esa comida por favor. Acompáñame amiga, esta será como la última cena. Por cierto intermitente, estaba esperando que se cumpliera las horas de ayuno. Cuando te cuente vas a pensar … Que me falta un tornillo.

- Eso es lo único que ando entendiendo, pero mejor no aclares que oscurece. 

- En realidad, te darás cuenta que estoy entre la espada y la pared. Él es un personaje, de una serie vieja que estoy mirando.

- ¿Y qué problema hay? Ya te dijo el Señor Darcy que tú eres tan de blog como el de libro. Hemos viajado en el tiempo, y nos han visitado no hace mucho los Argonautas. Hasta las diosas están de nuestro lado. A ponerse las pilas amiga y vamos por él, ¿Quién es el merecido personaje a enamorar?



-DEXTER

- ¡Ehhh! Te pasaste de la raya


mas expresiones en casa de Moni-Neogeminis



miércoles, 24 de marzo de 2021

este jueves un relato: Chisme


 

Estoy sentada en el escalón de entrada de la puerta de mi casa, esperando que se asome mi amiga Ana, que vive en la casa que está justo frente a la mía, cruzando la calle. Pues todas las tardes si ella no llegó a golpear mi puerta, aquí debo quedarme.

No sé qué les ocurre con los grandes, pero sin muchas explicaciones, me han dicho que estaba prohibido ir a su casa y solo podía jugar con ella en nuestra vereda. Pregunté varias veces el porqué, y dejé de preguntar cuando sus miradas ya hablaban, en otros términos.

La casa donde vive mi amiga Ana, fue heredada de sus abuelos a sus dos hijas mujeres. Las tres habitantes no conocen otro lugar que la casa y el pueblo donde nacieron y crecieron. Desde que hice amistad con Ana, ella nunca habla de otros familiares ni tampoco de su padre, en verdad nunca lo nombró, jamás le pregunté.

Lo que se, lo escuche decir a mi madre a la tía Enriqueta una tarde que tomaban el té, y cuando advirtieron mi presencia, me mandaron a la habitación y eso que esta vez, nada pregunte.

Lo curioso que el año pasado la hermana de su madre, su tía Luisa fue internada de urgencia, en este pueblo tan pequeño con un hospital muy carente de todo, sobre todo amabilidad. Ella quedo en estado inconsciente, le dijo mi madre a otra vecina y además agrego que nadie se explica que hace un mes, sola se levantó y salió caminado de regreso a su hogar.

Pero ahí no termina la cosa, esta vez me quede escondida detrás de la puerta, porque la vecina que era recién llegada al pueblo le comenzó a preguntar por las hermanas, y mi madre tan bien predispuesta le conto que Ana era hija de ambas dos, no saben cómo paso, pero en los 9 meses de embarazo se las vio portando la panza un mes cada una, que el padre era un viajante que se hacía pasar por vendedor de libros, ¡El demonio mismo! El pueblo entero temía por lo que les pudiera hacer.

Yo no entiendo mucho de esto último que escuche, pero si quieren venir de visita, sepan que aquí, mi madre es como una guía histórica del infierno, digo del pueblo.


mas chismes en casa de San



sábado, 20 de marzo de 2021

Reto de marzo: Secuencias


 

Aquella tarde, cuando el ama de llaves del Reverendo me invitó a pasar a la cocina por una taza de té, y dejar que los señores hablaran sobre la investigación histórica que realizaba mi esposo, en ningún momento, creí, que la lectura de la borra de las hierbas, cambiaría el curso de mi vida.

¿Cómo podría ser algo real? Me reí de los nervios, cuando ella se ofreció y yo acepté. Seriamente me dijo que mi vida se veía bifurcada, interrumpida, algo inexplicable. Dios mediante lo recuerdo a flor de piel, y aún hoy, me estremezco.

Me retiré antes con la excusa de descansar, y en el trayecto a casa, entre los aromas a tierra húmeda, hierbas, y las flores de algunos árboles, se colaba la voz de la Señora Graham, repitiéndose sus palabras en mi cabeza.

Tenían algo de proféticas esas palabras, estaba escrito en las borras y vino a mi como un aire tormentoso. 

Esa voz calló, cuando traspasé la puerta de esa inmensa casa que desconocí la primera vez.

Anida en mis cabellos las mariposas de diferentes colores y se representan cada una, en los recuerdos, que le dan ímpetu al cosquilleo que me lleva. Ahora, sentada aquí, mirando tras la penumbra de mi bifurcada vida, es la fiebre del mismo infierno que me llama, cada día; y me despierto por las noches y en puntas de pie, recorro cada pasadizo inexplicable que me devuelve a tus manos, porque necesito que se apoderen de mí.

Escucho las teclas del pianoforte, juegan entre si y le dan vida al Nocturno de Chopin, y mi juventud, se apodera y se sonroja ante tu presencia, que mira intimidante. Mis ojos se dejan llevar desvergonzadamente ante tu boca. Es un embrujo que se adueña de mi voluntad, deseando e imaginando todos los contornos que esos labios peligrosamente sensuales, invadirán.

Mientras me succionas, y tus labios quedan extenuados y rojos, no me dejo volver, es la sangre que nos late.

En la secuencia que se sucede cada día, y vivo mi interrumpida vida, dios mediante no me arrepiento del abismo, mientras me sigo estremeciendo.


                                     reto propuesto por Ginebra Blonde en Varietés  






miércoles, 17 de marzo de 2021

este jueves un relato: al otro lado de la puerta


 

Decidimos dar por concluidas las vacaciones, hacer una travesura como lo hacíamos todos los años, partimos al parque de diversiones que se encontraba en medio del bosque, el mismo en donde se festejaba los eventos estudiantiles.

En el camino fuimos bebiendo cerveza y fumando hierba, recordando esa época de adolescentes que hace muy poco habíamos dejado atrás. Cantábamos a viva voz. Cuando vimos las luces del parque nos tiramos de los autos a perdemos entre la música en una noche maravillosa, destilando risas y juegos: tiro al blanco, el tren fantasma, los autos chocadores.

Como de principio y sin final, nos adentramos en el laberinto de imágenes que se repetían y nos confundían, era una casa con pasadizos tenebrosos y nuestras propias voces nos asustaban, al principio nos daba algo de risa, hasta que un grito desgarrador nos encontró sentados y esposados al otro lado de la puerta del laberinto.

Entre las sirenas y el aturdimiento, me latía tan cerca “el corazón delator” de mi novio, “el gato negro” que nos acompañó, ahora nos miraba desde el coche policial, al levantar la vista vi el cartel del laberinto “los crímenes de la calle morgue” bien custodiado por un cuervo.


pasen al otro lado a la casa de Mag 




miércoles, 10 de marzo de 2021

este jueves un relato: fantasía pura/pura fantasía

 


Simona, en toda la pandemia se pasó viendo novelas turcas, le dio mucha curiosidad en principio la dinastía osmanlí, familia que gobernó históricamente el imperio otomano desde su fundación en 1299, con todas sus luchas y conquistas. Pero Simona, no quiere darnos una clase de historia porque en realidad no tiene la menor idea, y tampoco le interesa.

Aunque si, le interesa sobre manera esas mujeres, que, desde la servidumbre, esclavas del harén y sultanas, todas tenían algo en común, eran sometidas a la gracia del sultanato, y se peleaban entre ellas por ser la preferida del sultán. ¡Madre Mía!! Una locura que ella no puede entender.

Si bien en esos tiempos era común que les cortaran la cabeza solo por respirar, ella decidió así, sin más, viajar al año mil quinientos y pico a conocer el sultanato de Solimán el magnífico.

A penas llegar se hizo capturar por el ejército, y sabiéndose tan bonita, hermosa, preciosa, importante, inteligente.

-        (¡presumida, además de orgullosa!)

-        (Si, Darcy ¿Pero qué hace usted acá, es de otra historia?)

-        (La leo, señorita.)

-        (Mmm, váyase)

Fue llevada enseguida a la Casa de Osmán, junto a las demás concubinas, bañada y perfumada por si fuera convocada por la madre sultana como obsequio para su hijo. Espero entrada la noche, y con un megáfono comenzó a despertarlas y hablar sobre los derechos que las mujeres empoderadas del siglo XXI, dio un discurso a viva voz de lo que habían logrado, mientras era observada por las esclavas como si estuviesen mirando a una persona desequilibrada.

Su único logro, fue, ser llevada esa noche frente al gran visir del sultán, que sentenció cortar su cabeza a la mañana siguiente, entre improperios que no disminuyeron fue encerrada en el calabozo.

Paso un día entero Simona en el calabozo, sin entender aún porque estaba ahí. Cuando llegó la noche, la sacaron la volvieron a bañar y perfumar y fue presentada delante del Sultán, que después de tanto alboroto quería ver la cara de la mujer.

El quedo prendado de su belleza, y ella aprovecho a contarle un cuento como el de las mil y una noche, con la esperanza de ser rescatada. Adormilado el con la historia, Simona comenzó a pensar cómo salir del palacio, cuando escucho que la chistaban desde la ventana. Se asomó sigilosamente, y desde abajo le pidieron que saltara, ella con gran susto lo hizo y despertó en su habitación con la voz de la sultana Hurem en la tv.

Fue en ese momento que decidió no volver a mirar esas telenovelas tan chabacanas.

-        (Eso le pasa por no verme a mi)

-        (No sea pesado Señor Darcy)

 

mas relatos fantásticos en casa de nuestra amiga Moni




domingo, 7 de marzo de 2021

Reto de febrero: una idea

Christian Schloe

Había andado varios días por el camino que la hechicera le había indicado, y en todas esas calles él se encontró con las versiones que alguno de los identificadores le devolvía. Sediento por el agobiante calor, sintió que sus fuerzas decaían. Al momento pensó que era engañado por una ilusión óptica al ver el bar, casi desvaneciéndose llegó, y con la voz ronca y quebrada pidió un vaso de agua, y otro, y otro más…

Algunos hombres se quedaron mirándolo. Cuando la fonola comenzó a brindar sus primeros acordes, y la mujer que, sentada a su lado, cantaba. Mientras se esparcía por el lugar las flores que el tiempo se había llevado, junto a los versos y besos que se sostenían en sus recuerdos, sorprendiéndolo al saciar su sed.

Esa imagen tan nítida le llevó a arrodillarse delante de la mujer, beso su mano y apoyando su frente en ella, le pidió sin hablar que le concediera el deseo de alcanzarla.

Ella, la madre de todas las diosas sin más le regalo un amuleto, que él debía usar haciendo honor, a la oportunidad que se le presentaba.

Lo llevó consigo hasta que la idea de respirarla se le hizo realidad, después de tres días de andar, pidió el deseo de parar el mundo. Entrelazaron sus manos y no hubo tiempo que pudiera sacarlos de la maldición de estar eternamente condenados. Se miraron, y fue en ese instante que le cantó…  





ella tendrá que volver al árbol de las lágrimas... 




reto propuesto por Ginebra Blonde en Varietés  




jueves, 4 de marzo de 2021

el árbol de la lágrima

 Golpeó con delicadeza la puerta, y espero que le abrieran, con la ilusión floreciendo en su piel ya marcada por los años. Acompañada de un sentimiento de amor y respeto.

Después de todo, y; con los ojos visitados de tantas desgracias, caídas por las calles vacías. En una oscuridad que esperaba por los mismos lugares en que la habían alimentado.

Ya había aprendido a caminar con sus pies lastimados y el alma a cuadritos. El contaminante en la simiente de la felicidad no había sanado. ¡Lo sabía! Era cuestión de tiempo, nada más.

Solo que, creyó… Por un instante se había equivocado.

Y decidió esperar…

Hubo un tiempo de sembrar.  La plaza redonda rodeada de las cinco esquinas, aún conservaba la cúpula de la sabiduría.  Y el reloj que marcaba las horas, sin tiempo, era ayudado por una Lechuza que le miraba fijamente con sus anaranjados ojos tremendamente grandes.

En la banca, en raras ocasiones, la mujer que vestía con su gran túnica negra y el rostro era ocultado por ese halo de luz que dibujaba su contorno, se sentaba a contemplar que no se distrajera.

El árbol, guardaba su secreto, porque hay lágrimas que también tienen su recompensa, en la compañía de los solos.

La niña siguió anunciando la llegada de la luna inmensa.

¡Espero! Un, dos, tres días, solo por cortesía. Sabía que esa puerta no se abriría, lo sabía antes de golpear con delicadeza.

Entonces, volvió con sus pasos y sentimientos al camino. Porque su trabajo aún no había terminado… ¡hay muchas semillas que sanar!

 


sábado, 13 de febrero de 2021

siempre amarte


Nací muy cerca de un rio bravío

tan angosto para disfrutarlo

de orilla a orilla

aunque largo es buscarlo en el mapa

donde se quiere perder.

¡Qué culpa tengo yo!

De poseer remolinos inquietantes

raíces que se hacen ramas

donde a veces no ves cómo se enredan.

Soy de ese pueblo chico

que siempre mira con desconfianza

al forastero.

Donde busco escapar al mar

hallar la soledad salada musical

y donde sentir la inmensidad

de mi pequeñez.

Y volver a mis pertenencias

en la libertad de siempre, amarte.




viernes, 22 de enero de 2021

Reto de enero: "Luces"

 


"Luces"

No conocía más allá de la isla donde había nacido, no sabía que había detrás de esa inmensa masa de agua, salada, que lo cubría todo y limitaba con el cielo. A veces sentía agobio de esa cárcel natural, que hubo un tiempo en que fue tan feliz, y ahora, cada día la enfrentaba a la tragedia que su abuela le confeso en su lecho de muerte.

Habían llegado con sus padres, su abuela y otras familias, cuando pudieron escapar de las guerras bacteriológicas que se había esparcido por todo el planeta, su padre alcanzado por el virus partió unos días después de haber llegado, y su madre dándole la vida.

No se explicaron que protección guardaba esa isla que la llamaron “luces de vida”, que pudieron sobrevivir todos estos años. Su nona con tanto amor y en la soledad de los pocos que eran. Tan aguerridos para luchar por mejorar y cuidar la especie.

En la triste soledad de una noche su abuela se le apareció en sueños, y despertó repitiendo las palabras que le regaló, esas palabras que le cambiaría la perspectiva “hay una energía muscular en la luz solar que corresponde a la energía espiritual del viento” y así siguió ese día, repitiéndolas una y otra vez.

Esa tarde caminaba por la playa, cuando vio a su amigo reparando la embarcación que había estado anclada por los años que ellos portaban, se acercó a pasitos lentos, pero decisivos. Y se sentó en silencio a contemplarlo. Sintió el sol en su cuerpo y el viento al mismo tiempo refrescándola.

Fue en ese instante, que el tomó su mano, caminaron alrededor de la embarcación, después de un rato en silencio, ella le dijo: "las velas son el espíritu de esta embarcación", el, la miro con adoración y le dijo: "nuestra embarcación, nos llevara a recorrer nuestro camino", el camino de la experiencia, que nos llevará más sabios a casa.

Ella se sintió emerger de la esclavitud a la libertad, mientras las palabras de su abuela se hicieron luz.



 

mas luces en casa de Ginebra Blonde desde su blog Varietés

 


 

miércoles, 6 de enero de 2021

este jueves un relato: regalos de reyes

 

Imagen tomada de la web


Detrás de los sueños, Simona descubrió una estrella que la guio por un sendero hasta el país de las Reinas y Reyes, que solo se manifiestan a la vista de todos, la noche del 5 de enero de cada año hasta el amanecer del día 6.

Comenzaba a escucharse los primeros compases de un vals, cuando llegó a la esquina del Bar de las causas perdidas, todos giraron a mirarla, es que realmente estaba preciosa, con su vestido de fiesta y el barbijo haciendo juego.

Como si fuera un baile de antaño, un caballero haciendo una reverencia se le acercó invitándola a bailar a lo cual ella acepto con una sonrisa. Los brillos que desprendía la luna iluminaban los pasos de los pies ligeros de ambos dibujando círculos perfectos.

     - Simona!! ¡Despierta ya!!!

     - ¡Por amor a mí, dime que aún estoy soñando y que tu no me estas despertando!

    - Lo siento dormilona, estabas soñando, ahora tenemos que preparar el bar para esta noche de Reinas y Reyes Magos. (A Simona se le agrandaron los ojos.)

     - Te veo en unas horas, no te tardes bella durmiente, se burló Laura.

Cuenta la historia que lo especial es que la noche del año nuevo, si la luna alcanza su máxima redondez, el cielo se viste de fiesta y alumbra los corazones de todos aquellos que levantan la mirada para contemplarla, entonces su magia se extiende hasta la noche de belén dejando descender a los Reyes magos para visitar a cada niño y niña del mundo y las Reinas, bendicen el amor que florece para dar comienzo a una nueva era.

Quien sabe que pueda pasar esta noche, por las dudas vístanse de fiesta…

¿Simona encontrará el amor?… 

…el amor de preparar los regalos para que no le falte a ningún niño y niña en su mundo onírico y en el nuestro.


regalos de reyes en casa de Mar