"Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor"
Gabriel García Márquez

sábado, 17 de julio de 2010

la poesía

Cuando desnuda el alma
se convierte en ángel
escuchando los sonidos
del majestuoso sentimiento
donde plasma su dolor
en alegrías y tristezas.

Con su complicidad
desvisto brillos en los ojos
que miran cautivos
en las olas del mar
en un cielo estrellado
en la compañera luna.

Se desnuda en caricias
de infinitos colores
haciendo eterno el amor
reclamando justicia
en la voz de
los que ríen
los que callan
los que lloran.