"Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor"
Gabriel García Márquez

sábado, 14 de mayo de 2011

la Calandria

Ha sido un día bonito, de esos que te regalan las tardes otoñales. Tardes que se visten de primavera y dan ganas de salir por las calles y plazas. Simona, que nada le disgusta más que el frío, aprovecho para dar un largo paseo. Mientras caminaba sobre el crujir de las hojas muertas caídas al piso, algo la sorprendió. ¡Oh! se le escucho exclamar, al ver a una linda calandria posada en el respaldo de un banco. Su imaginación no se hizo esperar, mientras se preguntaba en que se le parece. ¿En las ropas que usara este invierno, apagadas de grises y negros? ¡Lejos de todo el color de su vestido de flores, por donde se le vuelan las mariposas! Se sintió dudosa. Pero tiene la certeza que a ninguna de las dos, les faltara la voz y la creatividad. La calandria miraba a Simona. Mientras, en secreto, le confesaba que este invierno le cantará a todas sus dudas.






51 comentarios:

  1. Qué más da en otoño o en primavera. Que nos cante la calandria y se disipen nuestras penas.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola Cecy, que bueno que ya se haya normalizado blogger, no sin antes dejar algunos daños colaterales...

    Que hermoso minirelato, captas el interés con mucho suspenso...

    he escuchado decir que las Calandrias son bastantes pérfidas, espero que esta no lo sea y la voz de su cantar sea sincero... bueno de cualquier modo tarde o temprano Simona saldrá de dudas... ¡Suerte!

    Tú pues cuídate de las calandria

    Besos de Naty

    ResponderEliminar
  3. Creo que tu calandria te ama y proteje.
    Muy bien escrito y cautivante, como todas tus cosas, Cecy.
    Saludos y un abrazo a Argentina ya en otoño desde Dinamarca ya en primavera.
    Ian.

    ResponderEliminar
  4. así da gusto...con sintonía...

    ResponderEliminar
  5. Que lindas las dos.
    Con sus piquitos...

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Pues si lo mejor que en esta esplendida primavera nos lo alegre un poco más con una hermosa melodía de las que saben cantar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. que con sus piquitos le canten a las dudas las cuarenta!
    sin abandonar canto ni colores!
    besos

    ResponderEliminar
  8. Hermosas.

    Un abrazo
    Saludos fraternos..

    Que tengas un buen fin de semana..

    ResponderEliminar
  9. Tu habilidad escritural me ha hecho poder acompañar a Simona, y ver también la dichosa calandria.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. que cante siempre, que cante!
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Ropas de grises inviernos... Como siempre un placer.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Precioso post,
    un placer pasar por tu casa.
    te dejo mi saludo y feliz finde.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Esperemos que ese canto a las dudas, logre despejarlas, o por lo menos, permita amigarnas con ellas.

    Buen domingo

    Beso

    ResponderEliminar
  14. en un mundo tan incierto es importante tener certezas, aunque sean pocas. que sigan volando, simona y la calandria!

    ResponderEliminar
  15. Que vuelen las hojas, que se despejen las dudas, que el canto sea más que palabras y que se acuen los sentimientos

    Un abrazo querida amiga

    ResponderEliminar
  16. Que nos canten las dudas y las penas este invierno, así no pesan tanto.

    ResponderEliminar
  17. ¡¡que cante, que cante!! falta que hace la alegrìa,Simona sabe que no ha de faltarles la creatividad, y eso es grandioso, porque veces pareciera que tambien està escasa...

    abrazos amiga

    ResponderEliminar
  18. Tus post son tan dulces como tú.
    Yo no sé que es una Calandria, soy una ignorante pero sincera.
    Un abrazo enorme para ti amiga querida, nos hiciste falta en la junta.
    Besosssssssssss y me voy a investigar.
    mar

    ResponderEliminar
  19. Hola, te he visto en un blog amigo. Te he leído y me gustan las cosas que dices. Besitos.

    ResponderEliminar
  20. Querida Cecy:
    Tus palabras han pintado un hermoso cuadro otoñal en medio de la primavera, y has descrito un encuentro sutil y misterioso. Con esa sensación me quedo después de leerte. Besitos.
    Tadeo

    ResponderEliminar
  21. me gusta tu nuevo blog transparentemente vos

    ResponderEliminar
  22. Me pregunto porque los inviernos tienen que ser grises?????

    Yo les pongo color, sin ser mamarracha ja ja, pero eso si daré color para que mime mi alma.

    Deseo que los colores te acunen , a ti y a Simona, para que la vida les regale buenos momentos.

    Cariños

    ResponderEliminar
  23. Que tu calandria te cante poniendo notas de primavera en esta tarde de otoño, bello leerte, besos.

    ResponderEliminar
  24. Es la presencia la que trae esos regalos

    ResponderEliminar
  25. Me alegró leer a Simona en estos dias... porque Simona es una parte muy bonita de Cecy... y cuando escribe esa parte se siente siempre muy tierno!!!
    Besos siempre van a tu alma!!!

    ResponderEliminar
  26. Qué lindo post, amiga. Tan tierno... como vos!
    Viste que te copié la letra? Me encantó! Jaja.
    Besos tangueros.

    ResponderEliminar
  27. ¡Hermosos días los de otoño con sus hojas amarillas!

    Este otoño en particular me agrada mucho. Y si le agregamos el canto de la calandria...

    Besos y buena semana para vos.

    ResponderEliminar
  28. El tiempo amigo de la vida..

    Bella primavera escrita en otoño..



    Un abrazo
    Saludos fraternos.

    ResponderEliminar
  29. Cecy, la calandria canta y en suave melodia ahuyenta las penas. Bello relato amiga. Besos, cuidate.

    ResponderEliminar
  30. Preciosa tu forma de plasmarnos esa imagen.
    Saludos.
    Joker.

    ResponderEliminar
  31. En mi espacio: www.hablaspalabras.blogspot.com
    Hay un reconocimiento a tus bellas letras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. ¡Hola Cecy!
    Que chulada de relato, Simona la Calandria y la Duda... Has bordado este relato con frases tan bonitas… Como esas tardes otoñales que se visten de primavera, para dar un paseo por calles y plazas caminando sobre el crujir de las hojas muertas… A mi entender Cecy, es un precioso relato envuelto en prosa. ¡Me encanta! Son un placer tus letras.
    Te dejo un abrazo de agradecimiento y estima. Se muy feliz.

    ResponderEliminar
  33. He buscado qué es una calandria y cómo es, no la conocía, puesto que también puede ser una danza argentina...jaja.
    Simona estará vestida con los mejores trajes de la creatividad y la voz, durante todas las estaciones del año.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. Bello escrito.
    Tengo que confesar que tuve que buscar que es una calandria por que sospechaba que no te referias a las carretas en las que te pasean por el centro de mi ciudad...
    Que nostalgia, como los zenzontles de mi rancho supongo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  35. :)
    Quiero una calandria para mi jijiji.
    Besitos, que duermas bien.
    Bona nit
    Muackkkkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  36. A los grises de fuera hay que combatirlos con los colores de dentro.

    ResponderEliminar
  37. Es un placer pasar por tu casa. Me gustó mucho el relato sobre la calandria ( acá tenemos muchas).
    Abrazo. Jabo

    ResponderEliminar
  38. Que se cuide la calandria con ese gato avispado que anida junto al ratón, descubrió ya el minino que es de computadora el ratón y quieto lo deja. Parece mirar a la cámara, pero creo que mira a la calandria.

    Hola. me apunté entre sus seguidores del blog. Me gusta su blog, me gusta su literatura. Gracias. Me gustaría tenerte de seguidora en mi blog, me dicen que eso enlaza los blogs por Blogger, aunque alguien me dijo que no es cierto, y ahora no sé la verdad. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. La más bonita calandria para ti Simona, precioso.

    Besos

    ResponderEliminar
  40. Hola Cecy... sabes me quede de pronto observando la imagen de tu blog, y me dio un vuelco mi estomago.
    te cuento porque....
    h desde hace dos años y medio las mariposas tienen un significado muy especial en mi vida y a eso le agrego que desde ese tiempo volteo mas la mirada hacia el cielo observando la luna, buscando en alguna estrella la señal que en ella habita mi hija, de hecho escribi un poema dedicado a su memoria le titule... "la Luna y tu"
    y así como esta la imagen de tu blog, la imagino a ella iluminada por la luz de la luna y acompañada por ella.

    ResponderEliminar
  41. Hablé con un pájaro, pero no pudo enseñarme a volar.

    Un gran saludo.

    ResponderEliminar
  42. He estado buscando qué es una calandria, porque no sabía...

    Pues que este otoño te siente divinamente bien, acompañada de la calandria y su melodiosamente canto!

    Besitos!
    :)

    ResponderEliminar
  43. Cecy:
    Gracias por venir a mi blog y enlazarse. Espero seguirle la huella a sus letras. Me gusta su blog.

    GLOSA:
    Si alguien quiere puede visitarme a http://lahuelladelojo.blogspot.com

    Soy de Costa Rica.

    GRACIAS, Cecy, de nuevo: ¿conoces la letra de la canción mejicana de la calandria y el ruiseñor? Aquella que dice: voló, voló, voló y voló (la ingrata calandria se burló del ruiseñor).

    ResponderEliminar
  44. Saludos y un beso Cecy, cuidate. Gracias.

    ResponderEliminar
  45. Tras averiguar que era una calandria. Casi llegué a sentir que me arrullaba su canto invitándome a cerrar los ojos durante unos minutos para sumergirme en un apacible sueño reparador. Hermoso post. Enhorabuena te quedó muy bonito el blog. Un beso.

    ResponderEliminar
  46. No, "en las ropas apagadas de grises y negros" no, en la voz que sabe hablar con todas las demás aves en su mismo idioma interpretando empáticamente lo que dice cada una SÍ.

    Cuando yo era pequeño, mi madre me leía una poesía que se titulaba "El Romance del Prisionero", del Romancero Viejo, donde la Calandria tenía su protagonismo ("cuando canta la Calandria y responde el Ruiseñor")... yo siempre terminaba llorando porque un ballestero se la cargaba... siempre he estado en contra de los cazadores... y la Calandria me cae, por ese poema principalmente, muy muy muy bien desde siempre, y ahora, después de leer tu texto, mucho mejor.

    Un abrazo muy grande.

    ResponderEliminar
  47. Que nombre más bello tiene esta ave... ca lan dria... es musical como su propio canto... imagino la conversación, para los humanos vedada que habrán de sostener con Simona.
    Nuestros hermanos animales son un obsequio divino, siempre!
    Mi abrazo para ti Cecy!

    ResponderEliminar
  48. acaso se parecen en el canto libre al sol y el valor que posee para ser feliz en esta selva de cemento...
    la calandria trae unas hojas mas para cubrir su nido en este invierno...sera ...y pasara.

    ResponderEliminar
  49. Que hermoso texto. Muy dulce.
    ME gusta mucho como escribís.

    ResponderEliminar